miércoles, 17 de agosto de 2016

From The Pub: La quiniela de EEA


La Quiniela de Esto es Anfield.

Antes del arranque de temporada los redactores de EEA tiraron sus cartas, dieron un vistazo a la bola de cristal o sencillamente se la jugaron con lo que les dijo el corazón, la cabeza o todas esas pintas tras una larga noche entre amigos en el pub. Después de una impredecible temporada 2015/16, decidimos probar suerte de nuevo para ver si acertamos el destino de nuestro equipo, y el de algún otro...

 Joxe María Zabala @OneClubMan: Optimismo puro

 

Jorge De Castro @jorge_decastro : Algo de mesura y con recado a los vecinos 


George Olmos @george_olmos: Nada al rival


Javier Cordero @Javi15195: El escenario un tanto amargo 


Jesús Ruíz @jruiz8888: La apuesta a la sorpresa 

 
 
José María Azuaga @JM_Azuaga: Apuntando alto y sentenciando a Pullis.

 
 
Luis Gutiérrez @Luis_JFT96: ¿Pesimismo u objetividad?

  
Sergio Montañés @SergioMontanes7: La ventaja de no estar en Europa 



¿Y la tuya? Mándanosla, te dejamos la plantilla, pon tu nombre al final y desde donde nos escribes.

Porra Premier League 2016/2017:

1º:
2º:
3º:
4º:
5º:

18º:
19º:
20º:

Equipo revelación:
Equipo decepción:
Entrenador del año:
MVP Premier 2016/2017:

Liverpool:

Mejor jugador Liverpool:
Máximo goleador:
Mejor defensa:
Mejor centrocampista:
Jugador revelación LFC:

martes, 16 de agosto de 2016

La opinión sobre el Arsenal 3-4 #LFC: La máquina SI funciona




DÍA 1. La máquina SÍ funciona.

Por Javier Martínez (@JaviMartinez82)


Les voy a proponer que soñemos juntos. Sí, sé que es muy pronto, que aún falta rodaje o que “no es cómo se empieza, sino cómo se acaba”. Todos esos tópicos, los sé. Solo les pido que por un momento localicen uno de esos vídeos de “highlights” que rondan por internet y que le echen un vistazo. Les espero, no tengo prisa. (Siga leyendo una vez haya visto el vídeo).

Ahora que usted se ha unido a mí en esto de soñar despierto y demás, encontrará varias razones de peso que alimenten la teoría de un Liverpool más perfecto que la temporada pasada. La losa de no tener un goleador nato desde la marcha de Luis Suárez, o las pocas oportunidades que se le han brindado a Christian Benteke, repartió el olfato goleador entre jugadores que promedian 10-11 goles por temporada. Eso, si me permiten, no lo podemos llamar “nueve puro” o “killer del área chica” (Véase los 59 goles que la temporada pasada registró Luis Suárez con el Barça).

En cambio, existen varias razones por las que se puede atisbar un Liverpool más perfecto. La primera y fundamental es la velocidad. Con un Sturridge que, seamos sinceros, ya no es lo que era o queríamos que fuera, y un Sterling que prefirió afincarse en la parte azul de Manchester, los de Klopp no tenían ese “punch” que ahora ofrecen Sadio Mané o Georginio Wijnaldum. La segunda: la recuperación de Divock Origi o Danny Ings que se unen al club de los jugadores de más de 10 goles (Firmino, Coutinho, Mané, Wijaldum, Sturridge,…). La tercera y más importante: las incorporaciones de Joel Matip o Ragnar Klavan que aportan a la defensa un valor añadido.

Con toda esta introducción, el bendito caos vivido ayer en el Emirates en el que Coutinho demostró que sigue en plena forma, en el que Firmino o Lallana estuvieron en todas y en el que Mignolet nos siguió regalando una de cal y otra de arena, no es más que el perfecto guión de una película a la que le restan 37 jornadas de Premier League. 

Deja vú. Coutinho sacó a relucir su magia en el día inaugural como la campaña pasada.
 
El encuentro comenzó con un Arsenal que cedió la posesión a un Liverpool falto de ideas. De esta forma, aprovechando la velocidad de Walcott, el extremo inglés se propuso propiciar un penalti, errar en el lanzamiento y redimirse en la jugada siguiente con un balón cruzado que Mignolet poco pudo hacer para detenerlo.

Pero nadie contaba con Philippe. En una segunda parte de dominio claro del Liverpool, Coutinho despertó en la segunda mitad y fue el precursor de una remontada épica. Un doblete de Cou, y los goles de Lallana y Mané en tan solo 18 minutos, significó que los de Klopp pusieran el 1-4 en el marcador. El Arsenal, herido en el orgullo, intentó remontar un encuentro en el que “The Ox” y Chambers se encargaron de poner un poco de emoción. 

El gol de Mané desató la locura en la banda con Klopp en el centro de todo.

Wenger se desesperaba en la banda viendo como, un día como ayer en el Emirates, el Liverpool presentaba su candidatura a la Premier League 2016/2017.

Benditos caos.


sábado, 13 de agosto de 2016

La firma invitada: Analizando al Arsenal por @rduben


 El desafío del Arsenal: de la chance inmejorable al título impensado



Por Rodrigo Rubén (@rduben)

El primer rival del Liverpool de Klopp en está temporada 2016-2017 será el viaje al Emirates, los Reds tendrán un partido como siempre complicado que se viaja a Londres. Hemos querido preguntarle a Rodrigo Rubén de @Arsenal_America para que nos analice a al equipo gunner, nadie mejor que ellos.


Tras una temporada histórica, donde Leicester ganó la Premier League con una plantilla modesta, reforzada con fichajes inferiores al medio millón de libras, un nuevo curso comienza. Arsenal dejó escapar ese torneo. Era al máximo candidato ante las flojas campañas del Manchester City (4to), el United (5to), el Liverpool (8) y el Chelsea (10mo). Pero acabó segundo, detrás del sano, efectivo, equilibrado y fortalecido equipo que formó Claudio Ranieri. Al menos delante del competitivo Tottenham de Pochettino. Pero fue una chance inmejorable, que se vuelve cada vez más espléndida con cada movimiento del mercado de traspasos.


La hazaña de los Foxes fue la estrella fugaz del fútbol inglés. En la temporada 2016-17, todo volverá a la normalidad. Y allí está Arsène Wenger y su plantilla, espectadores de lujo en un desfile de personalidades que desembarcan en tierras británicas. En el banquillo del City estará Pep Guardiola, que sumó a Gündoğan, Leroy Sané y Nolito, por nombrar algunos. En la vereda contraria, José Mourinho repatrió a Paul Pogba en una cifra récord y se reencontró con Zlatan Ibrahimovic, que ya tuvo su primer momento de gloria en la Community Shield. Arsenal también mira atento como Antonio Conte da indicaciones en los entrenamientos del Chelsea a sus refuerzos, como N’Golo Kanté y Michy Batshuayi. O como el Liverpool pone sus esperanzas en el primer año entero de Jürgen Klopp, que llegó a tiempo para evitar una debacle y sumó a Karius, Matip, Wijnaldum y Mané como estrellas. Sumémosle a los Spurs, al West Ham y al Southampton, que siempre complican.


¿Será está temporada del equipo de Londres?

El Arsenal encara el nuevo campeonato con la certeza de que es un rompecabezas al que le faltan piezas. El periodo de fichajes es uno de los momentos más excitantes e ilusionantes de cada año, al menos que apoyes a los Gunners. El tsunami de potenciales incorporaciones queda reducido a una suave brisa. Arsène Wenger compra bien. Desde que el club encontró vitalidad económica, hace cinco mercados de verano europeo, las estrellas que llegaron fueron Santi Cazorla, Mesut Özil -convirtiéndose en el fichaje más caro del club y el segundo más costoso en la historia de la Premier entonces-, Alexis Sánchez, Petr Cech y, último pero no menos importante, Granit Xhaka. Pero el reclamo no recae en la calidad, sino en la cantidad. Wenger nunca tiene plan B. Tampoco arriesga. Los jugadores se les escurren entre los dedos, eligen otros equipos. Su terquedad es su peor enemigo. Se niega a ser parte de la vorágine de los negocios que engloba el fútbol y el salto de calidad de su plantilla se dilata.


Xhaka será quien lleve la manija de este Arsenal.

Hasta el momento, el Arsenal es sólo un gran mediocampo. En ese sector tiene muchísimas variantes, se puede plantar en cualquier estadio y tiene una decena de propuestas, tanto en lo colectivo como en lo individual. Tiene muchos mediocentros de calidad: Cazorla, Ramsey, Wilshere, Elneny, Coquelin y Xhaka. La derecha es la banda más debilitada, pero si Oxlade-Chamberlain tiene confianza y continuidad, es un gran valor. Y Joel Campbell demostró que cumple siempre, nunca falla. La izquierda es de Alexis, el centro de Özil. Esa es la fortaleza principal. Si el juego gira entorno del alemán, todo está resuelto. Debe ser frustrante para él no tener garantía de gol y me resulta inevitable preguntar qué sería de  él si los delanteros tuvieran mayor puntería.


No hay quien ponga en riesgo la titularidad de Olivier Giroud, un delantero que necesita muchas posibilidades para que se le abra la portería y que no es efectivo en momentos decisivos. Giroud no cumple con lo que su posición pide. Si bien hizo más de 30 goles la temporada pasada entre el club y la selección de Francia, eso no evitó sus recaídas prolongadas y sus fallos inexplicables. No es constante. Lo que lo mantiene en el once inicial es que compite por un lugar con Theo Walcott, quien siempre fue extremo y no tiene oficio para jugar por el centro, y Danny Welbeck, quien no termina de llenar el formulario para adueñarse del puesto. Alexis jugó de ‘9’ en el último amistoso ante el City (3-2) y lo hizo bien. Mostró liderazgo y encabezó la presión. Pero sacarlo de la izquierda sería un problema para él, porque se le acabarían las libertades para crear y es un futbolista habituado a estar en contacto permanente con el balón.



A espaldas del mediocampo, hay laterales afianzados, porque Bellerín y Monreal son inamovibles, pero los centrales son endebles. Koscielny no encuentra un compañero sólido. Y hasta el momento, sin la firma Shkodran Mustafi estampada, tendrá que ser el maestro de Chambers o Rob Holding -quien arribó el mes pasado proveniente del Bolton- porque Gabriel y Mertesacker sufrieron duras lesiones. Todo indica que Cech, la valla menos vencida de la Premier pasada, tendrá que estar en buena forma otra vez.


Chambers y Rob Holding podrían salir de la partida ante el Liverpool por las bajas en la zaga de los gunners.

Así afronta su temporada el Arsenal, a la espera de que el mediocampo sume buena compañía para pelear el torneo. Quedará en mano de Arsène Wenger, un hombre que transformó al club en gigante, pero que paradójicamente hoy es el principal responsable del estancamiento. En septiembre cumplirá 20 años al frente de este equipo. Su contrato acaba el próximo 30 de junio. En lo que parece ser su última temporada, tiene un gran desafío: demostrar que sus habilidades como entrenador no han quedado obsoletas para competir en el fútbol actual y que, con un rompecabezas al que le faltan piezas importantes, puede marcharse con un nuevo título de Premier League.



miércoles, 10 de agosto de 2016

El ultimo partido de Shankly, 1974 Liverpool 1-1 Leeds United



El último titulo de Shankly, no fue un partido cualquiera.



Por George Olmos (@george_olmos)

Cuando el periodo veraniego daba a su fin, los reds disputaban su primer titulo, como campeones de la Copa contra el Leeds United que había sido el ultimo campeón, equipo rudo, de los de rascar tobillo y además con técnico nuevo, Brian Clough, en el primero de sus 44 días al frente del cuadro de Ellan Road, hecho contado en la película “The Damned United” con un gran Michael Sheen en el papel de Brian Clough. Pero lo importante para los reds era quien cambio el club de arriba abajo que ganaba su último gran titulo, Shankly decía adiós a la que siempre fue el patio de su casa.

Bill Shankly había anunciado en el mes de julio que abandonaría la disciplina red, después de ganar la Copa de Inglaterra a principio de años, pero antes de irse y dejarle las riendas a su compañero de batalla Bob Paisley, el conjunto red quiso darle una ultima alegría a su técnico, y ganar el trofeo para él, además Shankly quiso darle un primer regalo a Paisley y le dejó ser el entrenador titular en aquel partido. 

El pasillo de ambos conjuntos fue una nube de flashes, Shankly y el nuevo técnico del Leeds,  Brian Clough, que había sustituido a Don Revie que meses antes había anunciado que firmaba como técnico de la selección inglesa, Clough se hacía con la riendas de un equipo al que en temporadas anteriores había mostrado su descontento con la manera ruda y de malas maneras de ganar del equipo de Ellan Road.



Leeds y Liverpool habían tenido en el pasado enfrentamientos en las que las fricciones habían pasado al deseo de darse hasta en el carnet de identidad, por lo que era de esperar que este estado de paz, se pudiera pasar en breves instantes a un estado de batalla campal. Este enfrentamiento entre ambos conjuntos fue el primer partido de Charity Shield celebrado en Wembley y también el primer partido televisado, el resultado no importaba, parecía ser para algunos y el partido se desintegro en una serie de faltas insignificantes y enfrentamientos entre ambos contendientes como dos púgiles flotando el uno enfrente del otro dándose de vez en cuando. Dos equipos, Leeds y Liverpool habían competido por la supremacía del fútbol inglés desde que el conjunto de Ellan Road volvió en 1964 a la primera división inglesa.

Aquel pasillo hacía el centro del campo fue distinto para ambos conjuntos, en un lado un equipo al que sus jugadores no estaban con su técnico y por el otro lado unos jugadores que llevaban con orgullo al frente a su técnico, que mano en pecho parecía decir adiós a los que allí habían viajado hasta Londres para despedirse del técnico que cambio su manera de pensar y de ver el fútbol.



Como curiosidad ninguno de los dos conjuntos portó el dorsal numero diez en sus camisetas, por lo que el dorsal numero 12 fue el que se utilizó por el dorsal diez en el encuentro, si ya era enigmático, lo fuera aún más. Uno de los esos dorsales numero 12, que tantas veces se ha reservado no sólo al primer suplente, sino como agradecimiento a la afición, fue el autor del primer gol del encuentro, Phil Boersma.

El medio de Kirkby se aprovechaba de una jugada de Kevin Keegan, el siete del Liverpool  disparaba, David Harvey no podía atajar el balón, Phil se aprovechaba del rechace y marcaba el primero gol de la final.

El partido se encaminaba a una cruenta batalla de patadas y malos gestos entre ambos equipos, como si de una pelea callejera se tratarán, pero uno de ellos más ducho en esto del cara a cara, sabiendo que teclas tocar para sacar de quicio a su contrincante. La diana de todas esas tretas fue Kevin Keegan, el magnifico jugador se dirigía a ser el mejor del encuentro, pero los de Elland Road, en un blanco impoluto que paso a un blanco sucio por la fricción,  no le dejarían respirar, patadas, empujones y cuando el partido discurría en su segunda mitad llegó la jugada que sería imagen de aquella final. Tras una trifulca, Keegan no aguantó tan malas artes y propinó un puñetazo a Billy Bremner, un jugador de armas tomar, estaba en su salsa, el arbitro Robert Matthewson no dudo y envió a ambos al vestuario con sendas tarjetas rojas, mala semana para Keegan que era expulsado por segunda vez en la misma semana, el partido amistoso ante Kaiserlautern sería la primera.



Expulsados, ambos se dirigían a los vestuarios de Wembley, los dos tiraron sus camisetas al suelo como señal de protesta, Keegan se dio cuenta que la camiseta del Liverpool no es algo que se tire y la volvió a recoger. No quedo sólo ahí, en los vestuarios les tuvieron que separar, The Times decía “Lamentablemente, Keegan podría haber sido el man of the match del partido. Leeds se dio cuenta de ello y lo elimino por las buenas o por las malas” para decir que por primera vez dos jugadores ingleses eran expulsados en Wembley. Tras este encuentro ambos recibirán dichas sanciones de 500£ y 11 partidos de sanción.

Tras las expulsiones, diez minutos después como a sabiendas de haber dejado a los reds sin su estrella, empataban los de Clough por obra de Trevor Cherry con un buen gol. Aunque anteriormente un jugador que años después se encararía con Gennaro Gattuso, Joe Jordan, le propinó una patada a Clemence, los reds hartos fueron a por él, pero fíjense, el único que calmó los nervios fue el propio portero, sabia que era su juego, no les llevaba a nada.




El partido tocó a su fin y llegaron los disparos desde el punto de penalti, allí los reds no fallarían ninguno de sus lanzamientos, por el contrario David Harvey, el portero del Leeds tomó el balón y disparo, fallando dicho disparo, el esférico le llegaba a Ian Callaghan, el gran jugador red no fallaría y daría a el Liverpool y sobre todo a Shankly el que sería su ultimo trofeo con el Liverpool.

También para el recuerdo aquella imagen de los supporters del Liverpool agasajando al escocés y pidiéndole que no se fuera de su amado club, como ya os hablamos, pero no lo lograron, la decisión ya estaba bien pensada.

FICHA DEL PARTIDO.

Charity Shield

10 de agosto de 1974 Hora: 15:00

Estadio: Wembley, 67.000 espectadores.

LIVERPOOL: Ray Clemence, Tommy Smith, Alec Lindsay, Phil Thompson, Peter Cormack, Emlyn Hughes ©, Kevin Keegan, Brian Hall, Steve Heighway, Ian Callaghan, Phil Boersma.

Entrenador: Bob Paisley.

LEEDS: David Harvey, Paul Reaney, Trevor Cherry, Billy Bremner, Gordon McQueen, Norman Hunter, Peter Lorimer, Allan Clarke (D.McKenzie), Joe Jordan, John Giles, Eddie Gray.

Entrenador: Brian Clough.

Arbitro: Robert Matthewson, expulsó en el minute 60 a Kevin Keegan (Liverpool) y Billy Bremner (Leeds United)

GOLES:
1-0 Phil Boersma min.19
1-1 Trevor Cherry min.70

PENALTIS:

0-1 Peter Lorimer
1-1 Alec  Lindsay
1-2 Johnny Giles
2-2 Emlyn Hughes
2-3 Eddie Gray
3-3 Brian Hall
3-4 Norman Hunter
4-4 Tommy Smith
4-5 Trevor Cherry
5-5 Peter Cormack
5-5 David Harvey (fallo)
6-5 Ian Callaghan.


Fuentes:

@mightyleeds
@lfchistory

viernes, 5 de agosto de 2016

Rumore, rumore Reds 5 de Agosto.


Martin Odegaard y Thomas Vermaelen, veteranos y noveles.



El jugador del Real Madrid tiene que buscarse minutos para seguir creciendo, tras hacer algo parecido a un programa de televisión por diferentes equipos, parece que el “wonderkind” querría estar a las órdenes de Klopp. Thomas Vermalen por su parte suena como una opción a la debilitada defensa red por tanta lesión, el belga con necesidad de minutos apareció en los tabloides ingleses.

Martin Ødegaard (Real Madrid)  17 años  Precio: cesión


El joven noruego necesita minutos y su padre que hizo un casting por toda Europa (estuvo en Melwood)  tras está gira sin éxito para nosotros, el confesó seguidor del Liverpool decidió por mediación de su padre que lo mejor era ir al Real Madrid, pero Martin tan sólo ha jugado en el Castilla de manera regular y aun así no fue titular, le costó adaptarse a una categoría bastante dura y exigente. Además de que los £2.3m que pagó en Enero del 2015 al Stromsgodset el Real Madrid han podido pesar un poco en el jugador.


Ya entrenó con Coutinho o Gerrard en la gira que Hans-Erik le hizo a su hijo.

El padre de Martin, Hans-Erik  tiene pensado que su hijo se vaya cedido a la Bundesliga (Bayer Leverkusen y Hamburgo), pero no vería con malos ojos que su pupilo estuviera a las órdenes de Jürgen Klopp.

Estadísticas 2015-2016:



Medios que se hacen eco de la noticia:



  

Thomas Vermaelen (Fc Barcelona) 30 años  Precio: -



El defensor belga, propenso a las lesiones apareció a la palestra,  tras su llegada en 2014 por un precio de £15m al conjunto blaugrana  no ha tenido continuidad, con la salida de Kolo Touré, las bajas para la primera jornada de Sakho, Joel Gómez y la posible de Matip, la defensa esta coja. Parece que el Liverpool debería luchar con los dos equipos capitalinos de la ciudad eterna de Roma.

Estadísticas 2015-2016:



Medios que se hacen eco de la noticia:




Klopp, quiere que las estrellas nunca se vayan del Liverpool


Klopp quiere que el Liverpool sea un destino final y no un trampolín para los jugadores.



Con el partido ante el Futbol Club Barcelona ha surgido la siempre memoria de la sangría de talento que se fue del conjunto red, el técnico alemán quiere que el Liverpool no sea un trampolín para las estrellas o futuras estrellas y sí un lugar de pertenencia, donde lo principal sea quedarse a terminar sus carreras y crecer juntos. El técnico alemán fue entrevistado por Echo donde dejó constancia de cual es su pensamiento en el nuevo Liverpool.

Xabi Alonso, Luis Suárez, Fernando Torres, Mascherano, han sido los grandes jugadores que partieron de las orillas del Merseyside para sentir que debían tener otras ambiciones que no encontraban en Anfield. Klopp va intentar que esto no vuelva a suceder “Si creo que podemos hacer esto. Es uno de los objetivos para los próximos años. No hubo equipo en el mundo que cambie sus plantillas cada año. Es necesario tener jugadores claves. Es algo muy importante.



Tienes que crear situaciones donde tengas éxito. Situaciones que sientas que estas en el buen camino y seas lo suficientemente fuerte y suficientemente paciente en mantenernos juntos. Nosotros decimos que un mismo equipo y la consistencia crean éxitos.”

Klopp sabe que si por el contrario la unión no da consigo resultados pronto,  necesitaras cambios, la gente te lo pedirá “Pero por otro lado, si tu no consigues éxitos, la gente te pedirá cambios de inmediato, así es como es la gente. Esto no tiene mucho sentido”.

Tras la salida en el verano pasado por parte de Raheem Sterling al Manchester City, se especuló que el siguiente en abandonar el barco red era Coutinho, el jugador en estos momentos más valioso para el club, pero el jugador ha reafirmado su compromiso con el Liverpool “Hable antes de la ventana de fichajes acerca de no hacer muchos cambios” dijo el técnico alemán.



Actualmente no hicimos muchos cambios pero tenemos siete nuevos jugadores. Así que hemos cambiado mucho. Ambas afirmaciones son ciertas. Hemos mantenido a nuestros jugadores clave y dimos a nuestros grandes talentos la oportunidad de jugar en otros sitios para que sigan creciendo ahora que no lo pueden tener en el Liverpool.

Queremos ser un club que se asegure a sus jugadores no queremos que salgan. Eso es muy importante. Pero eso sólo será posible con éxito y las atmósfera que creemos alrededor del club”.



Accede a la noticia:

Klopp, su máxima que nunca salgan los jugadores claves – vía LiverpoolEcho – in english 

miércoles, 3 de agosto de 2016

El Liverpool necesita poner atención en sus victorias durante este 2016/17



Ganar trae consigo trofeos o posibilidad de disputarlos.



Por James Hillyard (@gasometre)

Después de nuestra victoria por 2-0 vs Watford en un partido relativamente insignificante para terminar la temporada, note algo en los números de partidos ganados y pensé en un post corto relacionado con esto, porque y en lo que necesitamos pensar en esta temporada que llega.

Durante las últimas 7 temporadas, los de Anfield han tenido unos años turbulentos. Llegando a semifinales Europeas, despidiendo a entrenadores a mitad de temporada, llegando a finales de las dos copas domesticas o a una doméstica y otra europea, y obviamente lo que todo Red quiere ver y más seguido, una verdadera pelea al título de la Premier League.

Estas temporadas (de 2009/10 en adelante) vimos al Liverpool jugar entre 43 y 62 partidos en total de todas las competiciones. Veamos cuantas victorias tuvo el equipo en cada temporada.



Mi teoría es que los equipos tienen una cantidad de victorias bastante parejo en su haber temporada tras temporada y es tan solo la cantidad de partidos jugados en total lo que varía. Quizás haya más victorias en las copas como le pasó a Liverpool en la temporada 2011/12, o quizás sean más en la liga como vimos en gran escala durante la temporada 2013/14 cuando el equipo tuvo una semana de descanso entre la mayoría de los partidos. Más partidos conllevan a más rotación y/o lesiones de jugadores, lo cual significa que jugadores de menor calidad juegan más partidos y por ende es más difícil ganar esos partidos usando equipos más débiles.



Nada de esto es una verdad absoluta, obviamente. Con un entrenador de primer nivel, unos fichajes exitosos en mercado de verano y un poco de suerte con lesiones y suspensiones, por supuesto que sería posible ganar más partidos. Esto es, claramente, lo que quieren todos al llegar agosto y la nueva temporada.

Pero, durante las últimas 7 temporadas Liverpool ha promediado 25.6 victorias en todas competiciones por temporada. Esta temporada pasada, Leicester ganó 25 partidos en todas las competiciones y creo que ya saben cómo terminaron…¡si, campeones! Así que si mi teoría es correcta y Liverpool tiene aproximadamente 25 victorias durante 2016/17, les pido, por favor, ¡¡que sean todas en la liga!!


lunes, 1 de agosto de 2016

Jürgen Klopp se enfrenta a unos grandes entrevistadores.



Klopp: Ganar un título con el Liverpool sería lo máximo.



Nuestro entrenador se enfrentó a unos duros y arduos entrevistadores, y que siempre van con la verdad por delante, los niños aficionados del Liverpool. La entrevista tuvo lugar en el Levi´s Stadium de San Francisco, estadio donde entrenaban los Reds. Como siempre Klopp estuvo a la altura de unos posibles grandes periodistas.

¿Quién es tu jugador de fútbol favorito de todos los tiempos?

Mi padre me dio un consejo cuando era muy joven, sin embargo él siempre me decía que pensara en el futuro, pero no puedo olvidar que Pelé es el mejor.

Lo conocí una vez. No suelo estar a menudo nervioso, pero en ese momento yo estaba temblando. Es una persona maravillosa.

¿Tiene algún consejo sobre los lanzamientos de penaltis?

Tener un plan. Hay un lugar en la red donde el portero no puede alcanzar el balón. El problema es la presión que se siente en unos lanzamientos de penaltis. Yo no he lanzado muchos penaltis.  Sólo necesitas cumplir con el plan que piensas 



¿Nombre tres cosas en su lista de deportes  que le gustaría ver en Estados Unidos?

Ver la Super Bowl en vivo, ver las finales de la NBA en vivo (que ya lo hice) y ver un partido de béisbol en vivo porque no tengo ni idea de por qué tantas personas lo ven en Estados Unidos. Tengo que sentirlo.

Tengo una tortuga mascota llamada 'Kloppo'. ¿Tienes una mascota?

Sí, un perro llamado Emma. El perro más bonito del mundo. Una mezcla de collie. Cuando era joven, había un perro famoso en la televisión llamado Lassie, un collie, el perro más inteligente del mundo.

Emma es el centro de nuestra familia y todo el mundo la quiere. Amo a las mascotas, especialmente perros.



¿Qué sería para ti ganar el título con el Liverpool FC?

Significaría todo. Sería realmente exitoso y ganar un título con un gran club como el Liverpool sería el 100% de una de las cosas más grandes que jamás podría imaginarme.

¿Quién sabe más sobre el fútbol, Jürgen Klinsmann o Jürgen Klopp?

No lo sé. Nos hemos encontrado un par de veces. Me cae bien. Él es un buen tipo, pero esto no es una batalla. Ambos podemos ser buenos al mismo tiempo porque ambos somos managers de diferentes equipos.

¿Puedes hacer el baile de Sturridge?

El problema es cuando lo comienzas hacer que no puedes parar de hacerlo. ¡Inténtalo! Si lo haces demasiado corto, puedes hasta volar.

-

¿Qué le dirías para convencer a un estadounidense para que sea el Liverpool FC su equipo en la Premier League?

Es el mejor club del mundo. Si no tienen mucha idea acerca de fútbol puedes convencerlos. Si has nacido como un aficionado del Dortmund entonces será difícil que te vengas con nosotros.

Si eres  joven y abierto, y empezaras a amar el fútbol y realmente pensaras en ello entonces no hay muchas mejores alternativas al Liverpool FC. Si eres fan de otro club también está bien. Pero si quieres ser un fan de 'el' club entonces ese es el Liverpool FC.

Mi madre le grita a mi padre cuando él se duerme en el sofá, pero él le dice que Jürgen Klopp le gusta poder tomar sus siestas también ....

Sí, lo hago.  ¿Su padre le dijo eso a su madre?

Puedes dormir entre las lecciones pero durante ellas. No tomo una siesta cuando tengo entrenamiento. Las  tomo  y así yo estoy bien fresco para la siguiente sesión. 




¿Cómo explicas la decisión de ir a ver a Celine Dion en Las Vegas?

Fue bastante fácil, porque mi esposa Ulla le gusta Celine Dion y mis dos hijos estaban con nosotros.

Cuando empezó a cantar, Ulla se puso a llorar y ella no se emociona con facilidad. A todos nos sorprendió. Fue un gran concierto. Ella es una cantante fantástica y nos lo pasamos muy bien esa noche.

¿Cuál es su deporte favorito americano?

Baloncesto. Me encanta. No puedo creer que estos gigantes se muevan como niños. Son tan flexibles. Vi todas las series finales (en la NBA) de la temporada pasada y me quedé muy impresionado.

¿Dijiste que enviarías a los jugadores a Alcatraz si se portan mal?

No, eso fue sólo una broma! Nadie debe tener miedo de esto. Nadie debe permanecer allí más tiempo del necesario.

Gracias por sus preguntas. Este fue el grupo más hermoso de periodistas que he conocido.