viernes, 27 de enero de 2012

Liverpool Rewinds: Liverpool 3-1 Manchester United 1



El día que Riise cogió su fusil





Por Jorge Olmos (@george_olmos)

Situémonos. 4 de Noviembre del 2001. Anfield. Dos equipos que siempre que salen a un terreno, si están uno delante del otro, se tienen ganas. Hace 11 años, en Anfield, el equipo dirigido por Gerard Houllier, que venía de la temporada del “Treble”, le pintaba la cara los red devils. La temporada anterior, Michael Owen y compañía habían ganado tres títulos, y tenían que demostrar su candidatura al título. Esta temporada había supuesto también la llegada de jugadores peculiares, como Anelka o Abel Xavier, y de otros importantes en el futuro inmediato del club como Milan Baros, Dudek o Riise.

Pero vamos con el partido. El Manchester United venía de varios partidos perdidos a principio del curso (Arsenal, Chelsea y Fulham, estos dos últimos en casa), lo que hacía que la diana estuviese sobre la cabeza del escocés Alex Ferguson. En el lado contrario Gerard Houllier no pudo dirigir este partido, al técnico francés ya le empezaban a dar quebraderos de cabeza sus problemas de corazón, y quien se sentó en el banquillo de Anfield fue su ayudante, la leyenda red Phil Thompson, que de enfrentamientos con los red devils sabía bastante. En el equipo que sacó el escocés Ferguson destacaba la baja de Jaap Stam, jugador importante para la zaga mancunian, lo que propició que jugaran en el centro de la zaga Wes Brown y Mikaël Silvestre. Su actuación de esa tarde será recordada durante años por los kopites por sus continuos fallos. El partido siguió el guión de un partido entre dos grandes, es decir, con mucho respeto entre los equipos .

Los reds sabían cual era la consigna: balones largos a Heskey, y que el grandullón se los bajara a Michael Owen. El de Chester, Murphy, o los pases de Gerrard, creaban las jugadas de mayor peligro para los reds, y entonces llegó el primer gol en una combinación entre Hamman y el checo Smicer, servían el balón a Heskey que la dejaba pasar y, ante un gran fallo de Wes Brown, el balón le quedaba servido en bandeja de plata a Michael Owen que encaraba a Fabien Barthez y, sin pensárselo dos veces, colocó el balón en la escuadra. El 1-0 subía al marcador ante la algarabía del publico red que abarrotaba Anfield. La primera piedra ya estaba puesta.

Entonces llegó el momento que se ha quedado grabado en la retina de todos los liverpudlians del mundo. Cuando estaba apunto de terminar la primera parte, en el minuto 39, el colegiado señalaba una falta al borde del área a favor del Liverpool. Pide lanzarla el noruego John Arne Riise. Se prepara y, tras tocarle el balón Didi Hamman, su pierna izquierda percute como un cañon para dar a la pelota una parábola increíble, y que se vaya dirigiendo como un cohete hacía la escuadra de portería defendida por Fabien Barthez. El balón daba en el larguero, y se introducía en la portería del guardameta francés, que no pudo hacer nada más que contemplar el golazo. Nacía un "hit" entre los Kopites. Así terminaba la primera parte, ¡y qué primera parte!.



En la segunda parte, los red devils salieron con una consigna, acortar el resultado. Y cuando sólo se llevaban 5 minutos de la segunda mitad, el propio Riise cometía un fallo en defensa, su despeje quedaba en las botas de David Beckham que, tras pegar a la pelota, esta se introducía en la portería defendida por Jerzy Dudek. Pero los hombres de Ferguson no tuvieron mucho tiempo para celebrarlo, ya que un minuto después los reds volvían a marcar. Riise sacaba de banda, el balón le llegaba a Heskey, que saltaba de cabeza, por allí aparecía Barthez, que cometía un fallo estrepitoso, el balón le llegaba a Michael Owen que, de cabeza, ponía el 3-1. Entre Wes Brown, Silvestre y Barthez hicieron que Owen y compañía se llevaran el partido. De ahí hasta el final hubo alguna llegada aislada de los dos conjuntos hasta que Graham Poll pitaba el final del partido. Sin duda, era un día para recordar entre la hinchada red.


Michael Owen no fue rival para Silvestre o Wes Brown

El United bajo de las nubes, pero hubo una persona que perdió los papeles ese día. Ferguson realizó una entrevista en un tono furioso, atacando a sus jugadores, cuestionando su compromiso. Después de ese día decidió hablar sólo a través de MuTv. Esas nueve derrotas seguidas llevaron a los de Ferguson al tercer puesto. El Liverpool finalizó la Premier segundo a siete puntos del Arsenal que se alzaría con el titulo, su duodécimo, justo antes de la temporada de “The Invencibles. Pero también fue la temporada en la que Michael Owen recogió el Balón de Oro por los éxitos cosechados durante el año 2001.



Ficha del partido:

4 de Noviembre del 2001

Liverpool 3 vs 1 Manchester United.

Liverpool: Jerzy Dudek, Stéphane Henchoz, Sami Hyypiä, John Arne Riise, Jamie Carragher, Smicer (min.69 Patrick Berger), Danny Murphy, Dietmar Hamman, Steve Gerrard, Emile Heskey, Michael Owen (Min.69 Robbie Fowler)

Manchester United: Fabien Barthez, Gary Neville, Denis Irwin (Min.85 John O´Shea), Wes Brown, Mikaël Silvestre, Verón, David Beckham (Min.77 Paul Scholes) Nicky Butt, Quinton Fortune, Van Nistelrooy, Solskjaer (Min.52 Dwight Yorke)

Goles:

1-0 Michael Owen min.32
2-0 John Arne Riise min.39
2-1 David Beckham min.50
3-1 Michael Owen min.51