sábado, 16 de abril de 2011

La previa: Arsenal - Liverpool


En busca de Europa


Jugamos en el Emirates Stadium en un fin de semana que tiene a la FA Cup de protagonista. Llegamos a Londres con las opciones de alcanzar el 5º puesto aún intactas, con lesionados importantes en defensa, pero muy motivados tras la gran victoria ante el City en Anfield. Quedan sólo 6 partidos para que acabe la Premier y todos los partidos a partir de ahora son una final. Nuestra próximo final es el Arsenal de Nasri, Cesc y Van Persie, un equipo que si le das terreno para jugar y espacio, te pueden destrozar con juego y velocidad.

Por Jony (@Jony_TF)

El Arsenal de Arsene Wenger disputa el partido con las miras puesta a alcanzar al United y conseguir el que sería su 14º título de liga. Así lo reflejó el manager francés en la rueda de prensa antes del partido: "El Manchester United aún tiene que venir al Emirates".

Esta semana cambiaron de propietario, el multimillonario Stan Kroenke se hizo con el club valorado en unos 825 millones de euros. El estadounidense se hace con el 62% del capital, dejando al magnate ruso Alisher Usmanov con una participación de un 27%.

Wenger ya ha dicho que esto no descentrará a los suyos para el partido, ya que: "Este equipo está concentrado". "He dicho muchas veces que estoy muy orgulloso de entrenar este equipo, ya que se centran, quieren hacerlo bien".

Sin embargo no sólo tiene el título y el cambio de propietario en la mente, ya que jugarán también con la presión del Chelsea, la victoria de los Blues hace que la diferencia entre ambos sea de un sólo punto, y tendrán complicaciones a la hora de confeccionar el equipo.

El francés aún no se decide qué portero es el más seguro, a la pugna que tenien Almunia y Szczesny se les une Jens Lehmann, donde Wenger podría optar por el que esté disponible para el partido.
Además tienen un carrusel de lesionados más amplio que el nuestro, pero eso no quita a que tengan una plantilla más completa y compacta que la nuestra para hacer frente a esos lesionados.

Song, que estaba lesionado en la rodilla y Djourou, en el hombro, estarán disponibles para jugar ante el Liverpool. Szczesny con una lesión en el dedo y Denilson tocado en el dedo del pie, se deben someter a un test de aptitud para saber si puede estar en el partido. Almunia y Sagna, ambos con un golpe en la rodilla, son duda. Vermaelen con problemas en el talón de aquiles y Fabiansky con una lesión en el hombro que lo descarta para el resto de la temporada, se quedan fuera.


El Liverpool viene a londres tras pasar una semana dolorosa recordando la tragedia de Hillsborough y con la propuesta de título de caballero a Kenny Dalglish. El diputado de Liverpool, Rotherdam lo anunció en el memorial. Una de las principales razones es el apoyo incondicional que Dalglish junto a su mujer han hecho a los familiares de las víctimas. "Cuando estuve hablando con algunos de los miembros de la familia, dijeron que sería bueno para Kenny obtener un cierto reconocimiento por lo que ha hecho". "Una persona que ha estado allí desde el principio, y ahora está de vuelta en el club como manager".

Los jugadores llegan al Emirates con motivación extra para hacer un buen partido a domicilio tras la victoria brillante ante el City el pasado fin de semana y como dice Andy Carroll: "No hay razón por la que el Liverpool no pueda ganar allí, todos los muchachos están seguros de que podemos vencer al Arsenal".

Nuestras bajas para el partido son sólo 4, donde no han habido ningún cambio. Agger y Gerrard no jugarán más durante el resto de temporada y Glen Johnson y Martin Kelly siguen recuperándose del tendón de la corva.

Esta temporada el Liverpool, dirigido por Roy Hodgson, empezó la Premier empatando al encajar un gol en propia puerta Reina en el último minuto del encuentro ante el Arsenal, tras ir ganando durante gran parte del mismo con un gol de N'Gog. La temporada pasada, donde el equipo estaba entrenado por Rafa Benítez, perdió por 1-0 con gol de Diaby en el minuto 72. El equipo Red no gana al Gunner a domicilio desde el año 2000, donde se ganó con un gol de Titi Camara en el minuto 28. Ese año el equipo estaba entrenado por Gerard Houllier.

Verémos qué sucede con Kenny Dalglish al mando.