miércoles, 20 de julio de 2011

Murdoch elude responsabilidades en el tratamiento de The S*n sobre Hillsborough.



"Desconocía cualquier transgresión."



Rupert Murdoch, el magnate australiano de la información ha enfurecido a todos los supporters del Liverpool esta tarde cuando ante la comisión parlamentaria británica que estudia el turbio caso de las escuchas telefónicas ilegales, ha manifestado total desconocimiento sobre el tratamiento que el diario The S*n, medio de su propiedad, ofreció el mes de abril de 1989 acerca de los acontecimientos sucedidos en el estadio de Hillsborough de Sheffield donde 96 supporters del Liverpool fallecieron.

Durante toda la comparecencia parlamentaria, Rupert Murdoch y su hijo James, han eludido cualquier responsabilidad sobre el caso que ha hecho trastabillear al gobierno y servicio policial británicos, trasladando toda responsabilidad a sus empleados. El caso ha puesto en el punto de mira a todo el conglomerado de los "mass media" cuya ética periodística está siendo puesta en duda por gran parte de la opinión pública británica. Sobre todas esas prácticas ha versado la comparecencia y el tristemente titular de "The Truth" (La Verdad) publicado por The S*n el 19 de abril de 1989, cuatro dias después de la tragedia ha salido a la luz como triste ejemplo de las vergonzosas "praxis" de la conocida como prensa amarilla. Sobre el titular, Murdoch se pronunció de este modo poco antes de sufrir un intento de agresión por parte de un desconocido con un pastel de espuma de afeitar:

"No estoy al tanto de ninguna transgresión. Se trata de una cuestión de gusto. Es un tema difícil. En este país tenemos una maravillosa variedad de voces. Ellos son, naturalmente, muy competitivos. Estoy seguro de que los titulares de vez en cuando puede ser ofensivos. No es intencional."



Queda claro que al "Señor" Murdoch la pluma de su empleado Kevin MacKenzie, editor del panfleto amarillista por aquel entonces, es una firma prestigiosa. Además de que por lo dicho por el propietario del imperio mediático mundial que incluye medios como News of the World, Fox o The Wall Street Journal, entre otros, jamás existió ninguna mala intención por parte del editor cuando se acusó a los supporters del Liverpool de robar a las víctimas que yacían sobre el césped de Hillsborough y de orinarse sobre la policia cuando trataba de auxiliarlas.

Cuestión de gustos según las propias palabras del magnate. De nauseabundos y repugnantes gustos. Mentir y ensuciar con el único fin de alcanzar el éxito comercial y de ventas. Las gentes de Liverpool no olvidan y sin duda, apalauden ver al máximo responsable de la MENTIRA, acosado y contra las cuerdas. De momento ya le han espumado. Ahora le espera la cuchilla... Sin ánimo de ofender ni transgredir y hablando metafóricamente, claro.



JUSTICE FOR THE 96
DON'T BUY THE SUN



8 comentarios:

Jorge-George Olmos dijo...

La foto de Murdoch es total.

A ver si igual que NOTW sigue el mismo camino The S*n

Stubbins dijo...

Resulta curioso que todos los poderosos, en cualquier ámbito, jamás se inculpan y siempre eluden cualquier tipo de responsabilidad en todas sus fechorias.

Lo valientes y lenguaraces que son para desprestigiar a cualquiera, es inversamente proporcional a las evasivas a sus responsabilidades en cuanto se les pega un tirón de orejas.

VERGONZOSO.

Anónimo dijo...

No se merece ni el aire que respira el hijo de la gran puta.

AJ_23

Ivan dijo...

Es un sin verguenza

Never buy the sun

Anónimo dijo...

Si si la cuchilla bien afilada pero no de una maquina de afeitar, la cuchilla de una guillotina aunque lo mejor seria es que se diese una vuelta por Liverpool i fuese a ver buen futbol a Anfield estoy con Jorge-George Olmos la foto es total, en mi kurro no entiende la "simpatia" por este señor mi respuesta 96 razones.
Josep Maria Azcon, Never Walk Alone.

Anónimo dijo...

Que se jodan tanto él como su hijo, ojala vayan a la cárcel, cosa que dudo mucho, pero por lo menos estaria bien que pagasen por todas las putas mentiras que han dicho sin pasarles nunca nada. Y no escribo más porque me pongo de mala leche y no vale la pena por ese par de gilipollas.
Pol

Anónimo dijo...

Perdon por la expresion que voy a utilizar, pero este es un hijo de las mil putas.

Rojazo dijo...

Cualquier insulto se queda corto en pajarracos como éste.