lunes, 6 de junio de 2016

Y Sami Hyypiä fue Marcel Desailly, por un día.


“Por supuesto que Hyypiä no es Desailly, todavía”



Por George Olmos (@george_olmos)

Así titulaba Janne Kosunnen en su columna para el periódico deportivo finés Veikkaaja. Corría el verano de 1998, en un día como hoy, 6 de Junio y los que aún no eran campeones del mundo se preparaban para su gran cita, el Mundial de Francia. Aquel equipo de Aime Jacquet se disponía hacer historia y para prepararse para la cita mundialista jugó una serie de partidos de preparación, uno de ellos fue contra la Finlandia de Richard Moller Nielsen, cuyo defensa central era nuestro Sami Hyypiä que aún estaba en el Willem II.



Finlandia jugó partidos amistosos en ese verano contra Alemania y Francia, dos grandes súper equipos para demostrar el estatus del fútbol finés. El partido ante Alemania terminó empate sin goles, pero llegó el gran partido ante los que serían los grandes campeones del mundo, Francia. El combinado francés ganó por 0-1 en el Olympiastadion, Helsinki, con gol de David Trezeguet.


Los franceses jugaban por primera vez en territorio finés. Sami jugó el partido ante el equipo de los Zidane, Lizarazu, Laurent Blanc y compañía. Después del amistoso, Francia jugaría un amistoso ante HJK Helsinki al día siguiente del que les enfrentó al equipo finés. Aime Jacquet puso a los jugadores que no habían actuado en el amistoso ante Finlandia, quería tenerlo a todos con minutos ante la cita mundialista. Por alguna que otra razón que no se entendió y parece que para no cargar mucho las piernas de los internacionales, Jacquet preguntó al entrenador de Finlandia si podía dejarle algunos jugadores par dicho amistoso. Sami aceptó dicha oferta y jugó en el centro de la zaga francesa, portando la camiseta de Marcel Desailly




Sami aún tiene la camiseta de aquel partido en el que se “vistió” de jugador francés, el gran finés describe así aquella rara experiencia: "Originalmente se suponía que yo iba a ser uno de los suplentes, pero justo antes de comenzar el partido el entrenador francés me dio la camiseta con el nombre de Desailly y escribió mi nombre en entre los titulares. Los jugadores franceses se reían de cómo había cambiado tanto Marcel. El partido lo jugamos de noche, jugué 70 minutos y estaba exhausto y pregunte si podía descansar. Estaba cansado. Realmente me divertí mucho jugando con los campeones del mundo. Forme pareja centra con Frank Lebouef contra mi compañero de equipo Mika Kottila. Otros jugadores que recuerdo de jugar a mi lado fueron Vicent Candela, Bernard Dioméde, Alain Boghossian y Thierry Henry. Zinedine Zidane descanso ese día”.

Por supuesto que Hyypia en aquella época no era Desailly, pero él todavía no sabía lo que le depararía su vida futbolística, viajar a Inglaterra, ser Red, reinar en una noche turca y ganarse para siempre el corazón de los seguidores del Liverpool.



@Referencia del libro Sami Hyypiä: From Voikkaa to the Premiership

1 comentario:

rasin pilev dijo...

Desconocía está anécdota del gran Sami Hyypiä. Como siempre aprendo algo nuevo de mi club de la mano de EEA. Para mí, junto con Carragher, es el mejor central que hemos tenido en el siglo XXI. Era muy bueno.