viernes, 26 de junio de 2015

Se acabaron los fichajes a ultima hora en el Liverpool


¿Aprendiendo de los errores?



Por Sergio Montañés (@SergioMontanes7)

Muchos son los fallos que ha tenido el Liverpool en los últimos mercados de fichajes. A destacar, sobre todo, los grandes desembolsos por futbolistas que a posteriori no han rendido como se esperaba. Fichajes a prisa y corriendo sin apenas tiempo para reaccionar ha sido otro de los errores que ha cometido el conjunto red desde la llegada del grupo FSG al equipo.

En el conjunto de Merseyside se han querido poner las pilas desde el primer día de verano. Tras un final de temporada decepcionante, culminado con la derrota por 6 a 1 frente al Stoke City, los dueños del Liverpool se pusieron manos a la obra. Optaron por confiar un año más en Brendan Rodgers, muy criticado por los aficionados reds este año, pero sí realizaron cambios en el staff técnico tras las destituciones de dos hombres de confianza para el técnico noirlándes como Pascoe y Marsh. Asimismo, todo apunta a que se decantaron por darle un mayor grado de decisión a Brendan Rodgers a la hora de fichar, y es que hay que recordar que hasta el momento, era el comité el que decidía en la mayoría de las ocasiones los jugadores que iban a recalar en el club.


James Milner fue el primero de las adquisiciones de este nuevo Liverpool.

De esta manera, comenzó un mercado movido en Anfield, con cambios estructurales, los cuales solo saben con profundidad los directivos del club. Y tras esta serie de decisiones, era el momento de comenzar con lo más importante, la confección de la plantilla de cara a la próxima temporada. El primero en llegar fue Milner. El mediocampista inglés ha llegado al club a coste cero tras terminar contrato con el Manchester City y tras rechazar una oferta del Arsenal. A sus 29 años, el jugador inglés aportará experiencia a la línea medular del conjunto de Rodgers, y todo apunta a que será clave en el esquema del técnico, pues una de las claves para que Milner aceptara la oferta del Liverpool fue la promesa del técnico de formar parte del once titular. Con esta contratación, el Liverpool se asegura mucho físico en el centro del campo, pero además una gran capacidad para abrir huecos con sus desmarques que pueden ser aprovechados por los atacantes del Liverpool. 

El siguiente en recalar en el equipo fue Ings, un delantero de 22 años procedente del Burnley. Terminaba contrato con su equipo, pero debido a su juventud hubo que pagar una compensación al Burnley que rondó los 4,5 millones de libras. Con su llegada, el equipo se adjudica un tercer delantero con mucha calidad y proyección, y no me extrañaría que cuando acabe la temporada este joven delantero inglés haya jugado más minutos de los que en principio puede parecer que va a contar. Con cuatro competiciones por jugar, todo depende de él para ganarse la confianza de Brendan Rodgers y de todos los aficionados. Pero lo que está claro es que comparándolo con los delanteros que hemos tenido este año, como Lambert, Borini y Balotelli, tener como recambio a Ings es una suma de calidad de cara a la próxima campaña.


Ings estuvo en el ultimo mes en el campeonato de Europa, su próximo paso, Anfield. 

Bogdán no tardó en llegar tras la confirmación del fichaje de Ings. Es un portero ya experimentado, de 27 años y que viene del Bolton, equipo en el que solo ha jugado un total de 15 partidos entre todas las competiciones. Un fichaje extraño, teniendo en cuenta que en el pasado mercado invernal todo apuntaba a que Brendan Rodgers quería traer un portero que pudiera hacer competencia a Simon Mignolet. De todas maneras, es inevitable hacer comparaciones, y teniendo en cuenta que este año hemos tenido como portero suplente a un Brad Jones más que discreto, la llegada de Bogdán para suplir al australiano no se ve con malos ojos. 

El cuarto en discordia fue Joe Gómez, un central de futuro, con tan solo 18 años y que le ha costado al Liverpool en torno a 4,8 millones de euros. Despertó el interés de varios equipos europeos como el City o el Dortmund, pero el Liverpool se supo sobreponer a sus rivales, gracias sobre todo al interés del joven central en recalar en las filas del Liverpool. Su futuro todavía está en duda, no se sabe si será cedido o si se le dará una oportunidad en el primer equipo, y es que cuenta con la competencia de otro jugador que tiene el mismo rol en el equipo, como Ilori. 


Golpe en la mesa con el fichaje de Roberto Firmino.

Con estos cuatro fichajes, el Liverpool conseguía fondo de armario, algo que le ha hecho falta esta pasada temporada. Pero faltaba por llegar lo importante, jugadores que aportaran un plus y que se hicieran un hueco en la titularidad del equipo. Y dos han sido los fichajes, aunque uno sin confirmar todavía, que ha realizado el Liverpool con ese objetivo, el de sumar directamente calidad al equipo con el objetivo de volver a estar entre los 4 mejores de Inglaterra. El primero de estos dos fue Roberto Firmino. Con tan solo 23 años muchos han sido los equipos que se han fijado en el mediapunta brasileño, que actualmente se encuentra en Chile disputando la Copa América. Aquí es donde parece que han cambiado las cosas, y es que estamos acostumbrados a ver un Liverpool al que le cuesta mil años negociar la llegada de un jugador de más o menos renombre, y casi siempre se nos acaban adelantando. Es el caso, por ejemplo, de Diego Costa, Willian, Mkhtaryan, Depay, etc.

Sin embargo, esta vez la directiva fue rápida, y hay que destacar la labor de Ian Ayre, que viajó a Chile para negociar la llegada del brasileño en tan solo 48 horas. El coste del fichaje es algo caro, pues todo parece indicar que son 41 millones de euros si se cumplen una serie de variables, pero al margen de eso, por fin vemos al Liverpool cerrar la llegada de un jugador querido por otros grandes del continente. El segundo fichaje, y vuelvo a recordar que todavía sin confirmar, es el de Nathaniel Clyne. Será el cuarto jugador que viene al Liverpool procedente del Southampton en dos años, siguiendo la estela de Lambert, Lallana y Lovren. Pese a las dudas que han desplegado estos tres últimos, el de Clyne parece un buen fichaje, y más teniendo en cuenta que el lateral derecho era una posición totalmente necesaria para cubrir, tras la baja de Glen Johnson. El coste del fichaje se encuentra en torno a los 12,5 millones de libras, y con tan solo 24 años, puede ser el lateral derecho del Liverpool, así como de la selección inglesa, durante muchos años.


Con la llegada de un delantero y un lateral parece que comenzarán las salidas en Anfield.

En definitiva, en menos de un mes y sin que se haya abierto oficialmente el mercado de fichajes (1 de julio) el Liverpool ha conseguido fichar a 5 jugadores y está a punto de firmar el sexto. Además, todo parece indicar que de una vez por todas no se van a dejar para última hora la contratación del tan ansiado delantero, ya que todo apunta a que en las próximas semanas Benteke, Rondón o Bacca recalará en las filas del Liverpool. 

Se acabó el dejar los fichajes para última hora, y ahora solo queda saber si la llegada de estos jugadores y los que queden por venir, son los adecuados para volver a ver al Liverpool entre los grandes de Inglaterra y de Europa. 


1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas tardes:
Las contrataciones para la temporada que se se avecina nos están trayendo sorpresas e incluso mucha ilusión a los supporters, figura repetida en los ultimos mercados de fichajes. Sin embargo este tipo de noticias, al finalizar la temporada, deja con una frustración al fanático, ya sea por el nombre conocido con el que vino o por el poco acoplamiento al esquema del equipo. Tal como dice el post esperemos que se haya aprendido de los (grandes) errores, y más aún, un histórico como el Liverpool.
Agradecimiento a los autores del blog (Grandioso trabajo) pues siempre es un gusto leer información importante del club desde un punto de vista diferente.