martes, 25 de agosto de 2015

La opinión sobre el Arsenal 0-0 #LFC: Billete Para Soñar




 BILLETE PARA SOÑAR




Sergio Montañés (@SergioMontanes7)

El Liverpool consiguió en la noche de ayer un meritorio empate en el Emirates Stadium ante el Arsenal. Un encuentro donde los de Brendan Rodgers demostraron que son serios aspirantes a estar entre los 4 mejores equipos de Inglaterra al final de la temporada.

La noche de ayer se avecinaba como una de las más difíciles de la temporada. Visitar el Emirates nunca es plato de buen gusto, y más aun si echamos un vistazo a las estadísticas de los Arsenal-Liverpool en los últimos años, donde de 9 partidos disputados, 4 fueron victorias locales, con un reparto de puntos en 4 ocasiones y tan solo una victoria para los Reds. Más difícil el partido de ayer si ojeamos los dos primeros partidos de la temporada, donde el Liverpool consiguió ganar a Stoke City y Bournemotuh respectivamente por la mínima, pero con un sabor agridulce, y es que las sensaciones dadas no eran las mejores para poder plantar cara al Arsenal en su estadio.


 Sin embargo, el trabajo de Rodgers en lo que va de temporada poco a poco está empezando a dar sus frutos. Bueno, el del entrenador noirlandés, y el de todos sus ayudantes, porque parece que los O’Driscoll, Lijnders y McCallister han dado un aire fresco a la plantilla. Digo todo esto porque por fin se empieza a ver a un equipo unido tanto en ataque como en defensa, con sus pequeñas lagunas a las que ya estamos acostumbrados, pero que poco a poco está aclimatándose a una nueva forma de jugar, con nuevos jugadores y con un destino directo: jugar la próxima edición de la Champions League. El partido de ayer demuestra que, si seguimos avanzando en esta dirección, el himno de la máxima competición europea podría volver a sonar el año que viene en Anfield.

La solidez defensiva marca el camino

Tres partidos jugados y cero goles encajados. No hay mayor dato que demuestre que el equipo está en una gran dinámica defensiva. Algo raro teniendo en cuenta que en las últimas temporadas el talón de Aquiles del equipo ha sido siempre la gran cantidad de goles encajados a final de temporada. 

 

Simon Mignolet y la línea defensiva han tenido un inicio de temporada perfecto.

Este buen bagaje defensivo se debe sobre todo a que la línea de atrás formada por Clyne, Skrtel, Lovren y Gómez están a un nivel espectacular. El lateral derecho inglés me recuerda al Glen Johnson de sus mejores tiempos, capaz de defender de una manera soberbia e incluso sumarse al ataque provocando desajustes en el equipo contrario. La pareja de centrales parece otra totalmente diferente a la que tantos disgustos nos dio la pasada campaña. El eslovaco está demostrando porqué pienso que es el mejor defensor del equipo con intervenciones magistrales como la de ayer cuando Walcott se disponía a marcar el 1 a 0 para los gunners. El croata, por su parte, ha pasado de ser el punto de mira del equipo y objeto de críticas por todas los aficionados del Liverpool, a ser en mi humilde opinión, uno de los jugadores más destacados en este comienzo de temporada. Siempre he estado a favor de la titularidad de Sakho, pero ahora mismo, ¡qué no me quiten a Lovren! Y lo de Gómez ya es de otro planeta. Un jugador de 18 años, cuya posición principal es la de central, y que ha sido acomodado al lateral izquierdo cumpliendo con creces en líneas defensivas. Quizás le falta mayor aporte en ataque, pero no se le puede pedir mucho más a este espectáculo de jugador.

Un mediocampo totalmente físico

Una de las claves del buen papel demostrado contra el Arsenal en la noche de ayer se da en el mediocampo que sacó Brendan Rodgers. Un trío formado por Lucas Leiva, Emre Can y James Milner y que se sobrepuso a la gran calidad que tiene el Arsenal en la línea medular con los Cazorla, Ozil, Ramsey, Coquelin, etc. La falta de Henderson por lesión se avecinaba importante, pero lo cierto es que los tres jugadores que comenzaron el partido dieron un recital de juego, y es que fueron capaces de parar el juego interior del Arsenal. Algo tan complicado de conseguir como importante, pues es en lo que se basa la filosofía de juego de los de Arséne Wenger. 


Con Can y Lucas de arranque junto a un inalcanzable Milner, el centro del campo estuvo más que sólido.
 
A eso hay que sumar las grandes aportaciones de Emre Can y James Milner en ataque, siendo dos jugadores totalmente todoterrenos y capaces de pasar en cuestión de segundos de su propia área a la del rival. Y así estuvo a punto de marcar gol el jugador inglés en un par de ocasiones. 

Luces y sombras en ataque

Si hay que destacar la línea defensiva del equipo en este comienzo de temporada y particularmente ayer contra el Arsenal, del ataque podemos mencionar tanto aspectos positivos como negativos. Lo negativo se centra sobre todo en que hemos metido tan solo dos goles en dos partidos disputados, algo fácil de entender si miramos los dos primeros partidos de la temporada donde las ocasiones brillaron por su ausencia. Sin embargo ayer, precisamente, el equipo tuvo el mayor número de ocasiones en lo que va de campaña y sin embargo, no fue capaz de introducir ningún gol en la portería defendida por Cech. A veces por los palos, y a veces por las grandes intervenciones del portero del Arsenal, pero lo cierto es que la puntería ayer brilló por su ausencia.


Benteke sigue mostrando grandes cosas y fue un dolor de cabeza para la defensa del Arsenal

 Como aspectos positivos, que por fin se puede decir que aquellos que defendíamos el fichaje de Benteke teníamos razón. Pese a que ayer no logró ningún gol, y eso que tuvo una clarísima, el jugador belga fue un tormento para la defensa del Arsenal. Se llevó la mayoría de duelos por alto, algo de lo que ya éramos sabedores, pero es que su velocidad y su capacidad para provocar situaciones de peligro en un segundo van a ser muy importantes este año para el Liverpool. Y ayer lo vimos varias ocasiones contra un equipo que a priori, va a disputar el título liguero.

Y luego hay que hablar de Coutinho. Un pedazo de jugador el que tenemos en nuestra plantilla y del que tenemos que sentirnos orgullosos de tener y al cual hay que retener durante los próximos años para que lidere el proyecto del Liverpool. Contra el Arsenal, una vez más, fue un jugador desequilibrante y un quebradero de cabeza para Bellerín, que todavía debe estar soñando con el quiebro que le hizo instantes antes de finalizar la primera parte para posteriormente estrellar el balón contra el poste de la portería del Arsenal.

Conclusiones

Hay motivos para creer. El equipo poco a poco va evolucionando y contra el Arsenal pudimos haber sumado perfectamente los tres puntos, de tal manera que estaríamos con tres victorias de tres partidos disputados. El resultado final fue de empate a 0, pero las sensaciones dadas fueron como si hubiésemos conseguido una victoria en uno de los estadios más difíciles de visitar. El próximo fin de semana jugamos contra el West Ham en casa habiendo conseguido 7 puntos de 9 posibles tras visitar los campos del Stoke City y del Arsenal. Yo, personalmente, hubiera firmado a principio de temporada este comienzo liguero.


Coutinho está en estado de gracia y mucho de lo que puedan lograr los Reds esta campaña pasa por la magia en sus pies

2 comentarios:

xavi martin dijo...

Buena crónica. Con Henderson y Firmiño, además de un recuperado Sturridge, podemos soñar.

Pablo Daniel Istillarte dijo...

Gran comienzo! Donde están los que criticaban? Ayer el equipo creo grandes situaciones de gol sino fuera por lo palos, las estiradas de cech o los cruces increíbles de Coquelin que pudieron haber terminado en penal. Me decepciono el ingreso de Ibe, si bien era el cambio que yo hubiera hecho no rindio lo esperado y abuso de hacer la jugada individual. Que bien Rossiter en su primera presentación en el Emirates. El sí entro y jugo como se debía.

Saludos!