martes, 25 de noviembre de 2014

Cosmin Moți, el héroe que salvo a su equipo bajo los palos.


El día en el que el espíritu de Duckadam entró en Moţi.



Cuando todo podría pensar que este post sería sobre el portero del equipo búlgaro, vas y te encuentras con ese momento épico, heroico y de los que te hacen pensar, que el fútbol tiene a veces momentos para guardar en la memoria, todo esto lo guardará en su cache, los aficionados del Ludgorets y sobretodo el héroe de aquella noche, el día en el que Moţi juro venganza.

Por George Olmos (@george_olmos)

En esa época en la que los niños bajaban a la calle, en la que se hacían porterías con dos mochilas o con los jerséis, para jurar que ese día alguien se iría a casa con la sonrisa o con el malestar de perder en un partido, en el que siempre ganaba el que marcará uno más o hasta que el dueño del esférico dijera que se llevaba esa pelota, porque era suya. En las calles de Reşiţa los niños seguro pensaban en jugar en los grandes del fútbol rumano. En casa de los Moţi, el pequeño Cosmi veía a esos diablos de rojo, aquel Dinamo,  e intentó con tesón y ahínco llegar a ponerse esa camiseta y lo más importante ganar ese “Marele Derby” ante el Steaua, fuera como fuera, seguro que en aquella eliminatoria de Champions League, el central llevaba bajo su camiseta verde o en la piel, esa camiseta roja del Dinamo, a fe que su venganza se vio saciada, pero no fue marcando goles, sino deteniendo las acometidas del  que fuera campeón de Europa desde bajo los palos y escribiendo una pagina de heroicidad para el final de los tiempos de un pequeño equipo, el Ludogorets.

Y ¿como ocurrió todo aquello?, pues viajemos a un partido de fase de grupos, 31 equipos con su plaza y tan sólo uno le faltaba coger plaza para la gran competición, Ludgorets o Steaua compraban sus boletos para la gran lotería, el equipo búlgaro, de la ciudad de Razgrad, la más grande de la región de Ludogoria (son 33.000 habitantes) y de ahí proviene su nombre, cuya traducción literal que hacen los búlgaros de Ludogoria es bosque loco o bosque salvaje, esperaban que su numero saliera el ganaron  y como esa traducción todo lo que sucedió en el Ludgorets Arena , fue bastante loco o salvaje, algo para recordar.

Los “Eagles”, como se les llama a los aficionados del equipo de Razgrad, buscaban ese gol que les llevará a soñar, lo necesitaban, tan sólo para seguir soñado. Todo iba a un final donde Moţi perdería su derbi particular, pero en el minuto 90 su compañero Wanderson marcaba e igualaba la eliminatoria, el fútbol les daba una oportunidad.



En el minuto 119 de la prorroga el arbitro expulso al cancerbero Stojanov, no había cambios, qué podía hacer el equipo búlgaro, quién tomaría la gran decisión de ponerse los guantes, quién podía intentar por todos los medios que ese sueño no acabará, tanto remar para no llegar a la orilla, no era momento para rendirse.

Y allí apareció el central Cosmin Moţi, decidido se puso los guantes y se dispuso a que todo lo que habían luchado no hubiera quedado en saco roto. Terminaba el encuentro, el rumano había parado las acometidas de sus compatriotas, nadie podía batirle, pero…llegaban los penaltis, la terrible moneda en el aire que decide si alguien puede reír o llorar. 

Allí el numero 91 en su espalda, el de su compañero Stojanov, se puso los guantes y en ese momento como si fuera aquel Duckadam en la final de Sevilla, en ese momento los más de 180 kilómetros que separan la ciudad de Cosmí (Reşiţa) de los de Duckadam (Semlac), se hicieron ínfimos, el espíritu del gran portero, bigotón empezó a crecer en Moţi, pero antes de ponerse la capa de héroe, se dispuso a ser el primero que le diera confianza a sus compañeros, marcó el primero de las suertes máximas y como si fuera Grobbelaar o Dudek, empezó a distraer a los contrarios, moviendo los brazos, bailando, seguro que por un momento recordó aquellas tardes en las que la llamada de mamá  se convertía en ese pitido final, seguro que por un momento recordó cuando le tocaba ponerse, un grito en su memoria “Te toca”, pero esos bailes, movimientos, espasmos, no surgieron efecto en el primero, aunque estuvo apunto de lograr que surtiera efecto.


Duckadam, Copa de Europa de 1986, paró cuatro penatis en el Pizjuán al Fc. Barcelona.

Wanderson que había dado esperanzas a los búlgaros, veía como se el caía el mundo encima, fallaba su penalti, no pasaba nada, él sabía que era su noche, que estaba escribiendo una pagina en la historia de la Champions, Cosmin Moţi volvería a alzar los brazos de sus compañeros y aficionados en las gradas, Parvulescu vio como su compatriota se lanzaba a la derecha y desviaba el balón, todo igualado, nadie salía de su asombro, lo había parado, los malos farios, las malas cartas se volvieron en suerte de cara.

Todo seguía su cauce, nadie fallaba, llegaba la muerte súbita y en ese momento si que se puso la capa de súper héroe el bueno de Moţi, Rapa, lateral derecho, se disponía a marcar y acabar ya con todo, el improvisado portero se movía de lado a lado, la guerra psicológica comenzaba, lanzamiento y en ese momento el tiempo se paró, voló hacía su derecha y como si fuera Sevilla, final de la Copa de Europa, el espíritu de Duckadam entró en Moţi y atrapo el esférico, la locura en el campo búlgaro, Cosmin Moţi corrió a las gradas, salto, festejo y dio un boleto para el sueño a su equipo.


Ese niño, viendo al que era su héroe, quien les hizo soñar. 

El central rumano quedará para los anales de la historia del Ludgorets, una de las gradas del campo de los “eagles” se llamará en su nombre, los siete años que pasó enfrentandose en aquellos  “Marele Derby” y volvió a ganarles.

Tras aquel hito, volvió a ver a sus compatriotas con la selección en una nueva convocatoria, a su vuelta a Bulgaria sus compañeros le tenían un regalo en el vestuario, en su taquilla le esperaban unos guantes, recuerdo del día en el que Cosmin Moţi se dispuso a no dejar caer a sus compañeros.


sábado, 22 de noviembre de 2014

Arthur Milton el hombre que lloró con Bill Shankly.


Arthur Milton la historia detrás de una foto. 




Si habido una foto que pasarán los años seguirá como si por ella el tiempo no pase, es la de aquel supporter del Liverpool que sucedió en 1974 en una Charity Shield, aquel seguidor que lloro y pidió al técnico escocés que no se fuera del club que hizo grande es Arthur Milton, he aquí la historia de aquella icónica imagen.

Por George Olmos (@george_olmos).

Se dice muchas veces que una imagen vale más que mil palabras, pues está imagen hablo para cientos de miles de aficionados del Liverpool.  Este momento es para un supporter Red, Arthur Milton, que abrazándose al gran entrenador le pedía que reconsiderada la opción de dejar el banquillo de Anfield.

Aquella imagen fue realizada por el fotógrafo de Liverpool EchoStephen Shakeshaft, en Wembley tras la Charity Shield de 1974 contra el Leeds, aquel 1-1 que vio como Billy Bremner y Kevin Keegan eran enviados antes al túnel vestuarios tras una discusión que acabo con golpe en el mentón del genial jugador al marrullero del Leeds. Los Reds ganaron por 6-5 en la tanda de penaltis.


Es esta fotografía que ha resistido la prueba del tiempo.

Milton al ver aquella instantánea decía “La expresión de mi cara es clara. Yo adoraba a ese hombre desde el fondo de mi corazón. Pensé mucho en él cuando corrí y le abrace así. Esas son lagrimas de verdad”

Un par de pintas antes del partido en el pub “Torch” cercano a Wembley Way ayudaron a que el miedo no fuera tal al saltar al campo. De lo contrario ese acto espontaneo, que sale del corazón de un kopite no hubiera sido tal. "Aunque yo estaba destrozado cuando Shankly anunció retirada. Yo no tenía la intención de saltar al terreno de juego."



Así lo recuerda Milton desde su casa en Dongen, Holanda, donde ha vivido desde hace más de 30 años.  “Recuerdo haberle visto venir al finalizar el encuentro a la zona de los aficionados Reds. Eso fue todo. Yo no sabía que me había pasado. Lo siguiente que recuerdo es estar en campo y abrazándole y diciéndole “No te vayas Bill. Por favor no te vayas” a lo que él me dijo “No te preocupes muchacho, Yo todavía estoy en Liverpool”, aquel hombre con 28 años, estaba llorando entre aquellos 67.000 espectadores que estaban en Wembley”



Milton fue aquella final con un atuendo bastante peculiar, él y sus amigos fueron ataviados con trajes blancos de una fabrica de tubos de Skelemersdale, donde él estaba trabajando entonces, Milton y un par de compañeros Reds, Ray Buck Y Harry Thomas se dedicaron a diseñar sus trajes con varios motivos Reds para la ocasión, al igual que los sombreros que se ven en aquella icónica imagen.

Milton dice que estos mismos trajes de “faena” los llevaron al partido homenaje a Shankly “Nosotros llevamos aquellos trajes una temporada más tarde en su partido homenaje Esta vez hicimos un banner que Ray había llamado 'The Road To Glory'. Tenía todo lo que Shankly había ganado. Normalmente nos solíamos ir a The Kop, pero esta vez sólo pudimos conseguir entradas en la esquina de Kemlyn Road  para ese día. Shankly al pasar junto a aquel banner levantó la vista y nos vio.



Shankly se detuvo e hizo una señal para nosotros “ustedes tres al "players lounges" después” Fuimos a la entrada jugadores, por supuesto, él nos dio la bienvenida en la fiesta posterior. Fue increíble. Había todo tipo de gente de allí, los jugadores y los entrenadores, pero él se quedo allí con nosotros durante una buena media hora hablando de fútbol”.

Milton, que ahora es un sexagenario, mira atrás y recuerda cuando con tan sólo cuatro años fue a su primer partido a hombros de su padre, desde aquel momento por sus sangre empezó a recorrer el sentimiento Red. Cuando él llego a los 12 años el Liverpool andaba estancado en las aguas de la Second Division.



El despropósito y el dinero estaba encallando al equipo de Liverpool, pero entonces en ese momento fue nombrado Bill Shankly como manager “Recuerdo estar pensado nunca vamos a salir de aquella división. Cuando Shankly llegó sabía casi de inmediato que lo haríamos. Sólo hizo falta un par de partido para que  nosotros estuviéramos cantando en “You'll Never Walk Alone”. Anfield era increíble con aquella energía que nuestro nuevo manager había traído”

Teníamos la sensación especial de que algo especial iba a ocurrir. Todo el mundo en aquel lugar cantando antes del partido y hasta el final, canciones como “She Loves You” de The Beatles, éramos felices con lo que estábamos haciendo”.

Milton recuerda la cercanía que tenía Shankly hacía el aficionado Red "Desde el primer día siempre veías a Bill Shankly fuera del campo, hablando con los fans, yendo a lugares de Liverpool . Él siempre era 100 por ciento así. Es necesaria la cercanía de un manager. Paisley o Fagan no eran tan locos como Billy pero ellos eran el mismo tipo de personas. Es por eso que él éxito continuo después de él dejarlo”




La leyenda de Bill Shankly vive en cada lugar de Liverpool, en cada rincón de Anfield, cuando a Milton le pregunta por Shankly “Yo simplemente les digo que se fijen a los pies de la estatua de Anfield, “He made the people happy”. Él nos amaba y nosotros a él. Esa foto en Wembley no es sólo conmigo. Es con los 26.00 kopites que allí estábamos. Yo sólo conseguí acercarme lo suficiente para decirle lo que todos queríamos decirle” .








miércoles, 19 de noviembre de 2014

El Liverpool podría estar hasta el 2015 sin Daniel Sturridge.


Los malos augurios se hicieron realidad



Ayer tras un nuevo revés con noticias de que el delantero había recaído de su lesión, todos esos malos augurios, se hicieron realidad, el Liverpool se queda seis semanas sin el delantero centro, Rodgers lleva sin poder utilizar a su delantero desde  finales de Agosto, la pesadilla sigue. 

El entrenador no está contento con otro varapalo, cuando parecía que volvería este fin de semana, otra vez volvía a recaer, en TalkSport un allegado al entrenador, Alan Brasil comunicaba que Brendan Rodgers estaba empezando a perder la paciencia.

En conversación en TalkSport decía “He escuchado que el staff. No quiero decir quién pero, está un poco harto con lo que está pasando con Sturridge.” El presentador le preguntó que sobre quien del staff a lo que Brasil dijo. “Bueno vamos a ponerlo de esta manera. Creo que Brendan está muy, muy molesto… Quiero decir ¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué está él (Sturridge) siempre lesionado?”. 

Y es que el delantero desde que firmó por el Liverpool ha tenido 13 lesiones.



Por lo que el delantero de 25 años, si todo es como parece que va ser se perderá los siguientes partidos: 

Crystal Palace (A) - 23 de noviembre
Ludogorets (A) - 26 de noviembre
Stoke (H) - 29 de noviembre
Leicester (A) - 02 de diciembre
Sunderland (H) - 06 de diciembre
Basilea (H) - 09 de diciembre
Manchester United (A) - 14 de diciembre
Bournemouth (A) - 17 de diciembre
Arsenal (H) - 21 de diciembre
Burnley (A) - 26 de diciembre
Swansea (H) - 29 de diciembre
Leicester (H) - 1 de enero

Sólo nos queda mandarle todo nuestro apoyo y esperar una pronta recuperación.


YNWASturridge.

Accede a la noticia:

Actualización en el día de hoy de la nueva lesión de Daniel Sturridge – vía LiverpoolFC -

martes, 18 de noviembre de 2014

¿Mosh a Balotelli?



¿Mosh a Balotelli?



Tras haber atraído vuestra atención sobre la palabra en cuestión, muchos estaréis pensando que hemos pensado en algo raro, una palabra para definir alguna correería nocturna del delantero italiano o que es un nuevo método de traspaso para quitárnoslo de encima, eh. 

Por George Olmos (@george_olmos)

Nada parecido, estos días tras sucederse su lesión con la selección italiana, una nueva oportunidad de reivindicarse, una nueva confianza por parte de un entrenador, tras sucederse las noticias de su mala suerte y pensando en aquella frase de Christian Vieri y su maldita “gamba”, me dije que no podía tener más mala suerte el 45, parece que el vudú está haciendo efecto, no ha entrenado con la mejor  de las suertes en Anfield y su “gamba” no encuentra marchamo de gol , pero de ahí a leer que era una buena noticia va un mundo, no seré el adalid de defender su pasividad en el campo y decir que todo va bien, pero el delantero vive del gol y ahora “Súper Mario” ha bajado muchos niveles en este juego, ha comenzado de cero, tiene que bajarse ese parche o volverán las voces de hablar más de lo de fuera que lo que pasa en el tapiz, cada día pierde un poco de confianza por los que no van a Anfield, aunque sigue sonando los sones de su canción, como dijo Benítez estos días "Los aficionados del Liverpool  son leales, si trabaja en el campo, entonces lo apoyarán", no le falta razón, con trabajo todo llega.

Tras leer aquellos deseos de ganas de que el palermitano no estuviera ante el Crystal Palace, pensé en esos conciertos, donde las estrellas hacen “Stage Diving” O “Mosh”, esto es cuando la estrella se lanzan desde el escenario y los que allí abajo están lo sujetan, lo llevan en volandas, me imagine que en ese momento en que Mario se lanzará, muchos se quitarían, dejándole caer y aunque ahora el italiano está en esa época en la que parece que estamos ante la decimoquinta vez en la que suena su canción, yo me pondré debajo a parar el golpe, sabemos que la confianza se va terminando, pero nunca hemos sido de abandonar a los nuestros en la deriva.



Claro que no es Bruce Springsteen, eso se gana con los años, pero yo ahí estaré.


sábado, 15 de noviembre de 2014

La frase del día: Shankly hablando de Ron Yeats.






"Jesús, tu debes medir 7 pies de alto" y él le contesto "No, mido 6 pies de alto" a lo que Bill Shankly le dijo "Bueno,suficiente para mi" "


- Bill Shankly-, Rowdy Yeats fue capitán del Liverpool durante 10 años, defensor muy corpulento jugó 454 partidos con el Liverpool. Una Liverpool Legend. Sirva está frase como regalo de cumpleaños en el día de hoy . 



jueves, 13 de noviembre de 2014

The Beatles: De Liverpool al mundo. Una historia de coincidencias increíbles.



Los Beatles conquistaron USA hace 50 años. 



En este 2014 se han cumplido 50 años de la aparición televisiva de The Beatles en el popular show de Ed Sullivan. ¿Pero cómo logró un joven cuarteto de Liverpool, sin apenas experiencia, convertirse en un fenómeno mundial sin precedentes? El punto de inflexión fue retransmitido para 73 millones de personas por la CBS un 9 de febrero de 1964. Pero antes de eso sucedieron cosas increíbles…

Por Fernando Montero (@nandomb)

Tras lograr publicar su primer sencillo en el Reino Unido en el año 1962 –Love me Do– , la banda consiguió colocar tres números uno en las listas británicas a lo largo del siguiente año. Esto permitió al Daily Mail acuñar el popular término “Beatlemania”. 



No obstante, a pesar del éxito a nivel europeo, el grupo no había logrado aún conectar con el mercado estadounidense. Capitol Records consideró que los chicos de Liverpool no serían del gusto americano y rechazó publicar sus discos. Brian Epstein, manager del grupo, confiaba bastante más en ellos e intentó llevar la Beatlemania a través de dos pequeños sellos… sin éxito.

Entonces, sucedió la primera coincidencia increíble…

El grupo regresaba a casa tras una gira por Europa a finales de 1963. Como era habitual, una marea de fans que buscaba ver de cerca a sus ídolos los esperaba en el aeropuerto. Entre esta muchedumbre de gente, esperando embarcar en un vuelo con destino a New York, se encontraba el famoso presentador de la CBS, Ed Sullivan. Anonadado por la recepción que esos cuatro chicos habían recibido, habló con Brian Epstein para tratar de llevar el grupo a su show televisivo. La fecha pactada para la presentación de The Beatles ante América y ante el mundo, fue el 9 de febrero de 1964.



Sin embargo, el grupo seguía sin lograr penetrar en el mercado americano. Love me Do, From me to you, She Loves you… todos los singles que habían sido número uno en Reino Unido, habían fracasado al otro lado del Atlántico. Quizás por esto, se dice que Paul McCartney era reticente a esta aparición en el show de Ed Sullivan, al no sentirse cómodo sin un tema de éxito que los respaldase en dicho mercado.

Tres meses antes de lo pactado, las cosas iban a pintar aún peor. Irónicamente, fue la propia CBS la que preparó un hiriente reportaje sobre los cuatro de Liverpool, en el que se mofaban de John, Paul, George y Ringo por lo que ellos consideraban un éxito fatuo, fruto de un buen corte de pelo y del desconocimiento de sus fans. El reportaje, para alivio del cuarteto, fue emitido la mañana de un 22 de noviembre, en un horario de poca audiencia. No obstante, la idea era repetirlo ese mismo día en 'prime time' para llegar a un mayor público.

En ese momento, sucedió una segunda coincidencia aún más increíble…

Pocas horas después de haberse emitido el reportaje, John Fitzgerald Keneddy fue asesinado. La CBS, como el resto de cadenas americanas y mundiales, se centraron por completo en esta tragedia y el escarnio público al que los Beatles iban a ser sometidos en horario de máxima audiencia, no se llegó a producir.



El resto, es historia. The Beatles lograron su primer número uno en Estados Unidos con I Want to Hold your Hand y, su aparición en el show de Ed Sullivan el 9 de febrero de 1964, tal como estaba pactado, supuso un récord de audiencia a nivel mundial: 73 millones de personas vieron a John, Paul, George y Ringo interpretar en dos actos: All My Loving, Till There Was You, She Loves You, I Saw Her Standing There y la ya mencionada I Want to Hold Your Hand.

Ah! Y durante ese frío día de invierno se encontraba entre el público que presenciaba en directo el show un joven de 15 años llamado Al Gore… sí, el mismo Al Gore que acabaría siendo vicepresidente de unos Estados Unidos que, sin saberlo, habían visto como la muerte de su presidente había "salvado" la imagen de los Beatles en dicho país. Otra coincidencia increíble.


Los Beatles conquistaron USA





martes, 11 de noviembre de 2014

Robbie Fowler: "Balotelli tiene que concentrarse en su fútbol, olvidarse de las travesuras fuera del campo y correr un poco más"


Robbie Fowler: "Balotelli tiene que concentrarse en su fútbol, olvidarse de las travesuras fuera del campo y correr un poco más."



La leyenda del Liverpool que marcó con la camiseta Red 183 goles, fue entrevistado para la revista “Four Four Two” en le que repaso la actualidad y pasado del Liverpool, os traemos lo más interesante de la misma, palabra de leyenda, amen.

Redacción Esto es Anfield.

Stan The Man su gran compañero en el ataque.

Muchas parejas de “baile” han sido las que le ha tocado al genio de Toxteh, el delantero tuvo parejas muy distintas y un compañero ideal para él. “Yo era uno de esos jugadores que podía jugar con cualquiera, así que me divertí realmente con ellos, Michael Owen era fantástico, Emile Heskey fue un jugador fenomenal y me gusto jugar mucho con ellos. Aprendí mucho con Ian Rush. Estaba nervioso al jugar con él, pero me ayudo mucho. En el Leeds me adoraba jugar con Mark Viduka. Pero si tengo que elegir mi mejor compañero, entonces tendría que ser Stan Collymore. Marcamos muchos más goles que con nadie con el que jugué. Así que tiene que ser Stan."


“Brendan Rodgers es un gran manager”

La salida de Suárez dejo en las arcas del Liverpool dinero que se debía gastar en la plantilla, para Fowler se debía reforzar el equipo de Rodgers: “El problema de la pasada temporada fue la falta de profundidad en el equipo. Brendan es un manager increíble y es una garantía de que lo va hacer bien. El Liverpool está luchando en cuatro frentes, por lo que el equipo debía ser mucho más amplio que el año pasado”.

Balotelli, un misterio para Fowler.

Mario Balotelli está en boca de todos y quien mejor que él para hablar de perforar las mallas de las porterías de la Premier League “Por la razón que sea no está funcionando hasta ahora. Pero Balotelli es un talento fantástico, ha marcado goles en todos las partes donde jugó” y le da un consejo para aplicar en este tiempo “Balotelli tiene que concentrarse en su fútbol, olvídate de las travesuras fuera del campo y correr un poco más. Estoy seguro que será un buen jugador para el Liverpool“


Fowler “No creo que estamos tan mal como nos hacen ver”

Para Robbie Fowler cree que se está exagerando en lo que sucede este año al Liverpool, en comparación con otros clubs de la Premier, además de las voces de la compra de jugadores para el mercado invernal: “Ves al Premier League y el Chelsea es tal vez el único equipo destacado. El Arsenal ha tenido resultados indiferentes, United y City han tenido también indiferentes resultados. Pero mira, vamos a poner las cosas en la perspectiva de aquí. Estamos en cuartos de final de la League Cup, esperamos pasar la siguiente fase de la Champions League que está en nuestras manos y estamos cerca del top four. Por lo que la temporada no es un desastre todavía.”



Un jugador que ha dado un paso adelante y que está llamado a grandes metas es Raheem Sterling, para Fowler no es bueno presionar a los jóvenes: “Hay fantásticos jugadores en la Academy del Liverpool, pero no me gusta meterles presión. Un jugador que ha crecido es Raheem Sterling, pero la gente olvida lo joven que es. Él será un jugador destacado para el Liverpool, fue el mejor jugador en Inglaterra en al Copa del Mundo. Él es muy joven y aún tiene que mejorar”. 

Para terminar la entrevista se le preguntó por la opinión sobre la “alegría” de ver luchar al Manchester United, la leyenda fue claro “No estoy interesado en absoluto en como lo están haciendo para ser honesto. Quiero que al Liverpool le vaya bien y no me preocupo por los otros equipos.  Mi prioridad es siempre el Liverpool“

Accede a la noticia: 

Robbie Fowler en Four Four Two  -in english - 


lunes, 10 de noviembre de 2014

No fui a San Mamés


No fui a San Mamés.




José Antonio Pastor (@Paxtor64)

Bilbao, 1983, Noviembre, seguro que ya haría frío, como suelen decir, “haría biruji”, día de difuntos, pero llegaban a la ciudad de bizkaia, el gigante inglés, el Liverpool, equipo de equipos y se enfrentaba contra el campeón español, dirigido por Javier Clemente que casualidades de la vida había debutado en 1968 en San Mamés ante el conjunto Red, pocos sabían que meses después aquel gigante se haría enorme en Roma. José Antonio Pastor, veterano en estas lindes, que no mayor, aficionado, socio del Athletic y gran seguidor del Liverpool, a quien mejor que pedirle que nos hablará de aquellos años, de aquella eliminatoria. La veterania es un lujo que muy pocos llevan con tan buena planta como nuestro gran escritor, pronto os hablaremos de su libro, ya lo dice en su perfil de Twitter: "Guionista. Antiguo y Buen hombre. Del Athletic y del Liverpool. Aupa!" A buena fe que es buen hombre y buen escritor.


Por aquel entonces andaba yo trabajando otros menesteres, concretamente los menesteres tenían nombre de mujer, y aquella me obligaba a pasar de 16:30 a 21:30 estudiando Derecho Civil, Fiscal, Penal y cantando:

Viva el Derecho Romano,
Viva el Derecho Romano
que al esclavo manumite
y a la esclava “mitemanu”
Tolón, tolón .

En esas andaba yo…Sigue siendo curioso que de los tres amores que se la jugaban aquella tarde de 1983, dos los conservo y ninguno se llama Angelita… Y el hecho de que no viera el partido deja bien a las claras quién era el esclavo.

Liverpool- Athletic- Liverpool

Recuerdo que tuve que ver el partido en el comedor y solo. Hacía tiempo que mi hermano y yo estábamos condenados al exilio a la hora de ver un partido del Athletic en presencia de mi padre, pues no nos toleraba los consuetudinarios agravios que utilizábamos contra la profesión de la madre y el colon del padre del árbitro, a los consanguineos de estos les mandábamos a hacer prácticas de griego. Mi hermano concretamente, arrastraba una orden de alejamiento del salón familiar desde 1977 debido a una actuación del trencilla de turno, con decir Guruceta lo digo todo.



Noriega ante Grobbelaar, no pudo batirle.

La verdad es que aunque leyendo las crónicas del momento pareciera que el Athletic hizo un partido digno en Anfield el 19 de octubre (0-0), mi recuerdo es muy diferente. Nunca he pensado que aquel equipo de Clemente jugara al “patapum y p´arriba”, pero en el partido de ida la imagen fue lamentable, el “clementaccio” formando dos barreras infranqueables con tan solo Sarabia corriendo como pollo sin cabeza buscando un bombeo… No fue imagen de un Athletic que era txapeldun. No.



Javier Clemente entrenador en aquella época del Athletic, debutaba justo en un partido Athletic - Liverpool 1968

¿Y el Liverpool? Pues como el esclavo de la canción, buscando mitemanu a una muchacha bastante melindrosa y estrecha que se bajaba la falda a cada embestida del mozo scouser.

Yo mismo reconozco un sentimiento de inferioridad cuando llegábamos a Europa, nos venía grande pese a Zubizarreta, Goiko, De Andrés, Urtubi, Sarabia… hasta jugó Argote aún…




Grobbelaar y Zubi, dos porteros que fueron mitos en sus respectivos equipos.

La vuelta en San Mames fue húmeda, densa de Farias, ambientazo forofogoitia, bocata tortilla y Pozas a reventar, e insisto, pese a las crónicas de la época recuerdo el partido como una muerte anunciada. Hablan de fulgurantes contrataques del Liverpool. Fulgurante; que fulgura… ¡Qué va! No, no fue un partido en el que brillara nada, ni resplandeciera, ni en el que nadie despidiera rayos de luz, pese a la camiseta amarilla de los “reds”. Bueno, quizá sí, y ese fue Rush, porque ese día Rush no cabeceó, eso fue un auténtico testarazo de diccionario enciclopédico Espasa-Fútbol (golpe di testa como dijo el narrador italiano)

Véanlo, el centro de Kennedy (ya sabía que el galés estaba allí… porque siempre estaba), luego la potencia del salto, el giro que hace con la cabeza marcando los tiempos, la fuerza que imprime al balón, picado, que bote y que Zubi lo salude al pasar… Perfecto.




El Liverpool nos venía muy grande, gracias a Grobelaar, Neal, Dalglish, Souness, Rush...hasta jugó Robinson aún…

Fue una eliminatoria decepcionante para Anfield y San Mamés.


Yo recuerdo que fui en cierta ocasión a una boda de alto copete al mejor restaurante de Madrid…y pedí alubias de Tolosa con morcilla y todos los sacramentos. Pues parecido, porque yo esas tardes de fútbol sólo pedía un “Bacalao, bacalao, bacalao” del gran José Iragorri… y ni eso…



domingo, 9 de noviembre de 2014

Liverpool 1-2 Chelsea


Estamos en problemas. 



FICHA DEL PARTIDO.

8 de Noviembre  del 2014

Liverpool 1-2 Chelsea

LIVERPOOL: Mignolet, Glen Johnson, Moreno, Lovren, Skrtel, Henderson, Gerrard, Can (70’), Coutinho (70’), Sterling, Balotelli (70’)

Banquillo: Jones, Toure, Lucas, Allen (70’), Lallana, Borini (70’), Lambert (79’).

CHELSEA: Courtois , Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta, Matic, Fàbregas, Ramires (54'), Oscar , Hazard (95'), Diego Costa (90')

Banquillo: Cech, Filipe Luis (95’), Drigba (90’), Zouma, Mikel, Willian (54’), Remy

GOLES:

1-0 Emre Can min.9
1-1 Gary Cahill min.14
1-2 Diego Costa min.67

ARBITRO:  Anthony Taylor amonestó por parte del Liverpool a Balotelli y Sterling, por parte del Chelsea a Courtois, Ivanovic, Matic, Oscar, Diego Costa.

ESTADIO: Anfield, 44,698 espectadores.




1-0 Emre Can min.9



1-1 Gary Cahill min.14



1-2 Diego Costa min.67



LIVERPOOL 1-2 CHELSEA


Total Disparos: 12       Total Disparos: 15
   Disparos a puerta: 4   Disparos a puerta: 5
Córners: 5       Córners: 7
Faltas: 9       Faltas: 12
Amarillas: 2      Amarillas: 5
Rojas: 0           Rojas: 0
Posesión: 59%   Posesión: 41%

MINUTO A MINUTO.
COMIENZA EL PARTIDO.
Min.9 GOL, Emre Can (Liverpool)
Min.14 GOL Gary Cahill (Chelsea)
Min.42 Tarjeta amarilla Raheem Sterling (Liverpool)
FINAL PRIMERA PARTE min.45+1
COMIENZA SEGUNDA PARTE.
Min.48 Tarjeta amarilla Branislav Ivanovic (Chelsea)
Min.53 Cambio Chelsea entra Willian sale Ramires.
Min.64 Tarjeta amarilla Mario Balotelli (Liverpool)
Min.67 GOL Diego Costa (Chelsea)
Min.68 Tarjeta amarilla Nemanja Matic (Chelsea)
Min.69 Cambio Liverpool entra Fabio Borini sale Phillipe Coutinho.
Min.69 Cambio Liverpool entra Joe Allen sale Emre Can.
Min.79 Cambio Liverpool entra Rickie Lambert sale Mario Balotelli.
Min.82 Tarjeta amarilla Oscar (Chelsea)
Min.87 Tarjeta amarilla Diego Costa (Chelsea)
Min.90 Cambio Chelsea entra Didier Droga sale Diego Costa.
Min.93 Tarjeta amarilla Thibaut Courtois (Chelsea)
Min.95 Cambio Chelsea entra Filipe Luis sale Eden Hazard
FINAL DE PARTIDO 90+6