sábado, 19 de marzo de 2011

Asamoah Gyan


Maldito penalty

La marcha de Kenwyne Jones al Stoke City y de Darren Bent al Aston Villa, dejaron al Sunderland huérfano de goles durante un tiempo, hasta que un ghanés que había llegado al equipo en el último día del mercado de fichajes de este verano, se eirgió como goleador en los Black Cats. Ese delantero es Asamoah Gyan, jugador rápido, de portentosa fuerza y gran remate.


Por Jony (@Jony_TF)

La rapidez que demuestra en cada partido es una característica que viene mostrando desde pequeño. En el colegio rompía todos los récords en carreras de 100 y 200 metros. Su fuerza podría venir dada también por el atletismo, pero en vez de seguir por ese camino, se metió a jugar al fútbol. La admiración que tenía sobre el capitán de su primer equipo, Hall Farm FC, fue lo que hizo que amara a este deporte.

Ha pasado por Italia (Udinese, Módena) y Francia (Rennes) antes de desembarcar en Inglaterra, y aunque ha tenido algunos malos momentos en su carrera por culpa de las lesiones que no le dejaron triunfar en la Serie A italiana, jamás lo ha pasado tan mal como en el mundial de Sudáfrica.

Este domingo ante el Liverpool se verá la cara con el otro protagonista del suceso, Luis Suárez. Gyan ya dijo que: "Con esa mano en el último minuto se convirtió en un héroe. Es verdad que hizo trampa, pero yo también lo hubiera hecho".

Siempre que es preguntando por el penalty, suele decir lo mismo. Al delantero uruguayo del Liverpool ya lo ha perdonado, sabe que es parte del juego al igual que su fallo.

En el lanzamiento de un penalty hay varios factores que son determinantes para que se lleve acabo con éxito: La colocación del disparo, la fuerza que se le da al golpeo, la ocultación de la intención de la dirección de la pelota, el entorno, lo que logras si entra en la portería el balón, los minutos que quedan para el final del partido, los logros individuales que vas a conseguir si anotas el gol...

Ghana empataba a uno contra Uruguay en los cuartos de final del mundial de Sudáfrica. Si lograban pasar a semifinales serían la primera selección africana en conseguirlo. Entonces en la última jugada de la prórroga, en el minuto 120 del partido, Adiyiah remataba un balón que se dirigía a gol, pero Luis Suárez lo paró con las dos manos. Expulsión y penalty.

Asamoah Gyan tuvo que analizar en el punto de penalty todo lo dicho anteriormente, añadiendo que si marcaba, empataba el registro de Roger Milla como máximo anotador africano en un mundial.

Había mucho en juego y al delantero ghanés le pesó demasiado, pasó de ser Dios a Diablo en un instante. Su disparo fue derecho al larguero y su selección sería eliminada en la tanda de penaltis por 4-2.

En su país empezó a recibir amenazas de muerte y durante un tiempo tuvo que compartir su tiempo con escoltas cada vez que viajaba por algún asunto.

Después del partido dijo: "Me recuperaré, soy fuerte mentalmente". Esperamos que sea así, ya que es el jugador más peligroso de nuestro próximo rival.

Todos esperamos ver a Luis Suárez saliéndose otra vez con la suya, que Gyan ya haya olvidado lo sucedido y que no juegue motivado pensando en una cierta venganza.

Será un jugador a vigilar tanto por sus cualidades futbolísticas como por la relación que le une al uruguayo.

2 comentarios:

Ivan dijo...

Es un gran jugador y ese incidente del mundial la verdad fue trampa pero bueno le salio la jugada y gracias a eso pasaron

Stubbins dijo...

Si no recuerdo mal anotó 3 goles en el Mundial y todos ellos desde el punto de penalty.

El decisivo, lo falló.

Buen jugador Gyan. Aunque como la amplia mayoria de los futbolistas africanos, un tanto anárquico.