miércoles, 19 de octubre de 2011

El partido de los partidos




Viviendo un Liverpool vs Manchester United desde dentro.



Los alrededores de Anfield eran un hervidero de aficionados.


Por Jorge Olmos (@george_olmos)


El que aquí os escribe tuvo la gran oportunidad de vivir un Liverpool vs Manchester United "in situ" en Anfield gracias a los Madrid Reds que siguen dejándome realizar mis sueños futbolísticos.

Mi aventura comenzó el viernes por la tarde-noche. El trayecto de Easyjet "Madrid-Liverpool" se convertía una vez más en el “puente aéreo” que realizo alguna vez al año. Nada más llegar a Liverpool fui a por nuestro corresponsal en Liverpool, David Cutts, y a por los compañeros de los Barcelona Reds, que se encontraron en pleno aeropuerto a la novia del chico de los donuts, De Gea, ya que Edurne viajaba con ellos y fue recibida por la madre de este.

Nos dirigimos hacía el hotel en el que estaríamos hospedados en nuestra estancia en la ciudad del Mersey, y allí la cosa iría de celebrites ya que en dicho hotel tuvimos que ayudar a un ex-jugador y antiguo rival nuestro en una gran noche en Dortmund, Javi Moreno, ex del Alavés, que se hospedó en el mismo hotel que nosotros y que tuvimos que ayudar en el tema del hospedaje con el inglés y decirle los sitios en los cuales poder ver la noche del Mersey en todo su esplendor.


El cartel de la Autobiografia de Pepe Reina decoraba una de las paredes de "The Albert"

El día del partido los nervios estaban a flor de piel y teníamos muchas ganas de poder ver un gran espectáculo y estar bien pronto en tan magno evento. Nos levantamos bien pronto porque ya nos habían avisado de lo que sucedía estos días en las que vienen los mancunians a Liverpool y nos comentaron como es la llegada de la hinchada rival a la ciudad. Llegan en tren y lo nunca visto en otra ciudad, se cortan las calles aledañas a la estación de Lime Street y no dejan entrar ningún coche o persona hasta que los hinchas rivales se han montado en los autobuses que les llevaran a Anfield. Ya en los aledaños de Anfield había muchos aficionados a unas horas tan tempranas y las medidas de seguridad eran diferentes a las que habíamos visto en otros partidos, resultándome gracioso el cartel que recibe a las hinchadas rivales con “Bienvenidos a Anfield hinchas del Manchester”. Siempre que voy a un partido intento dar dos vueltas al estadio, llamarlo locura o superstición pero es para meterme en el ambiente, y al ser un partido tan grande había gente bastante pintoresca. Un paso obligado es acercarse a los puestos y en estos partidos con más razón, las camisetas que hacían referencia a los mancunians estaban a la orden del día. Antes de entrar a Anfield siempre vamos a degustar unas “pintas” para comenzar como se debe, más si cabe en un partido como este para pulsar el ambiente. Nuestra sorpresa llegó cunado vimos que una hora antes del partido no se servía alcohol en los aledaños de Anfield, lo que hizo que nos fuéramos pronto a la puerta por la que accedíamos al estadio y tomar algo en el interior del estadio.


En los aledaños de Anfield es visita obligada a los puestos


Los comienzos del partido fueron muy bonitos con el You´ll Never Walk Alone sonando en los altavoces y en las gargantas de los Reds que allí estábamos. Al lado mío se sentó una familia que eran increíbles, ya que la madre cada vez que había una jugada de peligro se reía y me agarraba. Me encanta la gentileza de la gente de Liverpool, son muy amables. Tuvimos momentos colosales en la primera parte, pero me quedo con uno que sucedió en esa parte de la grada. Salía a calentar Andy Carroll y sus compañeros en la banda cercana a Main Stand que era donde estábamos, los hinchas ingleses (como me dijeron algunos supporters del Liverpool, los supporters del ManU son más ingleses que de Manchester) le empezaron a cantar que era el nueve de Inglaterra para acto seguido insultarle sobre los supuestos comentarios de Capello y su afición por la bebida, a lo que Carroll les “contestó” con aplausos y alguna que otra sonrisa lo que consiguió que todo el mundo le ovacionara y le mostrara su apoyo. Los primeros 45 minutos tocaban a su fin y ocasiones a parte, me llamó la atención como un steward del Liverpool le echaba una bronca a un aficionado por insultar a un jugador del ManU que se había acercado en la banda diciéndole que eso allí no se consentía y que a la próxima si no desistía se iba del campo.


En Main Stand pude ver el partido aunque alguna vez la columna me jugó una mala pasada


En el descanso tuvo un acto con niños con problemas físicos a los que les dejaron saltar a Anfield y fue un momento muy entrañable, ya que la gente les aplaudía y ellos marcaban su gol a la vida enfrente de The Kop. Estos actos fueron preciosos, y todo el publico les aplaudió.

En la segunda parte esperaba más del público, pero como bien me han informado la zona en la que estábamos no es la mejor para ver un partido de esta magintud. El gol de Gerrard lo vimos bastante bien y fue un gran momento abrazándonos con gente que ni nos conocíamos, ya que esta es la mejor parte del fútbol, el compartir sentimientos comunes. El gol del United lo vimos pero que muy bien, ya que nos tocó en nuestro lado y cuando tocaba retreta e ir con la caballería, la gente no apoyó en nuestra zona y me defraudó en esos momentos. Sólo hacía falta un gol y se veía a Carragher y Gerrard empujando al equipo. El partido no dio para más y nos fuimos del estadio. En los aledaños la marabunta se iba camino de sus casas o del pub a comentar el partido.


La despedida a los jugadores



La vuelta a casa tuvo “sorpresa”, ya que en el viaje me encontré a Paco de Miguel, uno de los ayudantes de la época de Rafa Benítez, que venía de la charla que dio el técnico madrileño en Liverpool como acto de la fundación de su mujer Montse, no estuvo mal para terminar este viaje. Este fue el gran clásico y mi última visita a Anfield, del que me despido hasta el año que viene, no sin antes dar las gracias a los Madrid Reds ( David Cutts, Jesús Bilbao, Neil Thomas, Paul, Toni y Pep) y Barcelona Reds (Francesc y Jordi) por este fin de semana, sin olvidar a mi compañero de fatigas Rob Janssen.


4 comentarios:

Luis JFT96 dijo...

Gran relato Jorge. Me alegro de que lo pasaras bien.

Stubbins dijo...

Gran relato Jorge.

Mis compis de Barcelona Reds volando con Edurne y yo me quedé en tierra...

Anónimo dijo...

Hola Jorge:
El autentico placer fué el mío de poder disfrutar de vuestra compañía.

A ver si se repite de nuevo, pero con mejor resultado.

Y sobre todo, gracias a los Madrid Reds por hacerme participar de este sueño que es poder ir a Anfield.

Un saludo

JesusRed.. Barakaldo

Jony dijo...

Me encanta como al leerlo te va adentrando en el ambiente. Que pena no haber estado ahí.