viernes, 19 de abril de 2013

Spying Kop: Tan lejos y a la vez tan cerca




Le hemos pedido a nuestro amigo Ángel Tejedor que nos de su punto de vista sobre el Chelsea que visitará el domingo en Anfield. Nadie mejor que él para hablarnos del equipo de Rafa Benítez y de Fernando Torres, ya que el equipo blue nos pilla muy a desmano. Es mejor contar con la mirada de un seguidor que ha pisado Stamford Bridge, territorio blue.

"Tan cerca y a la vez tan lejos"



Chelsea y Liverpool, cada uno con sus armas, buscan escalar posiciones en la clasificación, semana tras semana, para entrar en competiciones europeas la próxima temporada. No entrar en Champions sería un palo muy duro para el club de Roman Abramovich que, no olvidemos, aún sigue siendo el vigente campeón de Europa.

El Chelsea llega al partido recuperado, o eso se cree, de la merecida derrota y a su vez eliminación de la FA Cup en semifinales ante el Manchester City. Los de Mancini demostraron que pese a no atravesar su mejor momento, tienen suficiente pegada arriba  como para ganar a cualquiera. Y el Chelsea ya no es el que era. O por lo menos, ya no es aquel equipo que se paseaba por las islas buscando un rival digno que le disputase con garantías la Premier. A día de hoy, el cuadro londinense sigue buscando aquella solidez que le hizo ser uno de los equipos más competitivos del viejo continente y no es de extrañar que Rafa Benítez pueda sacarle partido a esta plantilla que, aunque sobrada de talento, está carente de orden, intensidad y juego. No creo que nadie niegue a día de hoy que el triplete formado por Hazard, Oscar y Mata es uno de los más, sino el mejor, talentosos del panorama internacional. Es inevitable que tanta creatividad ofensiva, tanta clase y tanta movilidad no generen desorden tanto en el oponente como en su propio equipo. Llegada la hora de la verdad, el equipo se parte y los repliegues carecen muchas veces de sentido, lo cual facilita la labor ofensiva al rival en la mayoría de las ocasiones. Si a eso le sumamos que Terry y Cole ya no son lo que eran y que los que están aún no han dado todo lo que se esperaba de ellos...

El sistema que usa más a menudo el técnico interino español Rafa Benítez es el 4-2-3-1. 



Peter Cech es de los pocos futbolistas que se salva de la quema. Su rendimiento sigue estando al nivel que en anteriores campañas y no parecen pasar los años por él. Si hay alguien responsable de que el Chelsea, al menos, opte a un título esta temporada y de que aún existan posibilidades de meterse en la Champions League la próxima temporada, ése, es él.

En el lateral derecho el domingo se prevé la presencia de Ivanovic en detrimento de Azpilicueta por decisión técnica. Terry, con sus dos goles el pasado miércoles, y Luiz se postulan como candidatos al centro de la zaga. Cahill, recién salido de la enfermería, tendrá que esperar. Mientras que en lateral izquierdo Bertrand es duda ya que Ahsley Cole podría estar ya listo para disputar el partido tras su lesión, 

Haciendo labores de contención, por delante de la defensa, la pregunta es: ¿quién acompañará a Ramires? el brasileño fue elegido hombre del partido frente al United en los cuartos de FA Cup y su estado de forma, a estas alturas del campeonato, es óptimo. Lampard y Mikel se disputarán el puesto.



A la hora de atacar y defender la siguiente línea es fundamental. Conocida por algunos como "The three amigos" (Hazard, Mata y Oscar), estos son los encargados en desequilibrar partidos. Aquí es donde más rota Rafa. Unos días descansa Eden, otros Juan y el que más Oscar. Quizás aún le quede grande la competición, en lo físico, pero que ha demostrado sobradamente que puede ser más regular en sus actuaciones, pero de lo que no hay duda es de que atesora clase y visión de juego. Mata es indiscutible. Si no juega el español, el equipo lo nota. Idéntica situación con el belga Hazard. Sus quiebros y sus cambio de ritmo son imparables por lo que se le reprocha sus continuos altibajos a lo largo de la temporada. Moses, el nigeriano y recientemente campeón de África, suele ser una alternativa muy utilizada por Benítez, sino de inicio como revulsivo desde el banco. Marko Marin es seria duda, al igual que Cole y Cahill.



Y arriba el dilema. Un puesto para dos delanteros. ¿Cual debería jugar? Dado que Ba no puede participar con los blues en la Europa League y que Rafa optó desde un primer momento dosificar a Torres para sacarle más jugo a sus actuaciones, se podría esperar que el senegalés volviera al a titularidad pero resulta que Fernando está en un buen momento de forma. Sus última actuaciones tanto en Europa como en la liga le han dado crédito y apunta para titular en Anfield. Si a eso le añadimos el valor sentimental que significa volver a jugar en ese templo en el que tantas alegrías diste y en el cual tanto cariño recibiste, el partido se espera emotivo. Fernando todavía no le ha marcado a los reds, pero podría estrenarse este mismo Domingo si sigue al mismo nivel que en los últimos partidos.