lunes, 9 de abril de 2012

El Jugador a Seguir: Yakubu Aiyegbeni.


"The Yak".



Es el bote salvavidas del Blackburn Rovers y de su técnico Steve Kean. Sus goles han resultado decisivos para mantener las aspiraciones de salvación del equipo y para conservar la cabeza a un técnico que estaba casi sentenciado con un inicio de temporada repleto de derrotas y de goleadas en contra.

Nacido en Benin City, Nigeria, hace 29 años, la historia de Yakubu es la muchas veces contada de un jugador de sus orígenes africanos. Tras despuntar en la Liga nigeriana, rápidamente los ojeadores europeos le trasladaron al viejo continente. En el caso de Yakubu su aventura europea se iniciaría en Portugal, pasando a formar parte de la plantilla del Gil Vicente. Su estancia en el país luso no sería muy larga y rápidamente se trasladaría a Israel, fichando por el Maccabi Haifa.

Sería con el club israelí donde Yakubu daría su gran salto internacional, gracias a sus espectaculares y decisivas participaciones en la Champions League de la temporada 2002-03. Su hat-trick al Olympiakos y su gol frente al Manchester United en la victoria israelí por 3-0 sobre el equipo de Ferguson, le abrieron las puertas de las Islas con una magnífica tarjeta de presentación. Harry Redknapp y el Portsmouth serían el primer destino inglés para Yakubu. El jugador nigeriano llegaría al club costero como cedido y ayudaría con sus 7 goles al ascenso a Premier del Pompey. Durante sus dos años a las órdenes de Redknapp, Yakubu se convertía en la referencia atacante del equipo, llegando a anotar 28 goles.

De Fratton Park, Yakubu se trasladaría al Riverside Stadium de Middlesborough en la temporada 2004-05. Un fichaje que estuvo envuelto de polémica y de oscuras tramas y que formó parte del denominado Stevens Report. Yakubu fue pieza clave en la clasificación del equipo para la final de la UEFA Cup del año 2006. Final que el Boro perdería en Eindhoven frente al Sevilla FC por 4-0.



En Agosto del 2007, el Everton pagaba por el jugador nigeriano once millones y medio de libras. Cifra más alta pagada hasta la fecha por el club de Liverpool. Su primera temporada en Goodison Park estuvo portagonizada por el gol y por la indisciplina. Tras disputar la Copa de Naciones de Africa de Ghan, Yakubu se retrasó en su retorno a Liverpool y David Moyes le apartó del equipo durante un período. A pesar de ello, Yakubu consiguió un total de 21 goles en la temporada. Una cifra que no lograba un jugador Toffee desde que lo hiciera Peter Beardsley en la temporada 1991-92.


Su segunda temporada en el Everton estuvo marcada por su lesión de tendón de aquiles que le obligó a abandonar una temporada que había empezado con buenos registros goleadores tanto en la Premier como en la Europa League. Las dos siguientes temporadas, David Moyes empezó a perder confianza en el jugador nigeriano, hasta el punto de que fue cedido al Leicester City. Con los Foxes, Yakubu volvió a recuperar los minutos de juego y el gol. En 20 partidos llegó a anotar 11 goles.

Finalmente, Yakubu llegaba a su actual destino. El Blackburn Rovers de Steve Kean le brindaba una nueva oportunidad de perforar las redes de las porterias de la Premier League. Y aprovechó esa oportunidad desde buen inicio con dos goles en el primer partido de la temporada frente al Arsenal. Pero los goles que realmente han puesto el nombre de Yakubu nuevamente entre los más destacados del campeonato, fueron sus 4 goles al Swansea y su doblete en Old Trafford en la sorprendente victoria de los de Lancanshire, en un partido en el que Steve Kean logró salvar el cargo agónicamente con esa victoria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

este partido que sirva para levantar el juego, hay que salir a matar de primera y mostrar lo que mostro contra los grandes de la liga, no perdonar nada, se viene la semifinal de fa y debemos estar en forma para llegar a la final, es impresindible levantar en este partido,

Chulizas, el dijo...

Yo creo que por pura probabilidad y estadística al Liverpool le toca ganar ya y por goleada, por mucha mala suerte que tengamos. Aunque a ver qué pasa mañana...

Jorge-George Olmos dijo...

Un jugador tanque desde los que siempre te da buen resultado y le saco buen resultado Moyes