martes, 25 de diciembre de 2012

El Liverpool en los Boxing Days.



Boxing Day, el día de la ilusión.



Existen cientos de tradiciones de los equipos o de la propia competición que convierten a la Premier League en la liga favorita de la mayoría de los aficionados al fútbol, pero sin duda una de las que más aceptación tiene es el hecho de que se juegue al futbol en el Boxing Day, no sólo por los origines de la tradición, sino también por las consecuencias que tiene, como poder disfrutar de tu equipo de fútbol en familia. La magia que desprenden estas fechas es mayor si los campos de fútbol están abarrotados de niños ilusionados. ¿Queréis saber qué suerte ha tenido el Liverpool en el Boxing Day?, os lo contamos.

Por Luis JFT96 (@luis_jft96)

Lo cierto es que sería complicado enumerar las señas de identidad únicas con las que cuenta la Premier League, pero quizá la más reconocible de todas sea la cantidad de partidos que se disputan en el periodo navideño. Mientras el resto de ligas europeas descansan hasta bien entrado enero, la liga inglesa no para, y los partidos se suceden día tras día. El motivo de que se jueguen tantos partidos es bien sencillo y lógico, son las mejores fechas posibles para que los aficionados puedan acudir al fútbol en familia, incluidos los niños que al día siguiente no tienen que madrugar para ir al colegio. Es sólo una más de las iniciativas que tiene la liga inglesa para acercar el deporte rey a todos los hogares.

Boxing Day (se podría traducir como "el día de las cajas") es como se conoce popularmente en el mundo anglosajón al día que sigue a la Navidad (26 de diciembre), y es día festivo en la mayoría de paises anglosajones. Existen múltiples teorías sobre el origen de la expresión que da su nombre a este día. Quizá la más difundida sea la que dice que en la Edad Media los señores feudales, el día después de Navidad, depositaban en las cajas que llevaban los trabajadores, la comida que había sobrado del día de Navidad a sus súbditos en señal de agradecimiento por el trabajo desempeñado durante todo el año.

Pero, ¿qué tal le ha ido al Liverpool en el Boxing Day?. Viendo cual fue el resultado del primer partido que disputó el Liverpool en un Boxing Day, los reds perdieron por 1-4 contra el Burnley en 1896, podemos pensar que esta fecha se le da bastante mal al equipo de Anfield, pero lo cierto es que, si echamos un vistazo a los 26 de diciembre de los últimos años, no les ha ido nada mal. El Liverpool en toda su historia ha disputado 83 partidos en 26 de diciembre, de los que ha ganado 38 (lo que supone un 46% de victorias), ha empatado 24 y ha sido derrotado en 21 ocasiones. En los ocho últimos partidos que ha disputado el Liverpool en el Boxing Day, los reds se han hecho con seis victorias, y tan sólo han perdido un partido, en 2006 contra el Blackburn Rovers, claro que tampoco han tenido que jugar en Stoke on Trent en una fría noche de Navidad. Vamos a empezar el repaso de los cinco últimos Boxing Days en los que el Liverpool ha jugado partido precisamente por esa derrota.
Así eran algunos partidos disputados en invierno de principios de siglo XX.

El 26 de Diciembre de 2006 el Liverpool se presentaba en Ewood Park para enfrentarse al Blackburn Rovers de Mark Hughes. El Liverpool estaba fuera del Top 4 de la Premier, y debía ganar para meterse en los puestos que daban derecho a jugar la Champions League, de la que serían subcampeones en Atenas esa misma temporada. Rafa Benítez presentaba un once extraño, con Carragher ocupando la demarcación de mediocentro defensivo, y sólo con Mark González como hombre de banda, dejando a Kuyt y Luis García en el banquillo. La primera parte terminaba con 0-0 en el marcador y nada más comenzar el segundo tiempo el sudafricano Benny McCarthy marcaba en 1-0 que le daría la victoria al Blackburn y que dejaba a los reds en el sexto lugar de la clasificación.

Un año después el Liverpool volvía a jugar fuera de casa en el Boxing Day, en esta ocasión en el Pride Park de Derby. Los carneros estaban en plena lucha por evitar el descenso, por lo que el partido se antojaba complicado, pese a que el Liverpool ocupaba una plácida 4ª posición, y así lo fue. Fernando Torres adelantaba a los reds con un fantástico gol a los once minutos de juego, pero el Derby County empataría en la segunda parte para alegría de sus aficionados en el minuto 67 gracias a un gol marcado por McEveley. El capitán del Liverpool, Steven Gerrard, salvaría a su equipo sobre la bocina merced a uno de sus característicos goles en el minuto 90.
Robbie Keane marcó un doblete en el Boxing Day de 2008.
El Boxing Day de 2008 fue mucho más placentero para el Liverpool, no sólo por la comodidad de su victoria, sino porque ese resultado dejaba a los reds liderando la clasificación de una Premier League que no se llevarían finalmente por tan sólo cuatro puntos. Anfield estaba abarrotado y disfrutó de su particular regalo de Navidad gracias al 3-0 que su equipo le endosó al Bolton Wanderers. Además fue uno de los pocos partidos en los que Robbie Keane brilló con luz propia en su fugaz paso por el Liverpool, ya que marcó dos goles. El gol que abrió el marcador fue obra del extremo español Albert Riera.

Justo un año después la historia se repetiría con otra cómoda victoria en Anfield de un Liverpool que navegaba sin rumbo por la Premier League. El club estaba deprimido y avocado a un destino incierto desde que sus dueños lo dejaran abandonado a su suerte. Rodeado de estas circunstancias Rafa Benítez intentó que el equipo terminase lo más arriba posible, y precisamente este Boxing Day fue una de las pocas alegrías que la Premier le depararía a los aficionados del Liverpool esa temporada. El rival en esta ocasión fue el Wolverhampton Wanderers, y el resultado fue un 2-0, con goles de Gerrard, de cabeza, y Yossi Benayoun en la segunda mitad.

En 2010 el Liverpool faltó a su cita con el Boxing Day debido al temporal que recorrió toda Europa y que impidió que los reds se enfrentasen al Blackpool.

Maxi ha marcado el último gol del Liverpool en Boxing Day.

El último partido que ha disputado el Liverpool en el Boxing Day tuvo lugar el año pasado. Los de Kenny Dalglish llegaban al partido perdidos en mitad de la tabla, y enredados en multitud de eliminatorias de copa. El rival sería el Blackburn Rovers, que a la postre terminaría descendiendo a Championship y que era colista en ese momento, y el Liverpool sólo pudo arrancar un empate a uno pese a que el encuentro se disputó en Anfield. El autor del gol red fue el argentino Maxi Rodríguez, de cabeza.

Vistos los precedentes sólo podemos esperar que el Liverpool nos ofrezca el mejor de los presentes en el Boxing Day, aunque sea en un fría noche navideña en Stoke on Trent...


3 comentarios:

leonardo saavedra dijo...

Muy buena reseña sobre este dia tan especial en la Premier y que los que solo podemos disfrutarla por la teve lo percivimos en el colorido de los estadios ademas que se haga incampie en la familia y que los niños disfuten ese dia sin ninguna preocupacion cosa contraria pasa aca en sudamerica donde los barras practicamente son dueños de los estadios y es cada vez mas dificil llevar a los niños a disfrutar de su equipo y con cierta envidia veo el futbol ingles como ejemplo a seguir.

Till Lindemann dijo...

Que Dios te escuche leonardo

John Castro dijo...

eso no pasara hasta que en sur america se tome conciencia que el futbo es un deporte para divertirse y no un negocio del que lucrarse...

esperemos q algun dia se a posible...

YNWA