jueves, 6 de abril de 2017

Trent Alexander-Arnold, el 'expreso' prematuro por @RojasRuin


Joven y sobradamente preparado. 




Por Carlos Rojas (@RojasRuin)

Quienes lo hayan visto, saben que el primer impacto que causa es realmente sorprendente. Con Trent Alexander-Arnold ocurre justo lo contrario que con el resto de futbolistas. Tras ver solo una acción suya, ya te gana; el resto del tiempo, juegas a descubrir sus defectos. Sin embargo, es la materia prima lo primero que reluce en este ilusionante jugador. Centrocampista o lateral derecho, la zancada de Trent Arnold es una declaración de intenciones de lo que quiere hacer en el fútbol: recorrido, recorrido, recorrido.

Tiene solo 18 años, y sí, es scouser, lo cual puede llevar a sobredimensionar cualquier jugada que el chico protagonice. Sin embargo, impresionar a Jürgen Klopp no es algo que consigan todos. Tras una magnífica pretemporada en el pasado verano, donde empezó despuntando ante el Tranmere como interior y acabó destacando como lateral derecho en la gira americana, fue este último rol el que más le interesó a Klopp. En el Liverpool, el tirano de la banda derecha es Clyne, y el alemán lo fía todo a él, pese a que esta temporada el internacional inglés haya bajado claramente sus prestaciones, lo cual ha aumentado la apuesta del técnico red por la joven promesa.


Un jovencisimo Trent Alexander-Arnold con otro ídolo de Anfield, Carragher.

Trent Arnold es endiabladamente rápido. Cumple a la perfección con el perfil de full-back inglés, goza de gran técnica y un potentísimo disparo en su pierna diestra. Sin embargo, el poderío que exhibe en cada arrancada contrasta con su nula claridad con el balón en los pies. Pese a que hemos destacado que es un futbolista dotado de regate, todavía no ha tenido una acción remarcable cuando ha jugado con el primer equipo, donde se le ha visto algo más cohibido, seguramente fruto de su todavía escasa madurez. Es así: Trent Arnold juega al fútbol de forma muy aparatosa, algo atropellado sin balón -mal endémico de todo defensor scouser- y no muy inteligentemente con él. En realidad, su propuesta se basa en echarle un pulso a su marcador, pues a potencia y velocidad pocos le ganan, y es una fórmula ciertamente exitosa en categorías inferiores, que todavía no ha aplicado con éxito cuando ha jugado con los mayores.



Sus condiciones nos descubren su polivalencia. Klopp lo sabe: en el último derbi fue interior. En Old Trafford, disputó 90 minutos como lateral, donde sufrió mucho en los primeros 45 minutos ante Martial y corrigió su balance defensivo en la segunda mitad. Sin embargo, por ahora se ve demasiado verde en ambas demarcaciones. En la zona de medios es un llegador exquisito, pero su poca inteligencia táctica por ahora le cierra la puerta. En el lateral, progresa adecuadamente. Cada partido que juega con futbolistas de su edad, demuestra que está listo para otras lides. Aun así, su rendimiento con el primer equipo es todavía una incógnita. A Klopp parece que le convence, pero está por ver si el tren de Alexander-Arnold llegará tan pronto como parece.



Ben Woodburn y Trent Alexander-Arnold, dos promesas que van a realidades.


No hay comentarios: