martes, 24 de enero de 2012

El jugador a seguir: Edin Dzeko


El diamante bosnio

El bosnio lleva 2 goles en tres partidos jugados de la Carling Cup

Hay un jugador que poco a poco empieza a demostrar el porqué ha recalado en un equipo ambicioso con ansias de títulos como el City después de ser querido por todos los equipos importantes de media Europa. Al fin, Edin Dzeko ha logrado adaptarse a Inglaterra tras su fichaje en enero de la temporada pasada por unos 27 millones de euros. Esta temporada está jugando más y mejor, contribuyendo a que su equipo tenga una de las delanteras más temidas de país, habiendo marcado hasta el momento 11 goles en 17 partidos de Premier League, 2 goles en 3 partidos de Carling Cup y 1 gol en la Champions League.

Por Jonay Díaz (@Jony_TF)

Edin Dzeko, forofo confeso del Milan y Shevchenko, es uno de los delanteros con mayor potencial del fútbol europeo, siendo además un ídolo en su país y galardonado como mejor futbolista bosnio en el año 2009 y 2010. Empezó su carrera como centrocampista en el Zeljeznicar, un club históricamente exitoso de Bosnia y Herzegovina que juega en Sarajevo, ciudad en la que nació. No tuvo mucha relevancia en su juego debido a que su altura, 1'93 metros, impedía que se desenvolviese con la habilidad necesaria que se pedía en la posición en la que jugaba. Aquí jugaría dos temporadas, donde en la 2003-04 marcaría 4 goles en 20 partidos y en la 2004-05 lograría 1 gol en 21 encuentros.

Dándose cuenta de que debía cambiar de aires si quería progresar en esto del fútbol, el diamante bosnio aceptó una oferta del Teplice, que es un club checo fundado después de la 2º Guerra Mundial. Aquí adelantaría su demarcación y empezaría anotar goles como delantero centro. Aunque en su primer año en el club fuese cedido primero al Ustid nad Labem donde marcaría 6 goles en 15 partidos, para después ser recuperado y así anotar 3 goles en 13 partidos. En la segunda temporada con el club checo lo haría tan bien, marcó 13 goles en 32 partidos, que el Wolfsburgo no dudó en llevarselo a Alemania por unos 4 millones de euros.

En el club alemán, el jugador pudo explotar todas esas cualidades que atesora como delantero, encajando a la perfección en el estilo de juego de la Bundesliga para llenarse de goles nada más pisar el país. En la primera temporada, la 2007-08, anotaría 9 goles en 33 partidos, ayudando a que consiguieran entrar en posiciones que dieran acceso a jugar competiciones europeas. Esa misma temporada, Dzeko que ya había jugado con la selección nacional de su país sub 19 y sub 21, debutaría con buen pie en la absoluta tras anotar un golazo ante Turquía.

En la siguiente temporada, el delantero anotaría 36 goles en 42 partidos, empezando a ser un jugador con tal potencial que llamó la atención de clubes europeos más importantes que el alemán, pero el bosnio fue leal y agradeció todo lo que habían hecho por él, renovando su contrato. Además formó junto a su compañero de equipo, Grafite, la mejor pareja atacante en toda la historia del club. En la 2009-10, marcaría 29 goles en 46 partidos, fue uno de los 30 nominados al Balón de Oro, fue el máximo goleador de la Bundesliga y se erigió como máximo goleador en Bundesliga en la historia del Wolfsburgo con 59 goles en 96 partidos. Por esa época también fue nombrado embajador de la Unicef, siendo el primer bosnio en serlo.

Sus mayores éxitos han sido en Alemania

Todo esto hizo que las pretensiones por el jugador fueran mayor y tras ganar una Bundesliga en la temporada 2008-09, ser el futbolista del año en el campeonato alemán en el mismo año y ganar el galardón de máximo goleador en la temporada 2009-10, Dzeko duraría sólo hasta enero en la 2010-11 después de anotar 11 goles en 19 partidos.

El Manchester City tras hacerle al club alemán una oferta que no podría rechazar, 32 millones de euros, Dzeko volaría a Inglaterra para ahí seguir saciando su hambre de goles. Su primer año fue dubitativo, ya que le costó adaptarse a un nuevo país, un nuevo estilo y ritmo en la práctica del fútbol. Sin embargo anotaría 6 goles en 21 partidos logrando además el título de la FA Cup.

Esta temporada ha explotado como delantero, está más cómodo y empieza a ser el mismo delantero centro goleador de siempre. Por ahora lleva 14 goles en 26 partidos y esa rapidez que combina bien con el regate o recorte al defensa, facilidad en el remate ayudada por esa envidiable envergadura, sangre fría para finalizar con éxito las jugadas y ese juego de espaldas que vienen bien en un equipo como el City donde sus medios suben con mucha potencia, están brotando de la mejor manera posible para el delantero bosnio, siendo un jugador clave a vigilar si no se quiere finalizar el partido con algún gol encajado.

Debido a su lenta adaptación al fútbol británico, siempre se ha especulado con que el jugador podría cambiar de aires y de campeonato. Este invierno ha sonado tan asiduamente un posible traspaso a un club italiano, que hasta el agente del jugador, Irfan Redzepagic, tuvo que desmentir que se quisiera ir: "Sé que han estado circulando noticias de que ha habido conversaciones telefónicas entre Dzeko y Barzagli, pero no hemos negociado con nadie. No hemos negociado ni con la Juventus ni con el Inter o el AC Milan. Edin es feliz en Inglaterra y en el City tiene todo lo que él quiere".

El Liverpool si quiere pasar a la final de la Carling Cup, debería poner el cerrojo a su portería para mantenerla a cero y su principal foco de atención para lograr este objetivo debería ser el diamante bosnio. Un buen marcaje que no lo deje rematar, que no lo deje hacer su juego de espaldas en la habilitación al compañero Citizen que viene desde atrás y en tapar los huecos que deja este jugador para que el juego de los suyos tenga un camino libre a portería, debería ser más que suficiente para disfrutar de otro memorable final en Wembley.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y Nosotros 40 millones en carrol, asi vamos a estar entre los mejores no.

Anónimo dijo...

mañana es el todo por el todo, ganar o año perdido, si carrol no hace un gol a venderlo y comprar alguien con sangre y corazon.