martes, 3 de marzo de 2015

Liverpool Mágico. The Cavern: los 30 escalones hacia la nostalgia.


Viajando a la historia de los Beatles, The Cavern.



The Cavern es uno de los grandes estandartes de la ciudad de Liverpool, le pedimos a Liverpool Mágico que nos den una vuelta por allí, que nos explique aquel reducto de historia de la ciudad, si queréis daros una vuelta por la ciudad de los Beatles, os recomendamos que lo tenéis que hacer con “Liverpool Mágico” nadie mejor que ellos.

Liverpool Mágico (@Liverpoolmagico)

El mítico club The Cavern, donde The Beatles se dieron a conocer, abrió sus puertas el 16 de enero de 1957 en Mathew Street, una calle que no tenía nada de particular y sin embargo, se situaba dentro del elegante distrito de los negocios de Liverpool, con sus impresionantes bancos, compañías de seguros, oficinas y otros prestigiosos edificios comerciales. El lujo y atractivo de las calles que rodeaban al ayuntamiento, contrastaba con la sobriedad de otras, cuya arquitectura era tan sencilla como funcional, basada en el ladrillo rojo. Hoy, su aspecto original se ha visto sutilmente transformado por bares, hoteles, tiendas y restaurantes, convirtiendo a la zona en uno de los mayores atractivos de la ciudad, sin alterar su estructura original. 

La única razón para abrir un club de música en este lugar, era que su propietario buscaba un sótano, a imagen y semejanza de los locales parisinos dedicados al jazz, donde tuviera cabida la acústica y la intimidad que esta música requería.



En un sórdido sótano de unos almacenes de frutas nació The Cavern, bautizado con el mismo nombre que el club parisino Le Caveau. El olor de la fruta mezclado con el del tabaco, la humedad, el calor y la falta de ventilación, era característico y provocaba una condensación que hacía que del techo se desprendiera un polvillo en forma de lluvia, que los asiduos llamaban “la caspa de la Caverna”.  

Aunque en The Cavern, solo se permitían grupos de jazz, pronto pudieron tocar las bandas de Skiffle. John Lennon, al frente de The Quarrymen, debutó en The Cavern en agosto del mismo año; pero fue en 1960, cuando los grupos del Mersey Beat empezaron a frecuentar el local, por entonces, propiedad del recién fallecido Ray McFall, popularizándose las sesiones del mediodía. The Beatles actuaron por primera vez el 9 de febrero de 1961, cuando estaban en su mejor momento. Tras haber tocado incesantemente en diferentes locales de Hamburgo, su música estaba a otro nivel, pero no su forma de comportarse en el escenario: vestían con ropas de cuero, fumaban, bebían té, comían sandwiches de mermelada, hacían bromas y usaban un lenguaje inapropiado. Muy pronto, Brian Epstein corrigió estos hábitos, tras convertirse en manager el 24 de enero de 1962. 


The Beatles en plena actuación.

Después de casi 300 apariciones, el cuarteto culminó su etapa en el oscuro y húmedo sótano de Mathew Street, el 3 de agosto de 1963. Su último concierto se arruinó al poco tiempo de empezar, debido a la afluencia de público. El ambiente sudoroso impregnó las paredes y la humedad entró en el sistema eléctrico, causando un corte de luz. Paul McCartney terminó de cantar “When I’m Sixty Four” sin ningún acompañamiento instrumental. La última actuación de The Beatles no supuso el fin de The Cavern, sino más bien un gran paso para el club, puesto que a partir de este momento, siguieron las actuaciones de grupos como The Who, Queen y The Rolling Stones, entre otros. 

Desgraciadamente, el 27 de mayo de 1973 se cerró con la intención de construir un respiradero para el túnel del ferrocarril que había debajo. El proyecto nunca se llevó a cabo, pero ya era tarde para dar marcha atrás y evitar lo que se ha definido como un “vandalismo cultural”. Los almacenes de frutas fueron demolidos y The Cavern quedó sepultado por los escombros durante una década. 



La reapertura.

John Lennon se convirtió en mito tras su asesinato en 1980. Su muerte había vuelto a despertar el interés por The Beatles en Liverpool, mientras se consideraba que aquel oscuro sótano, había sido algo más que un club de música. De alguna manera, la desaparición de Lennon sirvió de acicate para que The Cavern volviera a abrirse.

Las construcciones demolidas dejaron un espacio abierto que fue usado, durante algunos años, como aparcamiento improvisado de coches. Finalmente, en diciembre de 1981 comenzaron las obras de excavación. Los trabajos revelaron que el club estaba intacto y que simplemente había quedado cubierto de escombros. Sin embargo, su estructura no era segura para soportar el peso de un nuevo edificio, por lo que decidieron destruirlo. Una parte del sótano fue aprovechada para construir un pequeño centro comercial donde se puede ver una escultura de The Beatles, señalando el punto exacto donde estuvo el escenario original. La otra parte, aproximadamente un 75% pasó a ser el espacio del nuevo The Cavern, que fue 
reconstruido a pocos metros del emplazamiento original. 



Afortunadamente, se pudo recuperar parte del material de construcción, llevando a cabo un cuidadoso trabajo de arqueología. Se rescataron al menos 15.000 ladrillos para edificar el nuevo club, siguiendo rigurosamente los planos originales, mientras que los más dañados, los pertenecientes a las arcadas, se vendieron por £ 5 con una placa de autenticidad, firmada por el antiguo propietario Ray McFall. Los beneficios de la venta de 5000 ladrillos fueron destinados al orfanato de Strawberry Fields. 

Finalmente, The Cavern se abrió el 26 de abril de 1984. A la inauguración asistió, Cynthia, la primera mujer de Lennon, que había colaborado en su recuperación, decorando la fachada con relieves de terracota, y acudieron también otros famosos nombres del pasado Mersey Beat.

The Cavern es ahora un poco más profundo, 30 escalones frente a los 18 del original, y el escenario ya no está frente a la entrada, sino a la izquierda. Además de la reconstrucción fidedigna del Club original, hoy cuenta con otra sala, donde Paul McCartney deleitó a sus fans en 1999, con su nuevo álbum “Run Devil Run” 



Envuelto en un halo de misticismo y de historia, este maravilloso espacio no deja indiferente a nadie. Apelando a la nostalgia, cada día se celebran actuaciones que nos transportan a The Cavern original, con sus bóvedas impregnadas de rock, sudor y gritos histéricos. Convertido en un santuario de peregrinación para los fans y curiosos, recibe medio millón de visitas al año para experimentar qué se siente en este icónico lugar.

Liverpool Mágico Tours organiza recorridos turísticos por los lugares emblemáticos de The Beatles, con posibilidad de entrar en el Club Casbah y en el interior de las casas de Lennon y McCartney. Para más información: www.liverpoolmagico.com o info@liverpoolmagico.com



3 comentarios:

Aron David dijo...

excelete el post

para la historia quedo the cavern por albergar a los escarabajos

Esto es Anfield dijo...

Gracias Aron

MySpeakerCorner dijo...

Excelente artículo, despeja mucha confusión sobre el tema.