sábado, 17 de diciembre de 2011

El jugador a seguir: Darren Bent



Big Bent, fobia a las arañas pero no a los grandes traspasos.



Por Jorge Olmos (@george_olmos)

Un delantero peligroso. Es un jugador que donde va, marca. Darren Bent se ha convertido en un delantero inglés de los de antaño, un cazagoles que siempre tiene la portería en la cabeza. Cuando estaba en el Sunderland le metió al Liverpool tres goles, uno de ellos con la colaboración de un balón de playa, ahora con los Villanos habrá que tenerle muy en cuenta.

Darren Bent, de origen jamaicano, es hijo de futbolista. Su padre jugó en el Brendford y Wimbledon. Además es supporter del Arsenal . Comenzó su carrera en el Ipswich Town. Su debut profesional no llegaría en Premier League sino en un partido de copa de la UEFA contra el Helsinborgs, con tan sólo 17 años. Tras marcar 48 dianas con el Ipswich Town, en sus cuatro temporadas con "The Tractor Boys", se fue al Charlton, donde anotó 31 goles en dos temporadas. Después este generador de libras para los equipos que deja fue traspasado a los Spurs. El Tottenham realizaba un desembolso de 25 millones de euros por sus servicios. Sus temporadas en el equipo de White Hart Lane fueron de grandes números, formando una dupla muy interesante con Robbie Keane. En agosto de 2009 el Sunderland, dirigido por Steve Bruce, se hacía con sus servicios. Este amante del gol en su primer partido con los Blacks Cats encontró en una ocasión la diana, el primer gol de los 32 que marcaría en dos temporadas para el equipo rojiblanco. Aunque como bien sabrán, en el fútbol actual no existen los sentimientos y, tras decir que estaba a gusto, el delantero inglés decidió hacer un Transfer Request, y pedir su traspaso al Aston Villa.

Los supporters del Sunderland nunca perdonarán su salida del club.


El traspaso se convirtió en el más caro de la historia de los Villanos hasta el dia de hoy. Después llegaron unas semanas tormentosas, en las que los mensajes entre los dos managers y los supporters de ambos equipos fueron constantes, y no dejaron de reprocharse las formas de la marcha del delantero inglés. Las posibles causas de su salida pudieron ser la marcha de su compañero en la dupla de ataque, Kenwyne Jones, en verano y la ausencia en el Mundial de Sudáfrica al no entrar en la convocatoria definitiva de Fabio Capello (debería darle las gracias al técnico italiano ya que su fobia a las arañas gigantes le habría hecho pasar un mal rato). Esos condicionantes le hicieron pensar en cotas mayores, y el Aston Villa, entrenado por Gerard Houllier en esa temporada, era un buen trampolín: "El Aston Villa es un club muy popular y cuando supe que estaban interesados en contratarme no tuve dudas". Dejaba los Blacks Cats con una cifra de 24 goles en 38 partidos y llegaba a un equipo con exigencias de luchar por puestos europeos. Terminó con una buena cifra goleadora en su primera temporada en los Villanos, pero las ventas de sus compañeros Downing y Ashley Young han debilitado al equipo, aunque siempre les quedarán los goles de Darren Bent, un delantero de cuidado, que coincidirá en el terreno de juego con varios excompañeros como Hendo o Downing. Fue el autor del gol que hace dos años anotó el Sunderland con una "beach ball". ¿Volverá a ser nuestra pesadilla?.

Gerard Houllier fue su gran valedor para salir de la crisis que tuvo el Aston Villa