sábado, 3 de enero de 2015

El porque del adiós de una leyenda



 Oh capitán, mi capitán



Ha sido la decisión más difícil de su vida y que le ha dolido, probablemente más que a todos nosotros juntos. Todos pensamos que terminaría su carrera con la misma camiseta con la que la inició, pero el tiempo ha hablado y bien cuando su estatus de leyenda permanecerá intacto por siempre, el capitán ha decidido zarpar a una nueva aventura por distintas razones que solo él y su familia sabrán a ciencia cierta, nos damos la libertad de especular un poco en cuanto a estas…

Por Jorge De Castro (@jorge_decastro)

En mayo del 2014 los Reds iban embalados a su primer título de liga en más de una década jugando el fútbol más entretenido de la liga hasta que llegó un fatídico partido donde quizás las cosas no se plantearon de la mejor forma y el resultado fue definitivamente catastrófico. Un resbalón donde caímos todos y del que a pesar de que nos levantamos, el capitán no ha vuelto a ser el mismo desde ese momento. Luis Suárez dijo en su libro que no sabe como alguien podría seguir adelante después de algo así y es evidente que el resbalón fue un castigo demasiado cruel para la persona que más ansiaba y merecía ese título. Hoy el equipo se encuentra lejos de esas alturas y quizás piense que sea el momento de alejarse del constate recordatorio del que probablemente sea el peor momento de su carrera.

Esta temporada, el ícono e incontables veces héroe del Liverpool FC se ha visto sometido a un escrutinio constante de parte de la prensa y afición tras cada una de sus actuaciones. Su nivel ha decaído evidentemente, hasta el punto de que el debate se ha abierto referente a si debería ser titular o no visto a que unas de las mejores actuaciones del equipo han llegado con el capitán fuera del once. Es posible que Gerrard ,cansado de este escrutinio, y consciente de que tantos motivos hayan habido para establecer el debate, haya decidido seguir adelante para seguir jugando y compitiendo sin perjudicar a nadie, fuera del foco de todas las miradas y sin afectar su inigualable legado.

Muchos han mencionado que se debió haber usado a Gerrard en un rol como el de Lampard en el City; pero hay que tomar en cuenta de que el capitán Red es un hombre muy orgulloso, y el verse encasillado en un rol limitado cuando el mismo siente que puede dar más, es algo con lo que difícilmente habría estado de acuerdo.  Quizás tras ver el último partido ante el Swansea desde el banco, le permitió tomar una mirada al futuro de su amado club, y haya decidido anunciar su salida ya de modo que el equipo pueda prepararse adecuadamente a la vida sin él.



Muchos señalaran como culpable a Brendan Rodgers por su mal manejo de Steven, pero la teoría del sobreuso se cae considerando el hecho de que Gerrard no es una persona que aceptará cómodamente el sentarse en el banco rotando constantemente, y en cuanto a la posición donde se le ha colocado, no es algo que deba achacárselo sólo a Rodgers ya que Dalglish y Hodgson tampoco manejaron de la mejor manera al capitán. Además, esta temporada Steven probó en distintas posiciones, incluso detrás del delantero donde brilló con Benítez; un experimento que parecía fantástico durante algunos minutos pero que con el pasar del partido se notaba en gran forma que las piernas del capitán no eran las mismas para aguantar los 90 minutos con sus compañeros a una o dos velocidades por delante. Además, Steven ha puesto todo rumor de desencanto entre ambos con lo dicho en su última entrevista: "Me gustaría haber conocido a Brendan Rodgers cuando tenía 24 porque pienso que estaríamos hablando de los títulos ganados juntos."

Finalmente queda considerar que Steven cuenta con una familia muy joven y esta puede ser la oportunidad perfecta para probar la vida afuera del Reino Unido con sus 3 niñas, y ésta ha sido la principal razón que ha dado para explicar su salida, el deseo de experimentar algo nuevo siempre y cuando no hubiese posibilidad alguna de enfrentarse al Liverpool, por lo que el prospecto de los Estados Unidos resultaba sumamente atractivo para él como lo fue en su momento para otras leyendas de la Premier League.

Las razones para la salida de Steven Gerrard del Liverpool puede ser una combinación de los factores mencionados, o quizás algo completamente distinto, y eso es algo que quedará entre él y su familia. Pero sin importar cuales fuesen, el N°8 pasará a la historia como el jugador más grande en el club de Anfield, y no importa cuanto pueda escribirse sobre él, nada le hará justicia su leyenda, y mucho menos alcanzará para darle las gracias por tanto.



1 comentario:

Dewis Ruben Espinosa Montalvo dijo...

Que paso con los analizis despues de los partidos?
Ya el blog no es como antes.
Que paso?