viernes, 27 de marzo de 2015

Las otras leyendas de Anfield


Personas que crean el sentimiento red



Uno cuando visita Anfield para ver un partido, se da cuenta de que es un lugar especial. Anfield rezuma historia por los cuatro costados. Su mística lo convierte en un estadio al que todos los futbolistas rinden visita con admiración. En sus más de 131 años de historia, grandes leyendas del fútbol mundial han pasado por el. Pero esta vez no vamos ha hablar de las leyendas que han pasado por su terreno de juego, sino de leyendas que se han sentado en sus tribunas.

Por Joxe María Zábala (@oneclubman)

El pasado 3 de Marzo, viaje a Liverpool para presenciar el encuentro entre Liverpool v Burnley. Mi intención era la de ver por ultima vez a Steven Gerrard con la elástica del Liverpool. Toda la organización para este partido había salido a pedir de boca. Las entradas en el mítico fondo de The Kop, los partes meteorológicos anunciaban buen tiempo para esos días y la compañía era de los más agradable. Pero una inoportuna lesión, causada semanas antes me privaría de poder despedirme de uno de los jugadores más grandes de la historia del Liverpool. Pero Anfield que nunca me ha defraudado, me tenía guardada una sorpresa. Minutos antes del comienzo del encuentro me dirigí a mi localidad. Una señora de avanzada edad estaba sentada a mi lado. Los jugadores terminaban ya sus ejercicios de calentamiento y The Kop al completo permanecía de pies a la espera del pitido inicial. Solo esta señora de avanzada edad estaba sentada en su localidad. Los jugadores una vez finalizados dichos ejercicios se retiraron a los vestuarios, todo estaba listo para que el You'll Never Walk Alone retumbase en Anfield. Pocos minutos después los protagonistas del juego hicieron acto de presencia en el terreno de juego, y los acordes de Gerry &The Pacemakers comenzaron a sonar en Anfield. La señora que estaba sentada a mi lado, se puso de pies y cantando de manera apasionada el You'll Never Walk Alone, se soltó su bufanda Red y la subió a los cielos de Liverpool. Yo no pude evitar quedarme mirándola y disfrutar ante tal gesto pasión por el Liverpool. Una vez finalizada la canción todo el mundo se sentó en su asiento y el encuentro dio comienzo. Mi curiosidad era tal que no dude en preguntarle la edad, ella me contestó que tenía 78 años y que llevaba 42 yendo a Anfield. En ese momento por mi cabeza pasaron a la velocidad del rayo nombres como el de Bill Shankly, Bob Pasley, Kenny Dalglish, Ian Rush, John Aldridge, Graeme Souness... Pensar que esa mujer habiendo visto jugar a todas esas leyendas del Liverpool en Anfield y que todavía mantenía la misma pasión que el primer día. Me hizo darme cuenta que a mi lado tenía a otra leyenda del Liverpool.



1 comentario:

Aron david dijo...

Buen apunte amigo, cosas como esas nos enseñan lo valiosos que son los colores del club y lo que representa llevar en el pecho el liverbird

pero algo para resaltar fue el 4 de marzo el dia del partido :)