lunes, 6 de agosto de 2012

Borini el solidario.


Su familia acogió a niños afectados por el desastre nuclear de Chernobyl.


Sin tiempo prácticamente para destacar en los terrenos de juego, el nuevo fichaje del Liverpool, Fabio Borini, se ha ganado casi inmediatamente el corazón y el respeto de gran parte de la afición Red gracias a la labor altruista llevada a cabo por su familia con los niños afectados por el desastre nuclear de Chernobyl a mediados de los años 80.

Por Stubbins. (@El_Stubbins)

La pasada semana con motivo del encuentro de ida de la ronda previa de clasificación para la Europa League que enfrentaba al Liverpool con el conjunto bieloruso del FC Gomel, una noticia de enorme carácter social y solidario saltaba a la luz pública en voz y persona de Fabio Borini. Fue el propio jugador quien en una entrevista a la web oficial del club, explicó la enorme labor solidaria efectuada por su familia con niños precisamente de la localidad bielorusa, muy cercana a la ciudad ucraniana de Chernobyl, mundial y tristemente conocida por el grave accidente nuclear allí ocurrido en 1986.

Gomel y Chernobyl son ciudades que comparten cercanía con la frontera que hoy separa a Bielorusia y Ucrania, antiguamente unificadas en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). El 26 de abril de 1986, durante el transcurso de unas pruebas simuladas en la central nuclear de la ciudad ucraniana, un error imprevisto se transformó en el mayor accidente nuclear de la historia, provocando el mayor accidente medioambiental hasta ahora conocido, originando graves problemas de salud y medioambientales en un amplio territorio alrededor de la planta nuclear.

Como en todo desastre, bien sea natural o por la intervención directa del ser humano, los niños son siempre los más afectados y Chernobyl no fue una excepción. De ahí que la solidaridad internacional se volcara en los más pequeños de la maltrecha zona ofreciendo a los afectados ayuda y oportunidades. Una familia boloñesa fue una de esas familias que prestó altruista y humanitariamente su ayuda a los pequeños niños bielorusos. La familia Borini. Fabio lo explicaba así.

"Tengo una gran conexión con Gomel. Cuando era niño, mi familia acogió en Italia a niños de un pueblo cercano a Gomel, puesto que durante el accidente nuclear de Chernobyl, mucha de la radiación recayó sobre la zona. Los niños necesitaban respirar aire sano y pasar controles sanitarios para asegurarse que su recuperación iba por el buen curso. Les acogimos durante un mes en el verano y de ese modo podíamos ayudarles y además mostrarles Italia."

Al delantero italiano del Liverpool, la experiencia le marcó de tal modo que ha llegado a tatuarse en su cuerpo su nombre en cirilico. "Llevo tatuado mi nombre escrito en ruso (cirilico) para recordar toda aquella etapa." 

Más allá del tatuaje, el generoso gesto de la familia Borini les enaltece como seres humanos. En otros términos, y visto desde la perspectiva Red, causa una grata sensación el conocer que uno de los nuevos chicos tiene entre sus inquietudes fuera del fútbol, las labores solidarias. No todo está en los terrenos de juego para entrar con buen pie en el Liverpool FC.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buen jesto de la familia Borini!!Ojala triunfes el el liverpool y demuestres que vas aser uno de los mejhores de la premierrrr

Anónimo dijo...

Grande Borini y Quaresma al LFC

Anónimo dijo...

vas a ser gran dupla con suarez, este es el año del pool.