lunes, 9 de noviembre de 2015

La opinión de @jorge_decastro del #LFC 1-2 Crystal Palace: "Diluvio en Anfield."


Diluvio en Anfield.




Por Jorge De Castro (@jorge_decastro)

Crystal Palace y Liverpool brindaron un lindo espectáculo pasado bajo la lluvia en Anfield donde además de agua, llovió fútbol ofensivo de lado y lado con un partido de ida y vuelta lleno de grandes individualidades y errores infantiles en defensa que aportaron al espectáculo.  Al final el Liverpool se ahogó en sus propias imprecisiones de cara al arco y perdieron una gran oportunidad de recortar distancias con los de arriba. Cae el invicto de Klopp y la lista de lesiones sigue aumentando.

La primera derrota bajo el mando de Jurgen Klopp llegó ante un rival contra el que podrían preverse problemas debido a lo que hemos vivido en los últimos tiempos como lo es el Crystal Palace. Al final los Reds sufrieron su tercera derrota en fila ante las águilas donde la falta de puntería frente al arco, especialmente por parte de Benteke, terminaron condenando a los de Merseyside en un partido en el que fueron superiores pero no pudieron plasmarlo en el marcador.


Gerrard volvió a Anfield, como espectador.

Coutinho volvió a marcar tras una linda jugada entre Clyne y Lallana, quienes dieron un buen partido y siguen manteniendo un alto nivel, pero la defensa Red se vio quebrantada tras un horror de Emre Can que le dejó el balón servido a Bolasie en una acción que aún es difícil de entender que trato de hacer el alemán. El tanto definitorio llegó a pelota parada a pesar de que la mayor amenaza del Palace siempre fue a la contra pero Scott Dann le ganó por alto a Firmino que había entrado por Can y en dos ocasiones remató dentro del área para marcar a pesar de la primera atajada de Mignolet.


El gol de Coutinho, el brasileño parece recuperar su mejor versión.


Otro aspecto negativo fue la lesión de Sakho. A falta de conocer la gravedad de la misma, no luce bien para el francés que a pesar de haberse levantado para volver a la acción tras caer con mucho dolor en su rodilla, no pudo aguantar más de 3 minutos cuando tuvo que retirarse para darle su lugar a Lovren. La baja de Sakho se suma a las de Henderson, Sturridge, Milner, Flanagan, Rossiter, Ings y paremos de contar porque la cuenta del hospital da miedo ya…

Comandante Lucas

Ante la ausencia de Milner por lesión, Klopp confió en el brasileño Lucas Leiva como capitán. Segundo partido oficial del N°21 como capitán, primero en Premier League y primero en Anfield también.  Recompensa para un Lucas que junto a Lallana ha sido uno de los pilares en el inicio de la era Klopp.


Minuto de silencio por el Remembrace Day

El mediocentro defensivo estuvo sólido y con una claridad notable distribuyendo juego y cortando constantemente las peligrosas y rápidas salidas del Palace. En muchas ocasiones su presión fue tal que los ataques Reds iniciaban en tres cuartos de cancha con sus aperturas hacia los laterales y también con balones largos a los pies de Lallana y Benteke.

Impreciso Benteke

El belga Christian Benteke no tuvo su noche y a pesar de gozar con varias ocasiones por alto y a ras de césped pero en todas el belga terminó tirando el balón por alto o a un costado. Ibe, Moreno, Coutinho y Lallana se cansaron de encontrar al 9 en posición favorable y en varias ocasiones el grito de gol quedó ahogado por la falta de imprecisión y alguna vez por las manos de Hennessey.



Los Reds terminaron acusando esa falta de precisión frente al arco que se evidenció a media semana en la Europa League, y sin importar quien conforme el ataque , no parecen poder sacudirse la falta de puntería, a excepción de Coutinho, que le llevó tiempo, pero logro salir de la mala racha y ante el Palace dio otro recital pero su gol no fue suficiente para sacar adelante el compromiso..

Zaha una pesadilla.

No importa si era por derecha o por izquierda, Wilfried Zaha fue un dolor de cabeza tanto para Moreno como Clyne. La velocidad y potencia física del  11 de las águilas lo convirtieron en una de las figuras del encuentro eludiendo a los jugadores rojos que trataban de pararlo hasta en trío para terminar por el suelo o simplemente viéndole la espalda a medida que se alejaba.



No es la primera vez que el ex – United causa problemas en Anfield ya que se encargó el solo de arruinarle la despedida a Steven Gerrard, quién volvió a su casa 6 meses después para vivir un Deja Vu.