viernes, 16 de octubre de 2015

La firma invitada: Analizando al Tottenham Hotspur por @deivid_dd .



Pochettino, el constructor de una idea.




Por David Dorado Diaz (@deivid_dd)

El próximo rival y primera piedra de toque para el debutante Jürgen Klopp será un equipo en alza, el Liverpool visita White Hart Lane que se ha convertido en plaza difícil para conseguir puntos está temporada. Hemos pedido a nuestro spur particular, David Dorado que nos analice a sus lillywhites, nadie mejor que él.


La apuesta de Pochettino por los jóvenes tampoco consiguió que los Spurs consiguiesen la cuarta plaza, un lugar a todas luces imposible para el equipo más joven de la Premier League. Pero lo que sí hizo fue comenzar por darle un estilo a un equipo que gastaba dinero sin conseguir resultados. Una historia que, por desgracia, sonará familiar en Anfield.

Construyendo un bastión defensivo


A partir de ahí, el técnico argentino está puliendo defectos que en un futuro permitan seguir creciendo a un equipo con mucho por ofrecer, siempre y cuando Levy se mantenga paciente como hasta la fecha. La primera deficiencia en intentar solucionarse han sido los 53 goles que encajó Lloris el año pasado. La quinta peor marca defensiva de la Premier League ha visto como han mejorado sus cifras para ser actualmente el equipo menos goleado (empatado con varios equipos más). Alderweireld y la entrada de Dier en mediocampo (será baja al haber visto cinco amarillas en los primeros ocho partidos) han sido los principales culpables de ese cambio en un equipo que ha decidido tirarla manta para detrás, perdiendo parte de su alegría en ataque para ganar solvencia defensiva.

No todo es Harry Kane en White Hart Lane.


Con un mediocampo técnicamente limitado y plagado de bajas, la aparición de Dele Alli aporta la arrancada que permite surtir de balones a un ataque donde Lamela, al fin, ha respondido a la eterna confianza que le ha proporcionado su compatriota desde el banquillo. Desde la banda izquierda, los Spurs han creado la mayor parte del peligro y será el principal jugador a vigilar por la baja del coreano Son. Mientras que en la punta del ataque, se mantiene Harry Kane, quién ha dado un bajón tan difícil de entender como la explosión que le convirtió en uno de los mejores jugadores de la pasada temporada. Aunque el cansancio (apenas tuvo 15 días de vacaciones entre el Europeo U21 y el inicio de su pretemporada) y el bajo rendimiento de Eriksen, su socio preferido, han podido pasar factura al único delantero puro de la plantilla.



Pese a todo, lo más positivo de los actuales Spurs es que han conseguido obtener una identidad basada en las ganas y el empuje que aporta la juventud de la plantilla, ahora solo falta ver hasta donde les lleva. Pero al menos parece haberse conseguido mucho más que en anteriores temporadas.