viernes, 26 de octubre de 2012

Rewind: Everton 2-3 Liverpool (2000-01)



El "Merseyside derby" que lo tuvo todo.


Si existe un derby de los disputados en la pasada década en el otro lado de Stanley Park que todos los supporters recuerdan, ése es sin dudarlo el disputado el 16 de abril de 2001. El Liverpool de Gérard Houllier se imponía por 2-3 al Everton con un gol en el descuento del veterano mediocentro escocés Gary McAllister, al ejecutar un libre directo tan lejano como inesperado. El postrero gol de la victoria Red, tan solo fue la guinda del pastel de un partido en el que hubo absolutamente de todo. Tarjetas por doquier, expulsiones, penaltys señalados en ambas areas que fueron anotados o errados y por supuesto, la victoria que cayó del lado Red. Todo ello envuelto siempre en una intensidad y emoción que tan solo un partido de este calibre puede ofrecer. Así fue el "Gary Mac Derby".

Por Stubbins (@El_Stubbins)

Remontarse al mes de abril de la temporada 2000-01, significa rememorar el Liverpool de Gérard Houllier que ya evidenciaba unas plenas facultades, no solo para aspirar a ganar títulos, sino que también para ganarlos. No en vano, aquel equipo ya conocía las mieles del éxito, al haberse proclamado campeón de la Worthington Cup (Copa de la Liga) al Birmingham City pocos meses antes a la celebración del partido frente al Everton. Esa vitola de equipo campeón se refrendó después del pitido final de aquella tarde en Goodison Park, con el triunfo en la Copa de la UEFA frente al CD Alavés, la FA Cup frente al Arsenal y la clasificación para la Champions League, en un mes de mayo de celebración continua para los Red Supporters.

La 164ª edición del Merseyside Derby, se iniciaba con un sentido y respetado minuto de silencio en honor de las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough de la cual se cumplían 12 años. Tras la tregua tácita del minuto de silencio entre equipos y aficionados, la batalla de Goodison daba inicio. Y lo hacía con un rápido zarpazo en forma de gol del equipo Red. Emile Heskey abría el marcador en un mano a mano con el meta evertonian, tras aprovechar un envio de Dietmar Hamman. Era el gol número 21 de la temporada del delantero fichado aquella misma temporada procedente del Leicester City. El gol no estuvo exento de polémica al reclamar el cuadro Toffee una mano de Jamie Carragher en el area visitante, en la jugada anterior.

Emile Heskey ponía el primer en el marcador de Goodison Park para los Reds. 

El gol tempranero de los Reds, no logró doblegar a los locales, que buscaron con ahincó el marco defendido por Sander Westerveld, hasta que finalmente lograron perforar el marco del meta holandés. Fue el escocés Duncan Ferguson, cuando casi se llegaba al descanso, quien aprovechó un balón muerto en el área, para anotar las tablas en el marcador, resultado con el cual, ambos equipos se retiraban a vestuarios.


De nada le sirvió  a los toffees adelantarse con el gol de Duncan Ferguson. 

El empate provocó de todo, excepto que ambos equipos cejaran en su empeño por dominar el balón, terreno de juego y marcador. El ritmo de juego era altísimo y la intensidad enorme. Un jugador parecía dominar por completo todos esas emociones, manteniendo su cabeza fria y actuar con absoluta precisión y efectividad. Didi Hamman. El mediocentro alemán, repetiría asistencia con un balón largo que rompía por completo la defensa Evertonian. Robbie Fowler fue el destinatario del pase, llegando hasta la línea de fondo y enviar el balón hacia el interior del área donde esperaba Heskey. El defensa Ball logró desviar el balón, pero lo dejó muerto para que Marcus Babbel, quien seguia la jugada desde atrás, pudiera devolver la ventaja para los de Anfield.

Markus Babbel ponía la victoria momentanea para los Reds. 

Minutos después al gol de Babbel, el Liverpool gozó de una oportunidad inmejorable para romper definitivamente el encuentro al ser Fowler objeto de penalty por parte de Richard Gough. El propio Robbie Fowler se encargaría de lanzar el penalty con paradinha incluida. El disparo de "God" se topó con el palo izquierdo de Paul Gerrard. El Liverpool seguía por delante en el marcador pese a todo. Pero si algo tienen los derbys, es que nada es definitivo. Y eso le sucedió al Liverpool. Del posible 1-3, se pasó en escasos minutos a ver a un Liverpool con diez hombres en el terreno de juego por expulsión de Igor Biscan y a la igualada de 2-2 del marcador tras anotar Unsworth un penalty señalado a Hyypia por sujección a Ferguson.


La expulsión de Igor Biscan parecía que le costaría el partido a los Reds. 

Del mismo modo que todo tornó de color Blue, la tonalidad del partido se convirtió de un Red absoluto. Con el tiempo ya cumplido, el equipo de Gérard Houllier disponía de un libre directo a una distancia que se antojaba ciertamente lejana para creer que pudiera representar una seria amenaza para la portería de Gerrard. No lo creyó así Gary McAllister. El veterano jugador escocés amagó un disparo cuando todos; incluidos sus propios compañeros; esperaban un balón colgado al área en busca de rematador. No fue así. El balón en vez de describir una parábola camino del area chica, tomó una trayectoria directa que buscó con éxito las mallas de la portería Evertonian. El delirio llegaba a la mitad Red del Merseyside. Se trataba de la primera victoria Red en feudo Blue desde 1990.

Macca conseguía dar la vuelta al marcador, la parte Red de la ciudad era feliz. 

Con ese gol Gary McAllister se convertía en ídolo. Tres días después, anotaría el gol de la victoria contra el FC Barcelona que daría la clasificación al Liverpool a la final de la Copa de la UEFA. Una final, en la que el escocés también contribuiría al primer título europeo de los Reds desde el año 1985, con un gol ante el Alavés. El tributo de los Kopites a McAllister no podía esperar. Nacía la "Gary Macca song"


FICHA DEL PARTIDO:

EVERTON: Gerrard; Abel Xavier, Ball, Gough (Alexandersson,73'), Unsworth, Watson, S (Pistone,62'), Weir; Gemmill; Campbell, Ferguson, Nyarko.

LIVERPOOL:
Westerveld; Babbel, Carragher, Henchoz, Hyypia; Biscan, Hamann, McAllister; Fowler (Vignal,83'), Heskey, Smicer.

GOLES:


0-1 Emile Heskey min.5
1-1 Duncan Ferguson min.42
1-2 Markus Babbel min.58
2-2 David Unsworth min.83 (p)
3-2 Gary McAllister min.90

ARBITRO: J. T. Winter. Amonesto con amarilla a Ball, Ferguson, Gerrard, Gough, Unsworth y Alexandersson del EFC; Hamann, McAllister, Carragher y Henchoz del LFC expulsando por doble amarilla a Igor Biscan del LFC. 

ESTADIO: Goodison Park, 40,260 espectadores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Liverpool tiene en este partido la gran oportunidad de levantar cabeza frente a un rival de talla que va bien en la liga...

Espereomos que este sea el despegue...

John de mexico...


PDT: lei por ahi que hubo en el partido de Arsenal VS Shalke ojeadores del liverpool viendo como jugaba Huntelar..(hizo gol)

Se rumorea q van por el en el proximo mercado... aunque en junio seria agente libre pues no ha renovado dicen q quieren traerle para evitar q alguien mas intervenga en la operacion mas adelante....

Sera cierto?