jueves, 12 de junio de 2014

Reg Summers, 44 años cuidando el manto de Anfield.


44 años al servicio del conjunto Red.



Os traemos la historia de Reg, un jardinero, toffee, que una noche de los 80 se enamoró de un equipo, el Liverpool que destrozaba 5-0 al Nottingham Forest de Clough. Todos ven ahora los campos de Inglaterra y ven ese césped que siempre luce, que tiene luz propia, detrás de ellos siempre hay grandes trabajadores, algunos compinches de entrenadores, Reg estuvo 44 años cuidando los campos del conjunto Red.

Redacción Esto es Anfield.

Una noche de Abril que aun perdura en la mente de Reg, como ese buen recuerdo de la infancia, pero en el que llega un momento que cuando eres futbolero, todo como el protagonista de Nick Hornby en “Fiebre en las gradas” lo llevas al ámbito del fútbol, Reg se asombro de aquel equipo dirigido por Dalglish que destrozaba de una manera elegante, como un asesino con clase al Nottingham Forest “Después de ese partido le dije a un amigo que es el mejor futbol que he visto nunca por un equipo inglés. Esa noche, Sir Tom Finney fue a la televisión y dijo lo mismo. Me robo la frase” recuerda Reg.

Aquel manto por el que los jugadores de aquel Liverpool parecían describir maravillosas melodías, fue reparado al día siguiente por el bueno de Reg, allí se topo con Roy Evans y le dijo “Me acerque a Roy y le dije “Voy a decirle una cosa es el mejor fútbol que he visto nunca Roy”, él contestó rápidamente “Lo hicimos, imagínate lo que podría haber sido en un campo decente”.

Estás semanas Reg dirá adiós a 44 años de servicios en el Liverpool, pasó 30 años cuidando Anfield, para pasar después a Melwood y luego a la Academy de Kirkby “Yo estaba apunto de jubilarme hace un par de años. Pero estaba disfrutando tanto de la Academy, que me quedé. El ambiente y la gente son de primera clase”.



A pesar de haber nacido Evertonian “Yo siempre he querido que ambos clubes del Merseyside tuvieran éxito”. La presión de estar en el Liverpool y de saber que su trabajo era el primer paso para una victoria “Fue una gran presión a veces, pero era un privilegio verlos jugar. Fui muy afortunado, ya que en mi tiempo en Anfield coincidió con el periodo de mayor éxito del club. Era tan alta la presión, que fue un poco estresante, porque el club tenía unas grandes expectativas. Por eso cuando había un gran partido, había tensión. En cierto modo, fue un alivio cuando todo terminaba y el equipo había ganado. “

Los tiempos han cambiado y ahora la calefacción y diversos cuidados están a la orden del día en el cuidado del césped de los campos, pero “No era así cuando empecé. Solía ser una batalla con el campo en estos días. Tenías al primer equipo jugando el sábado y los reservas el martes y como hubiera grandes lluvias, el campo podía estar tres o cuatro días hasta que se secaba. Después era cinco minutos después un barrizal.

Recuerdo a mi compañero, Alan Webster, siempre diciendo que las culpas eran de Steve Heighway que levantaba grandes trozos de césped. Heighway era un extremo, que jugaba en ambas bandas y cuando teníamos que reparar el campo después de un partido, Alan decía “Esto lo hizo Heighway”. 


Reg con la leyenda Keegan.

La profesionalidad de Reg siempre hizo que le ganaran la batalla al tiempo, nunca les pudo el dios Cronos  “Afortunadamente, muy pocas veces perdimos nuestro partido ante el tiempo. Recuerdo un derbi, en 1996, estando lloviendo, no pudimos hacer mucho. Pero la única vez que estuvimos cerca fue en un partido contra el Leeds, por la misma época. Había llovido todo el día, y como a las 5.00, el árbitro estaba seguro de que se tenía que cancelar. Estaba lleno de charcos y le convencimos de que nos diera media hora. Corrimos como nunca. Afortunadamente el arbitro considero que se podía jugar, y ganamos 3-0. Pero recuerdo caminando por el terreno de juego cuando todos se habían ido a casa y era como un pantano. No tengo ni idea de como lo conseguimos tener listo para el siguiente partido, pero era nuestro trabajo”.

Una tarde en la que Reg Summers empezó a trabajar en el césped de Anfield, no tenía ni idea de que 24 horas más tarde el terreno de juego que había arreglado estaría cubierto de ramos de flores “Siempre me acuerdo de ello. Yo estaba trabajando por la tarde, regando el campo, pero tenía mi coche aparcado en la rampa entre Main Stand y Anfield Road y podía escuchar el partido. Volví al coche después del saque inicial y oí al comentarista diciendo que había un incidente grave. Mientras sucedía yo cerré el suministro del agua y me fui a casa.

Peter Robinson tomó una decisión fantástica de abrir las puertas de Anfield el día siguiente.  Al final del día, nada más importaba”.

Reg, al igual que muchos empleados del Liverpool, pasaron los días después de Hillsborough ofreciendo su apoyo en todo lo que pudieron a las familias y pensaron en hacer un homenaje a las mismas con los ramos de flores y bufandas que estaban en el campo “Teníamos una antigua cámara en los alto de Anfield Road. Estábamos en el campo organizando los ramos e hicimos un “LFC Thank You”. Sólo pensé que sería  un buen gesto. Tengo la imagen hoy y eso me hace estar muy orgulloso”.



Reg Summers no estuvo sólo una vez arreglando el césped, un día le ayudo un ex jugador que levantó una Copa de Europa, días antes de un partido de Copa de Europa, el equipo estaba esperando a que Jim Beglin pudiera llegar a ese partido de la máxima competición, tenían un partido con el equipo reserva para volver a encontrar sensaciones.

“Jim Beglin se había roto la pierna y estaba casi listo para volver. Phil Thompson era el manager del equipo reserva en ese momento y estaba desesperado porque Jim volviera a jugar. Yo vivía a cinco minutos del campo, cerca de Stanley Park, en el momento que yo volvía a casa las cinco de la tarde, para la hora del té.

Mientras me dirigía de vuelta, la lluvia comenzó y empezó a ponerse mal, cuando llegue de vuelta al campo y la mujer de la centralita me dice “Piensas que estará bien”, le dije “Por supuesto, solamente estará lloviendo cinco minutos” pero ella me decía que estaba lloviendo torrencialmente durante una hora allí.




De todos modos, llegamos y estaba todo cubierto de agua. Estábamos convencidos de que el arbitro comunico que el pitido inicial sería en 15 minutos, Alan Webster, yo y Phil Thompson nos pusimos a despejar el agua del campo.

Recuerdo mirar a mí alrededor y ver a Tommo, leyenda del Liverpool y ex jugador de Inglaterra, cepillando y quitando agua fuera de la cancha para que los reservas pudieron tener el campo. Afortunadamente el partido se pudo disputar, ganaron y Jim no se lesionó”.

Reg se retira, seguirá viendo a sus equipos desde el sofá de su casa, cerca de Stanley Park, al lado de su Everton y su Liverpool, cuando muchos nos fijemos en lo que pasa en el césped, seguro que Summers se fijará más en ese césped.

Fotos Liverpool Echo.

Accede a la noticia:

Reg Summers, el cuidado del césped deja tras 44 años el Liverpool – vía Liverpool Echo – in english.

3 comentarios:

m the kop dijo...

como siempre excelente los redactores de este blog una vez mas por darnos a conocer figuras de este club

PD: en estos momentos estan trasmitiendo la tragedia de los 96 por espn si alguien tiene el link que me lo pueda pasar subtitulado o en español se lo agradezco

Pol dijo...

Me ha encantado este artículo, de los mejores que he leído, muy interesante toda la historia y te das cuenta del trabajo que tiene cuidar el césped de uno de los mejores equipos del mundo. Además de dar protagonismo a los trabajadores del club, ellos también son el LFC.

AJ_23 dijo...

Gracias por la historía, me ha encantado.