miércoles, 11 de enero de 2012

Manchester City 0-1 Liverpool


Kenny Dalglish's Low Flying Birds


El Liverpool se conforma con una victoria por la mínima en Manchester.

Poco espectáculo en la ida de la semifinal de la Carling Cup entre Manchester City y Liverpool, en la que los visitantes desperdiciaron una buena oportunidad de autoafirmarse como un equipo de altos vuelos y sellar su billete a la final tras adelantarse en el marcador en los primeros minutos.

Por Iván Illán (@McKormick)
Las bajas de los locales, incluida la del superlativo David Silva a última hora, permitían imaginar a los aficionados un partido muy distinto al vivido hace poco más de una semana y en el que el Manchester City no dio tregua a los reds que, en la noche de este miércoles, salieron al campo con otra intensidad en busca de demostrar que su nivel actual hace honor a su estatus como club grande del continente europeo.

Con Andy Carroll como estilete, el Liverpool se encargó de teñir los primeros minutos de rojo forzando a que Joe Hart tuviera que sacar lo mejor de sí, especialmente en tres ocasiones consecutivas del propio Carroll, Gerrard y Downing -de nuevo gris durante todo el encuentro- sin que hubiera pasado el primer cuarto de hora. Precisamente de la ocasión del capitán surgió el penalti, cometido por un lento Stefan Savić que Steven Gerrard alojó dentro de la portería local a pesar de que Hart adivinó el lado del lanzamiento.

Asegurar el pase parecía factible tras el gol de Gerrard.

Y hasta aquí llegó la intensidad del Liverpool mientras que el City continuaba inoperante en ataque, con excepción de las subidas por banda de Micah Richards, que decantó la balanza en su duelo directo con Glen Johnson -jugando a banda cambiada para dar descanso a José Enrique- y provocó el poco peligro que los citizens llevaron a la portería de Reina, inmenso durante el encuentro. Con las malas noticias de las lesiones de Spearing y Balotelli se cerró la primera mitad.

El segundo tiempo comenzó sin cambios en los onces, pero sí en el enfoque de los locales, que dieron un paso adelante ante la pasividad de los reds haciéndose con la manija del encuentro. Especialmente peligroso se mostraba Agüero quien, a pesar de que Martin Skrtel le ató en corto, fue capaz de generar varias ocasiones claras que se encontraron con una buena respuesta de un renacido Pepe Reina.

Una segunda parte horrible deja el pase abierto para la vuelta.

Los cambios de Dalglish -José Enrique y Carragher entraron en el tramo final- en lugar de animar al equipo para buscar la sentencia de la eliminatoria ante la mala noche de los locales mandaron un mensaje de contención a los jugadores que apenas volvieron a ver si Hart se había cambiado la camiseta en el descanso. A falta de ambición, Anfield, dentro de catorce días, dictará sentencia.

Manchester City: Hart, Richards, Savic, Lescott, Clichy, Barry, de Jong (Kolarov 72), Adam Johnson (Dzeko 66), Milner, Balotelli (Nasri 39) y Agüero.

Liverpool: Reina, Johnson, Skrtel, Agger, Kelly, Downing (J. Enrique 59), Henderson, Gerrard, Spearing (Adam 23), Bellamy (Carragher 79) y Carroll.

7 comentarios:

Jorge-George Olmos dijo...

Se gano que es lo que vale, no fueron buenas las formas, pero que le vamos hacer al final ese 0-1 puede ser muy importante.

Genial el titular Iván

Anónimo dijo...

Grande el Liverpool, que partidazo el primer tiempo, el segundo nada, hubiera preferido buscar el otro tanto para que la eliminatoria hubiera quedado casi cerrada, teniamos la oportunidad estaban algo debiles los del city, pero en fin una victoria es victoria el que no tiene a su mama que se conforme con la aguela

YWNA.


David Z.

Pach95 dijo...

Creo que la lesión de nuestro único contención fue lo que hizo que Dalglish cambiara el planteamiento del partido , ahora a ir por ellos en Anfield.

Anónimo dijo...

Gran resultado el 0-1. Gran trabajo del equipo. Se gano y de no ser por Hart hubiesen sido más goles.

AJ_23

Anónimo dijo...

Partidazo de la defensa sobre todo Skrtel y Johnson, como siempre Carrol muy solo arriba pero gran resultado para cerrarlo en Anfield.
Pol

Anónimo dijo...

Me parece genial que el equipo tenga esta faceta defensiva. Con orden, disciplina y entrega para aburrir al oponente si es necesario. Se llama saberCOMPETIR. Y poco a poco es lo que este proyecto va cogiendo o eso espero.

Todavía queda la vuelta pero el resultado es muy bueno. En 8 días hemos pasado de un 3-0 a un 0-1, me parece positivo.

AJ_23

James dijo...

A un paso de Wembley, el Liverpool no a jugado todavía una final en el nuevo estadio, ni que decir que sueño con ver a Gerrard levantar un trofeo ahi, lo tenemos a huevo !!!


James