viernes, 11 de septiembre de 2015

Y en Anfield juega de local……El United.



El partido olvidado por todos.



Por George Olmos (@george_olmos)

Tranquilos, no va a pasar ahora, pero este hecho sucedió en 1971. Muchos saben que Anfield fue alguna vez campo del Everton, pero una noche de un viernes de los setenta en Anfield, no sonó el You´ll Never Walk Alone, hubo gente con bufandas, rojas y blancas, no salto al campo unos tipos vestidos de rojo que siempre lo hacían, aquellos no eran el Liverpool, era el Manchester United. Si alguna vez preguntan a "kopìtes" o "mancs" por aquel partido, sólo obtendrán una respuesta "No me acuerdo".

En lo más profundo de los documentos históricos hay un acto que se ha querido eliminar. Anfield ha sido casa en la década de 1880 del Everton y Liverpool, los dos convivían con muy buenas intenciones, sin odios y envidas. En 1971, al United se le prohibió jugar sus dos primeros encuentros  de liga en casa, por temas de “hooliganismo”, todo ocurrió porque dos personajes decidieron que por esas cabezas se les ocurriera lanzar dos cuchillos, incluso dardos, a donde estaban los aficionados rivales y se le ofreció jugar sus dos partidos en Anfield y en el Victoria Ground casa en aquellos años del Stoke City.


Eran años en los que el hooliganismo rondaba por las gradas de los estadios, las fuerzas del orden tuvieron mucho trabajo en aquel día.

El Arsenal llegaba a la cita tras haber ganado en la final de la Fa Cup del año pasado al Liverpool. Por parte del United, en aquel equipo ya no estaba capitaneado por Matt Busby desde los banquillos, ex jugador y capitán del Liverpool, Frank O’Farrell se había puesto a los mandos de la nave de Old Trafford, aquel sería su primer partido en “casa” como técnico del United. El técnico irlandés no tuvo suerte, como siempre dijo “Sentía la presencia de Matt Busby en cada sitio del Manchester United”.

Quien si estaban en aquel equipo era Bobby Charlton o George Best, que fue uno de los más destacados en las filas del United. Ese día The Kop, no la grada, sino los seguidores que llenaban partido tras partidos la mítica grada, apoyaron a los gunners. Muchos cuenta que tanto “mancs” como “gunners” intentaron “tomar The Kop”, como aquellos que llegaron a aquella colina, ninguno parece ser que lo logrará. Y es que aficionados del Everton y Liverpool se unieron para que esto no ocurriera, algo impensable hoy en día, es más se cuentan que pubs y calles comenzaron a llenarse de scousers desde las seis de la tarde, seguidores del Everton y del Liverpool sin bufanda se adueñaron de las calles de su ciudad.


Brian Kidd marcaba uno de los goles para el United, el equipo "local" en ese viernes en Anfield.

No comenzó bien para los seguidores del United, locales en aquella tarde-noche, Frank MacLintock por parte de los gunners marcaba en los primeros instantes del partido, luego, Bobby Charlton, Gowling y Brian Kidd daban la victoria “local” al equipo de O’Farrell “Obviamente fue diferente, fue un partido en casa y nuestros fans estaban ahí. El contrario estaba en el otro lado: El Arsenal” dijo el técnico irlandés.

En aquellos tiempos los equipos se ayudaban entre si, como sucedió tras aquel accidente de Múnich, por lo que aquello fue un buen acto de la Liga y del Liverpool que pusieron a disposición su estadio, su casa “En ese momento había en ayudar. Fue espontaneo. La mayoría tenían esa actitud con el United. Hubo mucha gente ayudado y Bill Shankly y el Liverpool nos ayudaron” recordaba años después O’Farrell.

El Everton no pudo ceder su estadio estadio “El Everton tenía una consulta y ellos podían verse afectados. Probablemente por eso jugamos el viernes por la noche”.

Aquel partido en Anfield, sin el Liverpool, llevo al estadio a casi 28.000 espectadores. Sin embargo financieramente fue nefasto par ambos conjuntos. En aquellos días los ingresos por tickets se repartían al 50-50, hasta la década de los ochenta. En virtud  de aquellas reglas el Arsenal debió ser indemnizado, ya que no se alcanzaron los 48.000 entradas que si se hubiera llegado si se hubiera jugado en Old Trafford. El Liverpool también debía recibir el 15% de la recaudación al ceder su feudo. La FA instó al United a pagar una indemnización al Arsenal por dicha taquilla.



George Sephton, la mítica voz de Anfield, en 2011 recordó aquel partido, ya que él era quien decía las alienaciones y demás, siempre en nuestro estadio “Todavía puedo ver el campo medio vacío. Fue espeluznante. Era mi tercer partido en Anfield. Podría jurar casi seguro sobre la biblia que no puse el “You´ll Never Walk Alone”. Ha sido nuestra canción desde 1963. Fue raro porque Anfield ese día era como un campo neutral. Estaba contento porque yo obtuve un par de libras extras en mi bolsillo, era joven y acababa de casarme, además estaba ahorrando para una casa”, recordó Spehton. 

Stepney era el portero del United, parece que "la amnesia" le paso por aquel encuentro “Recuerdo vagamente que tuviéramos que jugar dos partidos fuera de Old Trafford, pero no puedo recordar aquel partido”, en su carrera parece que tan sólo ganó un partido en Anfield, bueno dos con este “Pensé que tan sólo había ganado un partido en Anfield, cuando ganamos al Liverpool 4-1 (diciembre de 1961), ahora puedo agregar una segunda victoria”.

Peter Robinson que era directivo de los reds, ayudo a que el encuentro se produjera en las mejores condiciones, además en aquellos años, la gran rivalidad de los reds eran sus vecinos “Cuando empecé en Liverpool en la década de los 60 los grandes rivales eran siempre el Everton.” Aunque muchos "kopites" dicen que eso no sucedió, Peter recuerda “Algunos aficionados del United de pie en The Kop. Hoy no podría suceder”.


Algunos aficionados saltaron al terreno de juego, la policía tuvo trabajo.

Pero esa enemistad llegó a las calles de Liverpool, el germen de la violencia llegó a la mañana siguiente, “The Guardian” comentaba que “cerca de 100 aficionados” fueron expulsados de Anfield, según un informe había destrozado ventanas de algunas casas cercanas a Anfield y 600 skin-heads, mantuvieron en jaque a la policía con lanzamientos de ladrillos.

No pasaría ahora, pero sucedió que se celebrará un gol en Anfield por unos tipos vestidos de rojo y que no fueran sus adorados Reds. Aquel partido se le conoce por varios contendientes como “El partido olvidado”.



Ficha del partido.

Viernes 20 de Agosto de 1971.

Manchester United 3 (Charlton, Gowling, Kidd)

Arsenal 1 (McLintock)

Man. United:. Stepney; O’Neil, Dunne, Gowling, James, Sadler, Morgan, Kidd, Charlton, Law, Best.

Manager: Frank O’Farrell

Arsenal: Wilson, Rice, McLintock, Simpson, McNab, Armstrong, Storey, Graham, Kellym, Radford, Kennedy.

Manager: Bertie Mee.

Anfield, 27.649 espectadores.

Fuentes: