martes, 3 de marzo de 2015

Liverpool Mágico. The Cavern: los 30 escalones hacia la nostalgia.


Viajando a la historia de los Beatles, The Cavern.



The Cavern es uno de los grandes estandartes de la ciudad de Liverpool, le pedimos a Liverpool Mágico que nos den una vuelta por allí, que nos explique aquel reducto de historia de la ciudad, si queréis daros una vuelta por la ciudad de los Beatles, os recomendamos que lo tenéis que hacer con “Liverpool Mágico” nadie mejor que ellos.

Liverpool Mágico (@Liverpoolmagico)

El mítico club The Cavern, donde The Beatles se dieron a conocer, abrió sus puertas el 16 de enero de 1957 en Mathew Street, una calle que no tenía nada de particular y sin embargo, se situaba dentro del elegante distrito de los negocios de Liverpool, con sus impresionantes bancos, compañías de seguros, oficinas y otros prestigiosos edificios comerciales. El lujo y atractivo de las calles que rodeaban al ayuntamiento, contrastaba con la sobriedad de otras, cuya arquitectura era tan sencilla como funcional, basada en el ladrillo rojo. Hoy, su aspecto original se ha visto sutilmente transformado por bares, hoteles, tiendas y restaurantes, convirtiendo a la zona en uno de los mayores atractivos de la ciudad, sin alterar su estructura original. 

La única razón para abrir un club de música en este lugar, era que su propietario buscaba un sótano, a imagen y semejanza de los locales parisinos dedicados al jazz, donde tuviera cabida la acústica y la intimidad que esta música requería.



En un sórdido sótano de unos almacenes de frutas nació The Cavern, bautizado con el mismo nombre que el club parisino Le Caveau. El olor de la fruta mezclado con el del tabaco, la humedad, el calor y la falta de ventilación, era característico y provocaba una condensación que hacía que del techo se desprendiera un polvillo en forma de lluvia, que los asiduos llamaban “la caspa de la Caverna”.  

Aunque en The Cavern, solo se permitían grupos de jazz, pronto pudieron tocar las bandas de Skiffle. John Lennon, al frente de The Quarrymen, debutó en The Cavern en agosto del mismo año; pero fue en 1960, cuando los grupos del Mersey Beat empezaron a frecuentar el local, por entonces, propiedad del recién fallecido Ray McFall, popularizándose las sesiones del mediodía. The Beatles actuaron por primera vez el 9 de febrero de 1961, cuando estaban en su mejor momento. Tras haber tocado incesantemente en diferentes locales de Hamburgo, su música estaba a otro nivel, pero no su forma de comportarse en el escenario: vestían con ropas de cuero, fumaban, bebían té, comían sandwiches de mermelada, hacían bromas y usaban un lenguaje inapropiado. Muy pronto, Brian Epstein corrigió estos hábitos, tras convertirse en manager el 24 de enero de 1962. 


The Quarrymen en plena actuación.

Después de casi 300 apariciones, el cuarteto culminó su etapa en el oscuro y húmedo sótano de Mathew Street, el 3 de agosto de 1963. Su último concierto se arruinó al poco tiempo de empezar, debido a la afluencia de público. El ambiente sudoroso impregnó las paredes y la humedad entró en el sistema eléctrico, causando un corte de luz. Paul McCartney terminó de cantar “When I’m Sixty Four” sin ningún acompañamiento instrumental. La última actuación de The Beatles no supuso el fin de The Cavern, sino más bien un gran paso para el club, puesto que a partir de este momento, siguieron las actuaciones de grupos como The Who, Queen y The Rolling Stones, entre otros. 

Desgraciadamente, el 27 de mayo de 1973 se cerró con la intención de construir un respiradero para el túnel del ferrocarril que había debajo. El proyecto nunca se llevó a cabo, pero ya era tarde para dar marcha atrás y evitar lo que se ha definido como un “vandalismo cultural”. Los almacenes de frutas fueron demolidos y The Cavern quedó sepultado por los escombros durante una década. 



La reapertura.

John Lennon se convirtió en mito tras su asesinato en 1980. Su muerte había vuelto a despertar el interés por The Beatles en Liverpool, mientras se consideraba que aquel oscuro sótano, había sido algo más que un club de música. De alguna manera, la desaparición de Lennon sirvió de acicate para que The Cavern volviera a abrirse.

Las construcciones demolidas dejaron un espacio abierto que fue usado, durante algunos años, como aparcamiento improvisado de coches. Finalmente, en diciembre de 1981 comenzaron las obras de excavación. Los trabajos revelaron que el club estaba intacto y que simplemente había quedado cubierto de escombros. Sin embargo, su estructura no era segura para soportar el peso de un nuevo edificio, por lo que decidieron destruirlo. Una parte del sótano fue aprovechada para construir un pequeño centro comercial donde se puede ver una escultura de The Beatles, señalando el punto exacto donde estuvo el escenario original. La otra parte, aproximadamente un 75% pasó a ser el espacio del nuevo The Cavern, que fue 
reconstruido a pocos metros del emplazamiento original. 



Afortunadamente, se pudo recuperar parte del material de construcción, llevando a cabo un cuidadoso trabajo de arqueología. Se rescataron al menos 15.000 ladrillos para edificar el nuevo club, siguiendo rigurosamente los planos originales, mientras que los más dañados, los pertenecientes a las arcadas, se vendieron por £ 5 con una placa de autenticidad, firmada por el antiguo propietario Ray McFall. Los beneficios de la venta de 5000 ladrillos fueron destinados al orfanato de Strawberry Fields. 

Finalmente, The Cavern se abrió el 26 de abril de 1984. A la inauguración asistió, Cynthia, la primera mujer de Lennon, que había colaborado en su recuperación, decorando la fachada con relieves de terracota, y acudieron también otros famosos nombres del pasado Mersey Beat.

The Cavern es ahora un poco más profundo, 30 escalones frente a los 18 del original, y el escenario ya no está frente a la entrada, sino a la izquierda. Además de la reconstrucción fidedigna del Club original, hoy cuenta con otra sala, donde Paul McCartney deleitó a sus fans en 1999, con su nuevo álbum “Run Devil Run” 



Envuelto en un halo de misticismo y de historia, este maravilloso espacio no deja indiferente a nadie. Apelando a la nostalgia, cada día se celebran actuaciones que nos transportan a The Cavern original, con sus bóvedas impregnadas de rock, sudor y gritos histéricos. Convertido en un santuario de peregrinación para los fans y curiosos, recibe medio millón de visitas al año para experimentar qué se siente en este icónico lugar.

Liverpool Mágico Tours organiza recorridos turísticos por los lugares emblemáticos de The Beatles, con posibilidad de entrar en el Club Casbah y en el interior de las casas de Lennon y McCartney. Para más información: www.liverpoolmagico.com o info@liverpoolmagico.com



lunes, 23 de febrero de 2015

El día que el Rey dijo adiós.


King Kenny anunciaba su marcha.



Tras un partido de ensueño, un cuatro a cuatro en el Merseyside Derby, la leyenda decía basta, pero era una noticia que con el paso del tiempo se veía venir, demasiada presión sobre sus hombros y es que a veces ser héroe lleva una gran responsabilidad, pero era una noticia que ni jugadores, ni aficionados tenían en su mentalidad. Aquel partido de Heysel y el posterior de Hillsborough fue demasiada presión.

Por George Olmos (@george_olmos)

Dalglish ante de partir con el equipo hacía Luton hacía a sus pupilos una reflexión, no seguiría, las presiones al puesto le habían dejado sin fuerzas, el sueco Glen Hysen decía lo siguiente cuando el técnico y leyenda del Liverpool les dio la noticia "Hubo un silencio increíble. Si hubiese caído un alfiler al suelo, el ruido habría parecido tremendo. Nos dejó boquiabiertos. Nadie lo esperaba".

Tras llegar al banquillo un día después de la tragedia de Heysel, la noticia era tan asombrosa que en muchos lugares aún no creían tal magnitud de la misma. El Liverpool era líder en la Liga y en la Copa estaba en quinta ronda para enfrentarse al Everton de Howard Kendall, faltaba el desempate ya que en el partido en Goodison Park termino con borrachera de goles, 4-4.



Nadie se lo podía creer, ni esos jugadores más allegados al escoces, “No tenia ni la menor idea de lo que estaba por llegar y tampoco nadie más, ni si quiera aquellos que conocía mejor a Kenny” decía el medio irlandés Ray Houghton, “Pregunta a Alan Hansen, que era su amigo y que no tenía ni idea de la renuncia de Kenny. Podías ver como golpeo a cada uno de los jugadores aquella noticia. En el vestuario tras aquel 4-4 ante el Everton nadie tenía ni idea de lo que iba a suceder, Kenny estaba tranquilo, como siempre. Y a pesar de que habíamos jugado muy bien, tuvimos algunos errores defensivos terribles”.


Aquel resultado no fue la gota que colmó el vaso, Dalglish lo sufría en silencio aquella presión.

La presión que tenía era tal que Houghton sabía que Dalglish en demasía se ponía demasiada presión sobre él mismo “Kenny asume la responsabilidad de la gente. Él siempre se preocupa hasta por los limpiadoras y señoras del té en el Liverpool”.

Su lealtad hacía los suyos le hacía hasta estar donde no podía, como recordaba Houghton sobre un percance de su hijo Paul que vivía en Estados Unidos en aquella época: “Si él le llamaba por teléfono y le decía ”he roto mí coche” Kenny llamaba a los servicios de asistencia de Arizona para ayudarle”, por eso la presión que llevaba encima que “Pero no sólo con su familia, sino que tanto con los familiares de las victimas de Hillsborough y finalmente, todo tuvo su peaje. Tal vez porque los jugadores éramos jóvenes cuando nos pasó lo de Hillsborough y estábamos absortos en otras cosas, pero Kenny a adquirido demasiado en sus hombres y se vio afectado. Aunque él parecía estar bien por fuera”.

Hasta desde el lado toffee fue sorprendente dicha cuestión como recordaba el mítico portero del cuadro de Goodison Park, Southall. “Cuando salió la noticia todo el mundo en el Everton nos sorprendimos enormemente”.

Los periódicos se hicieron eco de tan magnitud de la noticia. 

Según informaciones tal despedida del escoces ya sucedió después de tan épico partido. King Kenny en rueda de prensa no podría esconder la emoción y decía que no podía soportar las presiones del puesto pero con una aclaración O, mejor dicho, "no puedo soportar las presiones que yo mismo me provoco en el intento de hacerlo bien. Es la primera decisión de las que he tomado que beneficia más a Kenny Dalglish que a los intereses del club. Tengo que irme enseguida. Si aplazara mi marcha sería perjudicial para mí y para el club".

Su hija Kelly, entonces un adolescente y ahora un periodista de televisión, dijo más tarde: "Él sólo dijo a mi madre la noche anterior,  que simplemente no podía seguir haciendo ese trabajo.  La muestra de como Dalglish anunciaba su dimisión como entrenador del Liverpool en 1991. Toda la emoción y el estrés de Hillsborough, todo el peso de la responsabilidad que sentía, había cobrado su precio. Hillsborough fue devastador para papá”


Dalglish y su familia no faltaron a casi ningún funeral de Hillsborough 

Ian Rush comentó como fue aquel día de febrero en el vestuario red "Teníamos llegando del entrenamiento y nos dijo que reuniéramos en el vestuario. Kenny entró y dijo que se iba. Estábamos en completo shock y sorprendidos. No pudimos decir demasiado, pero había lágrimas en sus ojos mientras hablaba. Era un gran hombre-manager. Él solía ​​tomar toda la presión de los jugadores y llevárselo sobre sí mismo. Mirando hacia atrás, se puede ver cómo todo se construyo dentro de él y no se lo dijo a nadie. Sin embargo, tomo un peaje al administrar un club grande, y tuvo que hacer frente a cosas a las que nadie más había experimentado. Creo que fue a virtualmente cada funeral después de Hillsborough. Pero él siempre ha sido un hombre muy reservado y nunca le pregunte por qué lo hizo."


Souness cogeria las riendas de aquel Liverpool, acompañado por el gran Ronnie Moran.

Los desencuentros con la prensa fueron otro gran hándicap para el escoces, Ronnie Moran sería el técnico hasta que tras tentar a Toshack que en ese momento era entrenador en España, con una proposición de 60 millones de pesetas por temporada, aproximadamente un 50% más de la cifra pagada a Dalglish, lo que sucedería es que al final cogería las riendas del club Graeme Souness que cobraría más que el galés, 90 millones, el escoces dejaba el Glasgow Rangers en una pelea entre el equipo protestante y el club de Anfield al que exigiría una compensación y es que claro el jugador pegado a su bigote dejaba los 35 millones por los 90 que cobraría, pero con una persona que parecía un predicador “Souness ha cometido el mayor error de su vida y el tiempo lo demostrará", comentó David Murray presidente del Glasgow Rangers.


David Murray no se tomó muy bien la salida de su técnico.

20 años después el Rey volvió para rescatar a sus subdititos de aquel desbarajuste llamado Hodgson, pero esa es otra historia que ya os contaremos.


jueves, 19 de febrero de 2015

Analizando al rival europeo, el Beşiktaş JK por @FutboldelEgeo


Las águilas negras sobrevuelan Anfield



No siendo muy duchos en la materia, mejor preguntar a alguien que sigue el fútbol griego, turco y chipriota, Futbol del Egeo, lo dice todo ya con ese nick, por eso le pedimos que nos analizará para Esto es Anfield el rival que hoy visita por segunda vez Anfield, os recomendamos su perfil de Twitter.

Por Futbol del Egeo (@FutboldelEgeo)

Besiktas comienza a ver la luz al final del túnel tras varias temporadas vagando por un desierto deportivo que lo ha mantenido alejado no sólo del panorama europeo sino también del turco, algo más grave aún. Serios problemas deportivos en un club que parecía desmoronarse y problemas económicos que incluso lo llevaron a ser excluido de cualquier participación en competición europea. Seis años después, sus aficionados vuelven a disfrutar de un equipo que aspira a volver a ganar la Superlig y el buen juego de la plantilla les hace incluso con soñar con noches épicas europeas. Y no se les puede culpar de esos sueños ya que desde luego tienen fundamentos.


Bilic ha llegado a Turquía para inculcar su carácter al equipo de las águilas negras

Bilic llegó al banquillo la temporada pasada y a pesar de no poder hacer grandes fichajes consiguió crear un bloque con lo mejor que ya tenía sumado a algunas incorporaciones de jugadores turcos que jugaban en el extranjero que además tenían un denominador común: juventud. Dotó al equipo de un estilo de juego atractivo para el aficionado al fútbol, basado en un buen ataque dando libertad a la creatividad de sus jugadores. Esta temporada siguió puliendo el equipo y llegó una gran incorporación de renombre como es el caso del senegalés Demba Ba llegado desde la Premier League. Por desgracia para los de Bilic, el equipo no termina de cuajar defensivamente y en ocasiones hace aguas teniendo en ese aspecto la gran asignatura pendiente. Otro aspecto a mejorar es que cuando llegan los partidos grandes, el equipo no responde como debería y eso en la élite cuesta caro, los resultados están ahí y aunque dieran una gran imagen, los turcos fueron eliminados por el Arsenal en la previa de Champions League y en Turquía, han sufrido dos derrotas ante los dos máximos rivales como son Galatasaray y Fenerbahçe. Contrariamente a lo que podría pensarse de un equipo turco, sus derrotas en Superlig ante sus máximos rivales, han sido jugando de local, lo que nos lleva a otro aspecto actual del club: su estadio. El viejo Inonu fue demolido y en la actualidad se está construyendo en su misma ubicación un nuevo estadio acorde a los nuevos tiempos por lo que el equipo suele jugar sus partidos importantes como local en el estadio Ataturk de Estambul aunque también ha jugado alguno como local en otros estadios turcos.


Demba Ba se convirtió en la referencia atacante del equipo turco, aunque hoy será duda.

En lo deportivo, Bilic tiene claro el esquema usando normalmente el 1-4-3-3 aunque puede variar según las circunstancias del momento o la entidad del rival que puede hacerle jugar con un doble pivote. En la portería es fijo Zengin aunque se perderá la eliminatoria por lesión por lo que Gonen ocupará el puesto, no es lo mismo pero suele tener buenas actuaciones. En defensa el prometedor colombiano, Franco y el turco Gulum, suelen formar la pareja de centrales, más técnico el colombiano y menos expeditivo el turco. En el lateral derecho está, a priori, uno de los puntos débiles aunque Kurtulus ha terminado ganándose el puesto con buenas actuaciones. Aún así, el club ha fichado tanto un central como un lateral derecho que poco a poco irán entrando en el equipo. En el lateral izquierdo, el brasileño Motta es una de las sensaciones del equipo, jugador clave con gran proyección ofensiva y buen disparo. En la sala de máquinas, Kavlak sigue ocupando un puesto importante siendo de vital importancia en las transiciones ataque – defensa y ayudando siempre a los zagueros. A su lado o algo más adelantado está el pulmón del equipo, Hutchinson, una de las claves del equipo, despliegue físico enorme y buen trato de balón. Delante de ellos y como enganche con el ataque podremos ver al joven valor turco, Ozyakup o al argentino Sosa, quien finalmente ha terminado entrando en el equipo titular y además es clave en las jugadas a balón parado. Y llegamos al plato fuerte, al tridente de ataque. El equipo tiene un puñal en cada banda, aportan desborde, profundidad, buenos centros y además tienen calidad para penetrar en el área en jugadas individuales o colectivas, en la banda derecha veremos a Tore y en la izquierda a Sahan aunque siempre pueden permutar. Y arriba en la punta de ataque la auténtica bestia, Demba Ba. Desde que llegó no ha parado de marcar goles y esta temporada en Europa entre previas y Europa League suma ocho goles en ocho partidos. En la Superlig ya lleva trece goles en diecisiete partidos siendo uno de los máximos goleadores.


Sosa se ha convertido en el enganche y ejecutor de las jugadas a balón parado

Además el equipo posee fondo de banquillo con Milosevic, Opare, Frei, Tosun o Pektemek. Aunque para la ida tendrán las bajas por lesión Zengin, Milosevic, Koybasi y Tosun.


Kerim Frei, ex del Fulham, llegó en 2013 para dar mordiente al ataque de las águilas negras

Con esto, Besiktas llega a la eliminatoria ante el Liverpool con una buena trayectoria en Europa hasta el momento estando invicto en la Europa League siendo su única derrota la que sufrió en previa de Champions League ante el Arsenal en Londres por un gol a cero. Además, hay que recordar el gran dato, ese que ningún aficionado del Besiktas olvida, no es otro que la gran humillación sufrida en el único precedente entre ambos equipos en territorio inglés. Se trata de la Champions League 2007/2008 cuando ambos equipos fueron encuadrados en el mismo grupo. Besiktas volvía a la máxima competición europea después de varios años y el 6 de Noviembre de 2007 pasó a la historia cuando el Liverpool de Benítez endosó un 8-0 a los turcos. Ahora la competición no es la misma,  y quizás nunca pueda haber una venganza deportiva acorde a aquella goleada pero lo que está claro es que si Besiktas logra eliminar a los ingleses, a los aficionados turcos les dolerá algo menos aquel terrible episodio.


miércoles, 18 de febrero de 2015

El día de la goleada al Besiktas.


La pasión turca en Anfield.




Por George Olmos (@george_olmos)

El Liverpool vuelve a atender compromisos europeos con el partido ante el Besiktas, los turcos volverán a Anfield, estadio de no muy gratos recuerdos para ellos, en 2007 a las órdenes de Rafa Benítez los reds le endosaron la que hasta la fecha es la goleada más grande en la Champions League, 8-0, el récord sigue vigente, esperemos que siga.

Un martes del noviembre frío de Liverpool se encontraban en la máxima competición, turcos y scousers, pero si ese día lo recordará alguien será el israelí Yossi Benayoun que conseguía hat-trick. Semanas antes ante el Blackburn Rovers Anfield gritaba “atack, atack, atack” pero parece que esos gritos hicieron efecto días después ante los turcos y eso que el 2-1 del partido del Ataturk no daba buenos datos para estar con confianza.


Yossi Benayoun con su hat-trick se convirtió en uno de los protagonistas.

Los reds llegaban a ese encuentro con las espadas en todo lo alto, necesitaba ganar, si o si o se quedaban jugándoselo si o si en lo que quedaba, pero la derrota del Olympique Marsella ante el Porto significaba que el equipo de Benítez estaba en marchamo de conseguir la segunda posición, pero había que refrendarlo en el campo.

Los turcos por su parte mostraron poca resistencia ante los Reds , su victoria ante los Reds en Estambul fue un espejismo, ese 2-1 por parte de los de Saglam Ertugrul se pensaba que darían la cara, pero ya en el minuto 19 Peter Crouch derrumbaba la defensa turca, que echo de menos a Gokhan Zan en demasía, de ahí en adelante fue un coser y cantar para los pupilos de Benítez, fue tal el enorme pegada de los Reds que hasta Voronin se destapo en este partido con el pase por ejemplo del primer tanto, aunque el portero turco fue quien más sufrió.

Los reds estaban tan metidos en el partido que en un saque de banda para los visitantes uno listo Riise tomaba el esférico, sacaba hacía Voronin que dejaba el balón a Benayoun que marcaba ante Arikan Hakan.


Posiblemente el mejor partido de Voronin con la camiseta del Liverpool.

El Besiktas se hundió cual Titanic y comenzó achicar agua por todos lados y Voronin se aprovechó de su partido, el ucraniano coleta al viento siguió destrozando la defensa de los turcos, tal fue su estado de gracia que de una jugada suya tras pase a Riise su disparo no interceptado por Arikan, que dejaba el balón en bandeja a Yossi Benayoun ponía el 3-0 y casi se podría decir que la sentencia, viendo a unos y a otros.

El hat-trick del israelí era inevitable. Cuando Lamine Diatta derribo a Voronin, el lanzamiento de falta de Steven Gerrard volvió a ser rechazado por el portero turco y ahí estaba un listo Benayoun, el balón a la buchaca del israelí. Pero los reds no se pararon, siguieron machacando cual martillo pilón al conjunto turco y Benítez llamo a sus hordas y fue a destrozar a los turcos.


No fue un gran día para Hakan Arikan

El jubilo se lleno de las gradas cuando Steven Gerrard marcaba un precioso gol, quien completo su gran noche. Para no ser menos Ryan Babel saliendo desde el banquillo marcaba otro gol, llegada de Benayoun por banda y el holandés se destapa con un taconazo que ponía el balón fuera del alcance del cancerbero turco. La grada pedía el octavo y el holandés así respondió a las llamadas de la grada y marcaba el séptimo con fortuna, para redondear la maña noche de Hakan, el despeje de su defensor daba en el extremo que hacía tal parábola que le realizaba una vaselina al portero del Besiktas y gol.

En Anfield seguían pidiendo el que le diera esa noche de ensueño, el octavo, Peter Crouch que abrió el marcador, fue quien lo cerró con un cabezazo tras un gran centro de cortesía de Benayoun, el octavo subía al marcador de Anfield. Algo insólito en Turquía los reds dispararon 28 veces y tan sólo consiguieron un gol, aquel día dispararon 30 veces y marcaron 8 goles.


Dos de los protagonistas de aquella noche de Noviembre.

Esa victoria les daba la esperanza para seguir su camino en la Champions, Moscú aún estaba lejos.  Además sus pupilos hicieron caso a Benítez “Nos dijo antes de que tenemos que ganar todos los partidos que quedan y que sigue siendo el caso” así decía Crouch al finalizar el partido, ganaron 4-1 al Oporto y 0-4 al Olympique Marsella, una pena que se cruzara en semifinales el Chelsea, aunque los reds hicieron una gran fase.


Rafa Benítez estaba contento, las cosas habían salido mejor de lo previsto.

FICHA DEL PATIDO

Liverpool 8 Besiktas 0

Martes, 6 de Noviembre  2007 - 

Liverpool: Reina, Arbeloa, Hyypia, Carragher, Aurelio (Babel 63), Benayoun, Mascherano, Gerrard (Lucas 72), Riise, Voronin (Kewell 72), Crouch

Subs: Martin, Finnan, Torres, Kuyt, Ryan Babel, Lucas Leiva, Harry Kewell.


Besiktas: Arikan, Uzulmez, Toraman, Diatta, Kurtulus (Higuaín 62), Sedef (Ricardinho 78), Cisse, Avci, Ozcan (Tandogan 46), Delgado, Bobo. 

Subs: Rustu, Yozgatli, Kas, Karadeniz, Higuaín, Ricardinho, Tandogan

Goles:

1-0 Peter Crouch min.19
2-0 Yossi Benayoun min.32
3-0 Yossi Benayoun min.53
4-0 Yossi Benayoun min.56
5-0 Steven Gerrard min.69
6-0 Ryan Babel min.79
7-0 Ryan Babel min.81
8-0 Peter Crouch min.89

Estadio: Anfield  41.143 espectadores.

Arbitro: Markus Merk (Alemania).




lunes, 16 de febrero de 2015

Sus héroes, los jugadores del Liverpool.



Mamadou Sakho y Skrtel hacen felices a dos jóvenes supporters.



Redacción Esto es Anfield

El pasado sábado en Selhurst Park el Liverpool volvía a ganar y pasaba a la siguiente ronda de la Fa Cup, allí miles de kopites hinchaban sus pechos y ponían a tono sus gargantas para no dejar, como siempre, a sus jugadores, esos que cada partido, llueva, truene, tengan sol o haya frío, allí al finalizar el partido se acercarán a sus supporters y le darles las gracias.

Detrás de cada aficionado hay una historia, cada a su manera sigue al equipo y en Inglaterra se inculca de padres a hijos el viajar y disfrutar con tu equipo en el campo que sea, las distancias no son nada para estar al lado de tus ídolos, porque muchos de estos pequeños viven una fiesta siempre por y para su equipo.

Al finalizar el partido allí se dirigían algunos de estos jugadores para dar las gracias por su apoyo, Mamadou Sakho y Martin Skrtel daban sus camisetas a dos pequeños kopites, uno de ellos era Owen McVeigh de 11 años, que desde el sábado por la noche duerme abrazado a la camiseta de su ídolo, desde ese momento, Martin Skrtel. 

Owen viajó con su padre Mark, que decía que ese momento en el que el central eslovaco le dio la camiseta fue “Increíble cuando se acercó a darle la camiseta. Owen estaba nervioso, extasiado, él aún sigue oliendo la camiseta y no puede esperar el momento de mostrar su camiseta a sus amigos de la escuela”.


Owen posando con su camiseta lograda.

Mark que tiene un negocio familiar, suele viajar asiduamente a ver a los reds: “Los dos somos fans del Liverpool y viajamos regularmente en los partidos de casa y de fuera. Cuando estábamos debatiendo si hacer el viaje a Crystal Palace con él ya que estaba muy lejos, pero estoy muy contento de haberlo hecho, Owen siempre recordará este sábado. Él todavía tiene una sonrisa enorme en la cara y creo que será difícil que se la quite por un tiempo.”


Su padre colgó este tweet para que Sakho se lo enviará a Skrtel.

Su padre ya piensa en que Owen pueda tener su camiseta firmada por Skrtel “Puede que la próxima semana planeemos ir con Owen hasta Melwood y a ver si podemos que Skrtel le pueda firmar la camiseta, sería la guinda del pastel”.

Pero no sólo Owen fue quien se llevo un premio, la cara de Michael Melia de 9 años lo dice todo, su imagen de como Mamadou Sakho se acercó a darle la camiseta fue capturada por las televisiones, su madre Lisa dice que su hijo no le ha dejado lavar aún tan preciada posesión “Él estaba encantado. No me dejo lavarla. Le pregunte si podría ponerla en la lavadora y me dijo “No, no puedes lavarla porque tiene manchas de barro de él”.

Su madre colgó este tweet, Michael estaba contento con su nuevo tesoro.

Dice su madre que su cara y su voz era la de la felicidad completa “Estaba feliz porque ganó y que ha venido a casa sin voz. Él no para de verlo todo el día el vídeo en YouTube. Sus tías han estado llorando al ver su rostro en el vídeo. Él es tan feliz”


Michael viajo a Londres con su padre Michael y su hermana Elle. Su madre Lisa dice que les tomó bastante tiempo llegar a Londres porque se perdieron, pero que la victoria valió la pena al recibir también la camiseta de Sakho: “Ellos tardaron en llegar 6 horas. Se perdieron en el camino pero les valió la pena”.

Michael y su padre siempre van a ver al Liverpool: “Michael ha estado en todos los partidos, se fue a Bolton en la pasada ronda. Va a Anfield y se sienta en The Kop.”

Después de lo del sábado Michael ya tiene nuevo ídolo: “Su jugador favorito era Steven Gerrard y adoraba a Luis Suárez. Pero ahora es Sakho.”



Michael no perdió el tiempo y cogió su camiseta y se la enseño a sus compañeros del equipo de fútbol del “The Venny” en Speke.



Mamadou Sakho en poco tiempo se ha convertido en un jugador querido por la afición del Liverpool tanto por lo que hace dentro como lo que hacer fuera del terreno de juego.

Accede a la noticias:

Owen Mc Veigh consiguió la camiseta de Martin Skrtel (vía LiverpoolEcho) - in english.
Michael Melia y la sonrisa gracias a Mamadou Sakho (vía LiverpoolEcho) - in english.


miércoles, 11 de febrero de 2015

La venta de los derechos de televisión de la Premier League "Money TV"


Money TV



Por Luis Gutiérrez (Luis_JFT96) 

Ayer estallaba la bomba económica relacionada con los derechos de televisión de la Premier League para el trienio 2016-19. Sky Sports y BT Sport han adquirido los derechos para retransmitir en territorio británico la liga más seguida del mundo, por un montante total de 5.176 millones de libras por las tres temporadas que comprenden este periodo.

Entrar en ciertos campos de la máxima categoría del fútbol ha llegado a costar unos pocos peniques. Esta sentencia es tan real como ventajista, puesto que además de tener que ponderar el efecto de la inflación sobre dichos tickets también habría que hacer un ejercicio de reflexión sobre la expansión internacional de la propia competición, pero no deja de ser una gran verdad que todos los que hemos tenido la suerte de vivir un partido  de Premier en los viejos asientos de uno de sus míticos estadios hemos tenido que emplear un porcentaje elevado de nuestro salario mensual para disfrutar durante dos horas de un ambiente inigualable. Ahí sí que no hay ni trampa, ni cartón.


Así han evolucionado los derechos televisivos en Inglaterra con los años

El mundo ha cambiado. Ahora millones de personas cada fin de semana entre agosto y mayo comparten pantalla de televisión, tablet, PC, smartphone o cualquier otro soporte para seguir las andanzas de los equipos de la Premier League. Lo hacen por amor a un club, por tener algo que comentar en las redes sociales, por comprobar si han ganado unas libras en la casa de apuestas, por odio a su rival o por cualquier otra razón, pero el caso es que están delante de una pantalla. Según está planteado el fútbol hoy en día cada uno de esos espectadores implica movimiento de dinero, y cada vez los medios por los que se conocen los gustos de los espectadores son más precisos por lo que cada uno de ellos supone más dinero. Esto tiene poco que ver con la visión idealista que tenemos del deporte, pero explica en gran parte la monumental oferta que ha hecho pública hoy la Premier League.



La oferta que finalmente ha sido aceptada por la Premier League dejará 5.176 millones de libras repartidos en tres temporadas en manos de los clubes que integren la liga en esas campañas. Esta cantidad supone que cada partido televisado le cueste a BT y Sky algo más de 10 millones de libras, porque hay que recordar que en Inglaterra no se retransmiten todos los partidos de liga. Este acuerdo supone aumentar en un 70% el acuerdo actual, y está circunscrito únicamente al territorio británico. Hay que recordar que el nuevo contrato de derechos televisivos internacionales entró en vigor el año pasado por una cifra cercana a los 2.500 millones de libras. Esta cantidad se refiere también únicamente a la retransmisión de los partidos en directo, ya que los resúmenes (estilo Estudio Estadio) los compró en exclusiva BBC por otros 200 millones de libras.


Así se repartirán SkySport y BT Sport las retransmisiones

El resultado de todas estas cifras es que durante las próximas temporadas los aficionados de los equipos podremos seguir disfrutando de la liga más competitiva del mundo y observando ciertas paradojas como que el último clasificado de la Premier League se va a embolsar casi 100 millones de libras por derechos televisivos, mientras que el Barça y el Real Madrid según el rumoreado nuevo contrato en España ingresarían algo menos de 110 millones de libras cada uno y del resto de equipos de la BBVA mejor no hablamos. Pero esa es otra historia que no me ocupa contar.

Y sonó la canción de Balotelli



SuperMario Song

 


La labor fundamental del aficionado de fútbol es la de animar a los jugadores de su club, nos guste más o menos su destreza sobre el campo de juego, sus maneras o su peinado. No es ningún secreto que Mario Balotelli iba a ser uno de los preferidos del Kop desde el momento en el que descendió de su jet privado en el aeropuerto John Lennon.


Por Luis_JFT96 (@Luis_JFT96)

Hace unas semanas, mientras el Liverpool sufría una dolorosa derrota en Eastlands me preguntaba en mi cuenta de tuiter qué era lo que estaban cantando los kopites desplazados a Manchester, solo entendía dos palabras y sorprendentemente ambas eran en español, "Fantástico" y "Magnífico".

En ese momento no pude descifrar el resto de palabras, que como veréis a continuación no tenían mucha ciencia, pero uno va siendo mayor y el oído empieza a fallar.

La duda se resolvió cuando en un nuevo desplazamiento, esta vez a Londres, se pudo escuchar con mucha nitidez y durante un periodo bastante largo el nuevo hit del Travelling Kop. Resulta que Mario Balotelli ya tiene canción, es más, ya la tenía incluso antes de haber debutado de rojo. La letra no puede ser más sencilla para nosotros porque, pese a ser en italiano, parece haber sido escrita para el público hispanoparlante. 

"Mario Fantástico, Mario Magnífico 
olé - olé, olé - olé"


Ayer en Anfield, esa canción volvió a sonar, el gol más importante para el italiano desde que está en el feudo red, el primero y el que dio la victoria ante el Tottenham, que siga sonando la canción.


martes, 10 de febrero de 2015

La firma invitada: Tottenham Hotspurs, el rival.


La juventud por bandera



El Tottenham visita en el día de hoy Anfield, los spurs envueltos en el maremoto Harry Kane muestran candidatura para esos puestos Champions que tanto spurs como reds buscan. En una buena racha de juego y resultados por parte de los de Pochettino hemos pedido a un seguidor del cuadro de White Harte Lane que nos analice como llegan a la cita.

Por David Dorado (@deivid_dd)

Febrero no suele ser un buen mes para el Tottenham. En el mes más corto del año, los Spurs suelen caer de la Europa League y despegarse definitivamente de la pelea por ansiada cuarta plaza. Es un mes, al que en el norte de Londres se le está cogiendo tanta manía como al Liverpool, equipo que últimamente tiene la costumbre de golear sin piedad a Lloris. Aunque esta vez, el rival de los reds se presentará con algo que nunca había tenido, el poder de la cantera. 


El portero francés está siendo el mejor cancerbero de la Premier League con David De Gea.

En la patata caliente que se ha convertido el banquillo de los Spurs en las últimas temporadas, se había probado casi todo. Pero en la enésima vuelta de tuerca, la llegada de Pochettino al Lane supuso un soplo de aire fresco para los chavales criados en el antiguo Spur Lodge y en el moderno Hotspur Way. El argentino, sin gastar apenas dinero, ha intentado salir adelante con los millonarios fichajes que se hicieron con el dinero de Bale y las jóvenes promesas que había en las categorías inferiores. Las señas de identidad que le acompañaron en Espanyol y Southampton (presión alta, movilidad en punta y un juego dinámico) se empiezan a ver también en Londres y con ellas, han llegado los buenos resultados.


"Pochettino está demostrando que entrenar a los Spurs no es un trabajo imposible" palabra de Kenny Dalglish.

Además, para alegría de la afición, se ha conseguido cerrar el grifo de errores defensivos de anteriores temporadas. La llegada de Fazio, y posterior acople junto a Vertonghen, parece haber hecho olvidar los tiempos de Dawson y Kaboul, aunque de vez en cuando aparezcan reminiscencias. Los puntos más vulnerables actualmente son las bandas, sobre todo la de Danny Rose, más predispuesto al ataque que a la defensa. Aunque dónde verdaderamente se abre paso la juventud es en el centro del campo con Bentaleb y Mason, jugadores con calidad y mucho sacrificio, pero que les sigue costando sostener un partido fuera de White Hart Lane, aunque lo compensan con un ataque dirigido por un Eriksen que, al fin, ha encontrado esa regularidad que le exigían en sus años como timón ajacied. 


Cuando el Tottenham ha estado en apuros ahí a sobresalido la figura de Harry Kane.

Pero lo más destacado de la gestión de Pochettino es la explosión de Harry Kane - HurriKane para los amigos - hasta convertirse en el delantero de moda del fútbol inglés. Siete goles en los cinco partidos de Premier League en 2015 así lo atestiguan. Un delantero más hábil de lo que su físico hace creer y con un disparo que tiene poco que envidiar al del mismísimo Bale. 


El hombre del momento.

Es de esperar que en Liverpool las rotaciones cambien la cara al once que arrasó, más en juego que en el marcador, en el North London Derby y que además se convirtió en el de menor edad que un equipo de Premier League presentó esta temporada. Pero parece claro que la juventud seguirá siendo la bandera de estos Spurs que han logrado volver a ilusionar a una afición que tiene en mente la final del 1 de marzo como reto principal, sin perder de vista el cuarto puesto, algo que pasa esta noche por Anfield.