lunes, 16 de febrero de 2015

Sus héroes, los jugadores del Liverpool.



Mamadou Sakho y Skrtel hacen felices a dos jóvenes supporters.



Redacción Esto es Anfield

El pasado sábado en Selhurst Park el Liverpool volvía a ganar y pasaba a la siguiente ronda de la Fa Cup, allí miles de kopites hinchaban sus pechos y ponían a tono sus gargantas para no dejar, como siempre, a sus jugadores, esos que cada partido, llueva, truene, tengan sol o haya frío, allí al finalizar el partido se acercarán a sus supporters y le darles las gracias.

Detrás de cada aficionado hay una historia, cada a su manera sigue al equipo y en Inglaterra se inculca de padres a hijos el viajar y disfrutar con tu equipo en el campo que sea, las distancias no son nada para estar al lado de tus ídolos, porque muchos de estos pequeños viven una fiesta siempre por y para su equipo.

Al finalizar el partido allí se dirigían algunos de estos jugadores para dar las gracias por su apoyo, Mamadou Sakho y Martin Skrtel daban sus camisetas a dos pequeños kopites, uno de ellos era Owen McVeigh de 11 años, que desde el sábado por la noche duerme abrazado a la camiseta de su ídolo, desde ese momento, Martin Skrtel. 

Owen viajó con su padre Mark, que decía que ese momento en el que el central eslovaco le dio la camiseta fue “Increíble cuando se acercó a darle la camiseta. Owen estaba nervioso, extasiado, él aún sigue oliendo la camiseta y no puede esperar el momento de mostrar su camiseta a sus amigos de la escuela”.


Owen posando con su camiseta lograda.

Mark que tiene un negocio familiar, suele viajar asiduamente a ver a los reds: “Los dos somos fans del Liverpool y viajamos regularmente en los partidos de casa y de fuera. Cuando estábamos debatiendo si hacer el viaje a Crystal Palace con él ya que estaba muy lejos, pero estoy muy contento de haberlo hecho, Owen siempre recordará este sábado. Él todavía tiene una sonrisa enorme en la cara y creo que será difícil que se la quite por un tiempo.”


Su padre colgó este tweet para que Sakho se lo enviará a Skrtel.

Su padre ya piensa en que Owen pueda tener su camiseta firmada por Skrtel “Puede que la próxima semana planeemos ir con Owen hasta Melwood y a ver si podemos que Skrtel le pueda firmar la camiseta, sería la guinda del pastel”.

Pero no sólo Owen fue quien se llevo un premio, la cara de Michael Melia de 9 años lo dice todo, su imagen de como Mamadou Sakho se acercó a darle la camiseta fue capturada por las televisiones, su madre Lisa dice que su hijo no le ha dejado lavar aún tan preciada posesión “Él estaba encantado. No me dejo lavarla. Le pregunte si podría ponerla en la lavadora y me dijo “No, no puedes lavarla porque tiene manchas de barro de él”.

Su madre colgó este tweet, Michael estaba contento con su nuevo tesoro.

Dice su madre que su cara y su voz era la de la felicidad completa “Estaba feliz porque ganó y que ha venido a casa sin voz. Él no para de verlo todo el día el vídeo en YouTube. Sus tías han estado llorando al ver su rostro en el vídeo. Él es tan feliz”


Michael viajo a Londres con su padre Michael y su hermana Elle. Su madre Lisa dice que les tomó bastante tiempo llegar a Londres porque se perdieron, pero que la victoria valió la pena al recibir también la camiseta de Sakho: “Ellos tardaron en llegar 6 horas. Se perdieron en el camino pero les valió la pena”.

Michael y su padre siempre van a ver al Liverpool: “Michael ha estado en todos los partidos, se fue a Bolton en la pasada ronda. Va a Anfield y se sienta en The Kop.”

Después de lo del sábado Michael ya tiene nuevo ídolo: “Su jugador favorito era Steven Gerrard y adoraba a Luis Suárez. Pero ahora es Sakho.”



Michael no perdió el tiempo y cogió su camiseta y se la enseño a sus compañeros del equipo de fútbol del “The Venny” en Speke.



Mamadou Sakho en poco tiempo se ha convertido en un jugador querido por la afición del Liverpool tanto por lo que hace dentro como lo que hacer fuera del terreno de juego.

Accede a la noticias:

Owen Mc Veigh consiguió la camiseta de Martin Skrtel (vía LiverpoolEcho) - in english.
Michael Melia y la sonrisa gracias a Mamadou Sakho (vía LiverpoolEcho) - in english.


No hay comentarios: