jueves, 13 de octubre de 2011

David de Gea



Van der Gea o “El Ruso”





Por Jorge Olmos (@george_olmos)

El joven portero español es uno de los fichajes estrella de este año del equipo de Ferguson. Un portero con futuro, que tiene el duro papel de ese niño que quiere hacerse un hombre en la portería del Manchester United, en la que tendrá que suplir a Van der Sar.

Este jugador con nervios de acero, al que sus compañeros del Atlético le apodaban “El Ruso” por ser muy frío en sus gestos, hizo las maletas este año para dejar la que fue su “casa” futbolística desde los 12 años, en busca del dinero y nuevas metas, hacía la portería Red Devil. Los comienzos de David no fueron fáciles, fue fichado de una de las escuelas que tiene el Atlético de Madrid en Casarrubuelos y al empezar en las categorías inferiores del cuadro rojiblanco, sus padres tuvieron que hacer bastantes kilómetros diarios desde su casa de Illescas a Madrid para llevarle a esos entrenamientos. Otro de sus problemas en siguientes años fue la vista. En una convocatoría con las categorias inferiores de la selección española casi le cuesta el puesto de titular y es que en un Europeo se quedo sin lentillas y sus padres tuvieron que viajar hacia el hotel de concentración a falta de un día para la final de un torneo. De este problema se operó hace pocos años.

Con los años se afianzó en las porterías de las categorías inferiores del Atlético de Madrid, su paso por Inglaterra pudo ser muy anterior ya que en la temporada 2009/2010, donde partía como tercer portero de la meta rojiblanca, su círculo pensó en que lo mejor era una cesión al Wigan por las ganas de Roberto Martínez en llevarle allí. Tras una negativa por parte de la secretaría técnica del club rojiblanco, Sus ganas y su cabezonería de ser el portero titular del Atlético de Madrid le hicieron no desistir de este sueño, y las lesiones de sus compañeros de portería le pusieron en el puesto de cancerbero en un partido de Champions en O´Dragao, la portería rojiblanca no había tenido un inquilino fijo en muchos años y con el cancerbero madrileño por fin se conseguía ese meta que se necesitaba. Pero con tan sólo dos temporadas en el marco colchonero decidió hacer las maletas este año a Inglaterra, ya que tras “espiarle” Ferguson en Valencia, los Red Devils ponían entre 20 y 25 millones de euros encima de la mesa. De Gea partía de la que consideró su casa en busca de nuevos objetivos que el cuadro de la ribera del Manzanares no le podría ofrecer.


Su fichaje por el "ManU" fue un poco chapuza.


Su fichaje por los Red Devils fue parecido a una escena de un programa de humor con sábana de por medio para no verle en una clínica de Manchester cuando era un secreto a voces. El bueno de David dijo en su twitter que le habían invitado a conocer la ciudad y el ManU. Una rueda de prensa y una carta de despedida que no sentó muy bien en su antigua afición fue lo que dejó a sus antiguos hinchas. Nada más llegar, David se encontró con un gran partido, la Communty Shield contra los citizens le esperaba. No fue el debut soñado puesto que cometió varios fallos que pudieron costarle el triunfo a los de Ferguson, las siguientes jornadas no fueron tampoco las deseadas y se pensó en que un paso por el banquillo no le vendría mal. Teniendo en cuenta que es un jugador que tiene un gran futuro hay tiempo de mejora. Sus reflejos y agilidad son puntos muy positivos y debe mejorar en las salidas por alto que tantos quebraderos de cabeza le han dado, peca en demasía de estar debajo del larguero lo que hace dudar a su defensa muchas veces. En los años venideros estará llamado a ser uno de los fijos de la selección española, pero para eso hay que trabajar mucho y bien.


Su error le ha costado ser la sorna estos días en los tabloides ingleses


Hace pocas fechas le sucedió una anécdota. Uno de los problemas que tenemos algunos españoles es el poco dominio de la lengua inglesa y ese error le trajo consecuencias. Tuvo un pequeño encontronazo con las autoridades de un supermercado, unos donuts tuvieron la culpa. Se magnificó demasiado pero ha traído consigo algún que otro chiste.

No hay comentarios: