domingo, 16 de agosto de 2015

El rival del Liverpool, AFC Bournemouth


Cumpliendo un sueño.





Por George Olmos (@george_olmos)

El AFC Bournemouth será el primer visitante a Anfield en esta nueva temporada, el equipo de Eddie Howe llega al feudo red con una gran arma, la ilusión que da que en sus 116 años de historia nunca pisó la máxima categoría, probable es que ese estado se torne en desilusión al final de los 90 minutos, pero nadie les quitará que están cumpliendo su sueño. 

Vivir este estado de placer es lo que hacen tanto el AFC Bournemouth, como sus aficionados. Hace siete años estuvieron a punto de desaparecer, por lo que hoy viven es un remanso de paz que no ocurrió entonces. En 1997, delegados y jugadores en se pusieron manos a la obra en plazas y calles de esta ciudad tranquila, para poder salvar a su club, fue tan exitosa dicha colecta que los “cherries” se pudieron salvar antes de que sonara la campana. Así lo recordaba, su antiguo presidente, Trevor Watkins “Estuvimos de rodillas pidiendo con nuestros sombreros. El actual entrenador Eddie Howe, que era en aquella época jugador, fue uno de los que estuvo pidiendo a los aficionados que nos salvarán “.

En 2008 la cosa no fue a mejor y una deuda importante le hizo que estuviera a punto de desaparecer  a tan sólo cinco minutos “Había una rueda de prensa a eso de las doce del mediodía para decir que el club desaparecía. A cinco minutos para las doce no sabíamos si íbamos a conseguir el dinero” contaba Gerald Kraner, la persona encargada de buscar tal solución. No fue otro que uno de los iconos del actual club, su actual presidente, Jeff Mostyn el que llegó con dicho dinero y pudo pagar a los acreedores que se apostaban a la puerta de Dean Court.



La llegada de Eddie Howe.

Hundido en las últimas posiciones de la última categoría de la liga inglesa, le llegó la oportunidad a este entrenador de tan sólo 37 años en la actualidad, que con 31 años decía colgar las botas y ayudar a su club. El ídolo local se convertía en ese estandarte que pudiera hacer lograr salir del foso y ver la luz a los “cherries”.


Howe ha ido cumpliendo metas y sumando experiencia, su gran papel en estas temporadas le ha valido que todos le vean como un entrenador de futuro. En tan sólo su segunda temporada en Championship consiguió que los “cherries” consiguieran el sueño, llegar a la Premier. Otros momentos que los aficionados les quedarán en sus retinas de esta última temporada será el 0-8 al Birmingham, la mayor goleada en sus 115 años de existencia como visitante y llegar a cuartos de final en copa, eliminados por el Liverpool.



Dean Court conoció la Premier League.

Los “cherries” pudieron disfrutar el pasado fin de semana del primer encuentro en la máxima categoría, pero con un regusto amargo, dominaron en varias fases del encuentro al Aston Villa, pero Gestede acabo con el primer posible triunfo para los de Howie, un cabezazo  del futbolista beninés que  acabo con dándole los puntos a los villanos en Dean Court y  así parecía ir rentabilizando los 5 millones de libras que se han pagado por el ex del Blackburn, intentado olvidar a nuestro Benteke será su gran revalida. 

El Bournemouth es un equipo que le encanta tener el dominio del partido, pero que peca de una máxima en esta categoría, la resolución, ante el Aston Villa se les notó que aunque dominaron en la primera parte deben aprender aún mucho  de esta categoría. Como dijo en la rueda de prensa posterior al encuentro su entrenador “Hubo muchas cosas positivas desde mi perspectiva, pero también mucho que trabajar”. Independiente del resultado, este será un día que recordarán para siempre en la memoria de los aficionados del Bournemouth.

La temporada visto lo visto se le puede hacer muy larga a los de Howe, con una plantilla que no se encontrará entre las mejores de la Premier, parece que deberán gastarse más de esos casi 30 millones de euros que se han gastado.  Los chicos de Howie llegarán a Anfield con la confianza que les da haber tenido el 58% de la posesión en el anterior encuentro. La incursión del fichaje de momento del verano, Max Gradel. Les da esperanzas de poder ir al feudo Red con esperanza, no tienen nada que perder y sí mucho que ganar.

Con la llegada a la Premier y del nuevo patrocinador que ha dejado algunos sin ese nombre de “Dean Court” para llamarse Vitality Stadium, ha sido una intención de dinero en el tema de fichajes para Howe, pero no parece suficiente a lo acontecido ante el Aston Villa.

Fichajes:

Tyrone Mings  (Ipswich Town) – Lat.Izq. 
Max Gradel (St- Étienne) – Ext. Izq.
Lee Tomlin (Middlesbrough) – Delantero.
Adam Federici (Reading)  - Portero
Sylvain Distin (Everton) – Defensa 
Joshua King (Blackburn Rovers) – Ext. Izq.
Arthur Boruc (Southampton FC) – Portero
Christian Atsu  (Chelsea) © - Ext. Izq.



El jugador a seguir: Max Gradel



El costamarfileño llega a la ciudad de Bournemouth con la buena carta de presentación que obtuvo en el fútbol francés, en 4 temporadas en el campeonato francés consiguió 31 goles desde su banda izquierda, siendo está ultima para enmarcar en los “verts”. Pero la liga inglesa no es una desconocida para él, ya que muy joven llegó a la islas para intentar conseguir pruebas con varios equipos de Londres, aunque la oportunidad le llegara desde Leicester, allí los “Foxes” le incluyeron en su cantera y se ganó que poco a poco entrara en los planes del primer equipo. Para no parar su aprendizaje fue cedido en varias ocasiones para irse haciendo un nombre en el fútbol inglés, una de esas paradas fue al AFC Bournemouth. 



Pero su gran momento llegó en el Leeds United, donde se hizo con el corazón de los aficionados, él por activa y por pasiva decía que su meta era quedarse allí, pero no consiguió un nuevo contrato y de allí voló a la Ligue 1, el St. Ètienne le dio el nueve pero hasta la pasada temporada no fue la que diera buena cuenta de ese numero nueve, marcando 17 goles y dando 3 asistencias en 23 partidos (sólo dos menos que Zlatan Ibrahimovic), velocidad y desborde y lo que necesita este equipo, gol.

Todo lo que les pase en este cuento de hadas, será un gran premio que lo exprimirán al máximo, no tendrán miedo de lo que los acontezca, estuvieron a cinco minutos de decir adiós, hoy es su sueño, próxima parada Anfield.