sábado, 27 de agosto de 2016

La opinión sobre el Tottenham 1-1 #LFC: Hay que aprender a correr: riesgos


Hay que aprender a correr: riesgos



Por Billy Escobar (@BillyEscobar7)

El 27 de agosto, en lo personal ha sido uno de los días más difíciles e importantes de mi vida. Hace dos años me convertí en Director de la empresa en donde trabajo y horas más tarde, mi abuela falleció por cáncer pulmonar, siempre la recordaré por no darse por vencida, por correr hasta el final, por gastar todo el oxígeno que tenía y por enseñarme el verdadero significado de que nunca caminaré solo, en ese marco el Liverpool visitó al Tottenham en la Jornada 3 de la Premier League, antes del parón por fecha FIFA.

El inicio de la temporada 2016-17 en la liga, en términos generales, nos ha costado. Un triunfo, una derrota y un empate, hay nuevas caras pero los errores parecen ser los mismos. Sin embargo, tampoco podemos dejar de lado, la nueva dinámica que ha adoptado el equipo con Mané adelante, aún sin encontrar la contundencia en esa zona y la solidez en defensa.



El Tottenham 1-1 Liverpool, fue un sinónimo de la intensidad, de tener pulmones, de tener oxígeno, los dos equipos no dejaron de correr en 80 minutos de los 90 disputados. Ambos en su idea, tratando de presionar siempre en zonas altas y con la necesidad de recuperar el balón lo más rápido posible. Los Reds, más verticales, así empezó a tener oportunidades Coutinho, que en dos ocasiones fueron bien tapadas por Michel Vorm, quien también en un par de ocasiones anticipó en las salidas a Mané, que ganaba la espalda de los defensas con facilidad.



Gracias a un penal de Lamela, cobrado por Milner, los Reds se fueron con la ventaja en el primer tiempo, para la segunda parte, Pochettino entendió la parte en donde más le cuesta al equipo de Klopp y que es la banda izquierda, a pesar del buen partido de Milner, los Spurs empezaron a recargar por ahí el juego, a recuperar los espacios y la pelota muy cerca del área visitante y fue así, de un trazo desde la izquierda y una descoordinación de marcas, que Rose empató el partido ante la salida de Mignolet, que antes había salvado en dos ocasiones.


Klopp no quiso ver el penal de James Milner, un clásico del alemán.


De a poco el oxígeno se fue acabando y los equipos se quedaron con un punto cada uno. Y al final, pienso que nos faltó correr, pero correr un poco más de riesgos, a Origi le dio 15 minutos y a Sturridge cinco, serán de los errores que tendrá que corregir Klopp. Muchas veces tenemos miedo, miedo de lo que podríamos no ser capaces de hacer. Sin pensar que cada partido que pasa nunca volverá y nada está escrito.


1 comentario:

rasin pilev dijo...

Aunque ya se va viendo un poco lo que quiere Klopp, como se dice en el post seguimos con los mismos errores. Hay que ser más sólidos en defensa y conseguir 4-5 victorias seguidas y tener un tropiezo, luego 4-5 victorias y un tropiezo, no tropezar cada partido. Espero que este año mejoremos en defensa, que es donde están los problemas de verdad