martes, 22 de octubre de 2013

Fútbol en el corazón de África.


Fútbol en el corazón de África. 



Hay reds por todo el mundo, pero cuando por temas de trabajo te toca viajar a otro país, el día que juegan los tuyos, lo intentas por cualquiera de los medios el poder verlos, Roberto Piñera es un supporter red que pertenece a el Branch de Madrid Reds, ha querido compartir su experiencia  con nosotros, África sueña, el futbol la despierta.

Por Roberto Piñera (@RobertoPinera)

Cuando a finales de mayo de 2013 llegué a Malakal, una ciudad fronteriza del recién independizado estado de South Sudán, en Europa acababan de finalizar todas las ligas de fútbol y en este lugar lo que acababa de terminar era la estación seca. Pronto aquel paisaje desértico se convertiría en un paisaje tan verde como Galicia, Asturies o Irlanda.

Mi primera impresión fue que allí difícilmente iba a encontrar ambiente de fútbol, además de un paisaje y una temperatura que no invitaban en absoluto a la práctica del fútbol, a esto había que sumar que en esta región del Upper Nile y en la vecina Unity viven las etnias dinkas y nuer, gente altísima que normalmente sobrepasan los 2 metros. A la etnia nuer pertenecía el héroe nacional Manute Bol, el que fuera hasta entrados los años 90 el jugador más alto de la historia de la NBA. Esto me llevaba a pensar que el baloncesto era su deporte en vez del fútbol. Pero nada más lejos de la realidad, por mi trabajo contactaba casi a diario con gente local, con muchos entablé una relación de amistad. Lo normal era que la gente entre 18 y 40 años te preguntara enseguida de dónde eras y por tu equipo de fútbol. Y ahí me di cuenta de que la falta de ambiente futbolístico tenía más que ver con la falta de medios e infraestructuras que con la falta de afición. En cuanto les nombrabas un equipo te solían decir la alineación y media plantilla. Mucha gente son del Arsenal y del Chelsea, una constante en los países de África cuya tradición futbolística es reciente, ya que los jugadores africanos que pertenecieron a estos equipos en los últimos años inclinaron la balanza hacia estos equipos. En países africanos donde se sigue el fútbol europeo desde hace décadas, los equipos que cuentan con más seguidores son Liverpool, Arsenal y United.

Roberto haciendo patria Red. 

Mi traslado a Entebbe, Uganda, coincidió casi con el principio de las ligas europeas, así que poco más puedo decir de cómo se vive el fútbol en South Sudan. Solamente decir que el Liverpool-Man United lo vi en la cantina del campamento de la ONU en este lugar y que el ambiente era de locura, a pesar de que las tormentas cortaban la señal de tv constantemente.

En Uganda el ambiente es otra cosa. Aquí desde el primer momento te das cuenta de que el fútbol se vive con pasión, prueba de ello es que en cualquier tienda de souvenirs casi no encuentras otra camiseta que no sea cualquiera de los tres modelos que tiene la selección del país y por la calle no dejas de ver gente de cualquier edad vistiendo la camiseta nacional o la de su equipo europeo preferido. Aquí el número de aficionados por equipo está bastante repartido: Liverpool, Arsenal, City, United. Barça, Madrid, Juve, St Germain....y por lo menos una del Sporting, la que le regalé a uno que trabajaba con nosotros. Porque allí es el mejor regalo que puedes hacer.

Vi varios partidos del Liverpool en un bar llamado The Red Rooster, en la localidad de Entebbe. Este bar tiene varias pantallas gigantes y está lleno durante los partidos de la Premier y La Liga. Pese a lo expresivos que suelen ser, me llamó la atención que fueran bastante comedidos durante los partidos de fútbol, excepto con los goles y en algún momento puntual, son menos ruidosos durante un partido que los europeos. El mayor ruido provenía de los muzungu (blancos) que acudíamos al bar.


Roberto en "The Red Rooster", su lugar, su pub. 

Si la cantidad de seguidores de cada equipo está bastante repartida, no se puede decir lo mismo en cuanto a la intensidad de los seguidores de determinados equipos. En esto los seguidores Red ganan por goleada. Cada vez que ponía la camiseta del Liverpool me paraban por la calle varias veces. El mencionado bar, El Red Rooster -por cierto, un Rooster (gallo) que era Red como indica su nombre y cuyo dibujo de perfil se asemejaba bastante a un Liverbird (¿casualidad? No creo) - pese a tener bufandas o banderas de casi todos los equipos, había un apartado de banderas y cuadros del Liverpool bastante más amplio que el que tenían el resto de equipos. El pasillo de entrada a este bar era el único espacio sin parafernalia futbolística de todo el local, excepto por un pequeño cuadro, que era una replica del This Is Anfield. Otro dato más que nos dice que los seguidores Red eran más pasionales que el resto en la ciudad Ugandesa de Entebbe. Si te gusta el fútbol y especialmente si eres seguidor del Liverpool y un día caes por Entebbe, no te olvides de preguntar por The Red Rooster. Seguro que te gustará.


11 comentarios:

Belmar Lázaro dijo...

'Genial post! Felicitaciones una vez más.

Me encontré un entrevista que le hacen a Hamman sobre la final de 2005, muy emotiva:

http://www.goal.com/es/news/25/champions-league/2013/10/22/4340250/se-quedar%C3%A1-conmigo-para-siempre-hamann-todav%C3%ADa-saborea-la

ezaro77 red dijo...

Fantástico post.da gusto leer artículos como este

Jesús Bórnez dijo...

Gran post. Gracias, Roberto Piñera.

YOU´LL NEVER WALK ALONE.

http://fieldofanfieldroad.blogspot.com.es/

Maik Gerrard dijo...

Wowwwwwww! Muchas gracias Roberto, supongo que en los partidos del LFC no extrañaste para nada tu ciudad natal. YNWA

Jorge De Castro dijo...

Sin duda, uno de los mejores reportajes que he leído. Enorme experiencia! Impresionante que haya Reds con historias como éstas. Muchas gracias por compartirla con nosotros.

DAVID KEVIN COELLO DUMANCELA dijo...

Excelente cronica

leonardo saavedra dijo...

Muy buena crónica como siempre.

Roberto Piñera dijo...

Gracias a todos vosotros por leer este artículo.
Solo puedo deciros que por distinta que sea la cultura del lugar donde estés, en el 90% de los países del planeta el fútbol nos une. A veces es incluso la única manera de romper barreras idiomáticas. Gente que solo habla swahili te recita de memoria alineaciones y sonríen con orgullo y complicidad por llegar a comunicarse contigo. Si encima son de tu mismo equipo entonces la alegría es doble por ambas partes.

hulon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
hulon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
hulon dijo...

Me gusta la Camiseta de fútbol rojo, pero por desgracia no puedo ver la imagen completa