lunes, 17 de abril de 2017

Steven Gerrard “Tenía una obsesión, ser el mejor”.



“Ser el mejor jugador en los entrenamientos cada día”



El gran capitán del Liverpool dejó los campos hace bien poco, pero aún sigue dando lecciones de lo que es y debe ser un gran jugador. En pocas fechas se anunció que la próxima temporada tomará las riendas del equipo Sub-18 del Liverpool, como parte de su formación para ser un gran manager de futuro. En la noche del sábado en BT Sport hizo una gran comprensión de lo que tiene que ser un jugador de futuro.

Más de 700 partidos a sus espaldas con la camiseta Red, 114 como internacional inglés y muchos momentos para recordar, pero todo gran campeón como él no se hace tan sólo con talento, el trabajo y más trabajo es lo que dará sus frutos, así lo pensaba Gerrard “Tenía una obsesión. Obsesionado con ser el mejor jugador en todos los entrenamientos todos los días, y si no lo hacía me gustaba ir a casa y pensar en ello y tratar de hacerlo al día siguiente”



Steven Gerrard cree que cuando se consigue no debes dejarlo escapar y seguir trabajando en ello “Uno tiene que estar obsesionado. Cuando tu consigues olerlo aunque sea un poco de esperanza que te obsesiones y moverlo entre ellos (tus compañeros). Una vez que lo encuentras, ellos no deben volver a perderlo”.

Gerrard que ahora es formador de jóvenes en la Academy del Liverpool, cree que no es tan sólo la palabra “talento” la que los jóvenes deben tener presente “La palabra ‘talento’ me frustra. Me encanta el talento y me encanta verlo, pero en la academia del Liverpool, la cosa más importante es que ellos necesitan entender lo que hay al otro lado del juego. Luchar, ganar, tacklear. Ir donde duele, que tus pulmones te ardan, realmente dejarlo todo.

Tan importante como el talento es el otro lado del juego”

Nadie mejor que él para llevar las riendas de los jóvenes de la Academy red, palabras inspiradoras para alguien que sabe lo que es portar el brazalete del Liverpool y de la selección inglesa.




No hay comentarios: