viernes, 23 de octubre de 2015

La opinión del Liverpool FC 1-1 Rubin Kazan por @LIVFCESP


Klopp in The Kop



Por @LIVFCESP (@LIVFCESP)

Anoche se disputó la tercera jornada de la Uefa Europa League, en la que el Liverpool recibía al Rubin Kazan  en Anfield. Iba a ser el primer partido de Klopp enfrente de The Kop.

El ambiente ya se iba animando horas antes del partido ya que nadie se quería perder el estreno del nuevo entrenador alemán en el estadio que va a ser su feudo a partir de ahora. 

Las expectativas eran muy altas ya que recibíamos a un equipo que está situado en mitad de la liga rusa y se esperaba un partido en el que pudiéramos ganar cómodamente con una ventaja de al menos un par de goles. Sin embargo, el fútbol no es algo que se pueda predecir y esta vez no iba a ser la excepción.

El partido comenzaba con la misma alineación que en White Hart Lane salvo por el cambio de Allen por Lucas

Mignolet,Clyne, Skrtel, Sakho, Moreno, Can, Allen, Milner, Lallana, Coutinho y Origi iban a ser los encargados de intentar conseguir la primera victoria de esta campaña en Europa League y la primera en la era Klopp. 

En el banquillo esperaban Benteke y Firmino, los cuales ya se habían recuperado de sus respectivas lesiones pero que aún no estaban para ser titulares. Junto a ellos estaban Bogdan, Toure, Lucas, Ibe y Randall ( canterano ). 



El partido empezaba y el público animaba como si de una final se tratase; quedaba claro que el nuevo proyecto ilusionaba y sabían que Klopp necesitaba todo el respaldo posible para poder resurgir a este equipo que ha perdido su identidad. 

En los primeros minutos del partido ya se podía apreciar que Klopp había pedido intensidad al equipo. La presión sobre los jugadores rivales era palpable; se apreciaba claramente el ´gegenpressing´.

El público animaba entusiasmado tras ver la intensidad con la que estaba jugando su equipo; todos queríamos ver a los nuestros pelear, fuera quien fuese el rival que teníamos enfrente. 

Todo iba sobre la marcha en los primeros compases del partido hasta que en el minuto 15 recibíamos una gran jarro de agua fría; Devic controlaba un gran balón aéreo dentro del área y la ponía en la escuadra izquierda de Mignolet, quien nada pudo hacer por evitar el gol. 



El gol encajado no impidió que la afición siguiese animando al equipo; The Kop sabía que era momento de apoyar al equipo y “ Fields of Anfield Road” empezó a resonar por todo el estadio .

Era la primera vez en mucho tiempo que se escuchaba a la afición cantar tras haber encajado un gol .



Los jugadores reds seguían jugando como si nada hubiese pasado; buscando la portería rival incesantemente e intentando robar el balón lo antes posible tras su pérdida .

Coutinho casi ponía tablas en el marcador tras robar un balón ante una buena presión , pero su disparo salía desviado por la parte izquierda de la portería en lo que sería la primer ocasión clara del partido .

El Liverpool seguía intentando adentrarse en la defensa del Rubin Kazan pero los intentos eran fallidos. Coutinho y Emre Can lo intentaban con disparos lejanos que el portero rival podía detener sin problemas.

En el minuto 34 casi saltaba otra vez  la sorpresa en Anfield. Georgiov recibía un gran centro de la banda izquierda y remataba a portería sin ningún tipo de presión rival. Una gran estirada de Mignolet evitaba lo que podía haber sido el 0-2 del partido .


El Rubin Kazan había conseguido llegar dos veces a la portería; la fragilidad defensiva del equipo todavía sigue vigente.  Los rivales conseguían con balones aéreos desmoronar a toda la defensa red. 

Escasos minutos después el partido da una gran vuelco. Kuzmin era expulsado tras ver la segunda amarilla al detener la gran carrera que realizaba Emre Can por la banda izquierda. 



Coutinho iba a botar esa falta que acabó terminando en gol tras un rechace que pudo aprovechar el propio Emre Can.



Se ponían las tablas en el marcador y todo parecía que era favorable. El Liverpool ya había conseguido perforar la portería de Ryzhikov y el Rubin Kazan se hayaba en inferioridad numérica . Todo quedaba listo para  la esperada remontada. 

Se llegaba al descanso con otra oportunidad de Coutinho en el 42 y una tarjeta amarilla a Joe Allen tras una dura entrada sobre Blagoy Georgiev .

El Liverpool empezaba la segunda parte con un cambio ; Lucas Leiva sustituía al amonestado Joe Allen .

La segunda mitad del partido empezaba con la misma intensidad con la que se había empezado el partido. No se nos quería escapar el encuentro y por eso atacábamos prácticamente a nuestro antojo ya que disponíamos prácticamente de casi un 70 % de posesión; el problema es que no conseguíamos intimidar la portero rival. 

En el minuto 55 tras una gran internada al área por parte de Clyne casi llegaba el segundo gol red del partido , pero Origi no recibía ese tan esperado pase de la muerte que podía haber cambiado las tornas del partido.



El Liverpool atacaba pero no conseguía esa fluidez que consiguiese desatascar el partido. El Rubin Kazan se hayaba cómodo en su campo defendiendo y  esperando que en un contrataque pudiera crear peligro. 

Tras cumplirse la hora de partido salía sustituido un no muy atinado Coutinho, el cual horas antes se había quedado fuera de la convocatoria ´canarinha´, por Christian Benteke . El ariete belga disponía de media hora para cambiar el partido y marcar el gol que diese los 3 primeros puntos a Jürgen Klopp .



La superioridad del Liverpool seguía vigente en el partido . Una de las primeras ocasiones de Benteke llegó en el minuto 67 en la cual tras un centro desde la banda, Christian lograba rematar pero el balón salía desviado tras chocar con la espalda del defensor. 

Minutos después, en el 73, salía sustituido Divock Origi, quien sigue buscando su primer gol con la camiseta red , por Roberto Firmino.La entrada de Firmino en el terreno de juego  era una clara muestra de que nos faltaba creatividad en el campo; nos hacía falta  esa chispa que siempre encontrábamos en Coutinho. 

El partido seguía igual; posesión casi total para un Liverpool que buscaba por todos los medios marcar ese gol que diese la primera victoria en Europa League de la temporada. En los minutos 77 y 79 Benteke disponía de dos buenas ocasiones para adelantar al Liverpool. En una de ellas, Christian se estaba solo en la esquina del área tras un gran pase de Lallana, pero el balón chocaba contra el poste izquierdo en lo que parecía un gol cantado . 



Entrando en el tramo final, se sucedían los corners a favor del Liverpool que no lográbamos rematar. La afición trataba de ser ese factor definitivo que lograse ayudar a su equipo a ganar el partido pero esta vez no acabó la noche felizmente en Anfield. 

El colegiado añadía tres minutos al marcador y los aficionados aprovechaban los últimos momentos del partido para cantar el “You´ll never walk alone “

El estreno de Klopp en Anfield acababa en un empate que podría parecer decepcionante para algunos aficionados que esperaban disfrutar de manera inmediata de victorias en Anfield .



Hemos empezado  hace apenas dos semanas un nuevo proyecto con un nuevo entrenador. Está claro que todavía seguimos jugando en parte el fútbol de los últimos partidos de Rodgers, pero hay que pensar que este cambio no sucede de la noche a la mañana. No es simplemente darle a un botón, y de repente, los resultados comienzan a llegar .

Hay que darle tiempo y confianza tanto a Klopp como a los jugadores ya que si tienen nuestro respaldo, todo comenzará a ir bien pronto .

Roma no se construyó en un día. 

1 comentario:

Cilmat Guelles dijo...

Primeramente, siento curiosidad por cómo ha ido decayendo las conversaciones "debate" entre los visitantes de esta linda y digna página

Es interesante y de resaltar el partido que hizo Emre Can y cómo ha estado rindiendo desde que llegó al Liverpool a pesar de tener el defecto "virtuoso" de su inmensa polivalencia. No siempre como lo que promete pero no acostumbra a decepcionar tanto. Es importante para el Liverpool de Klopp aprovechar la Europa League para hacer ajustes y ver ese, creo yo ansiado, mercado de invierno que, desde lo de Sturridge y Coutinho, no recuerdo muchos brillos en los últimos años, brillo que tanto Klopp como el Liverpool necesitan por las distintas lesiones y por la plantilla diseñada para el fútbol de Rodgers y no para el fútbol de Klopp

Este proyecto es admirable y ha acercado a una institución del fútbol como lo es el Liverpool a su fanaticada hispanohablante