viernes, 11 de diciembre de 2015

La opinión de @George_Olmos del FC Sion 0-0 #LFC



Objetivo cumplido.



Por George Olmos (@george_olmos)

El Liverpool hacía los deberes y con un empate en el Stade de Tourbillon se clasificaba como primero del grupo B. En un estadio con un terreno de juego helado, la banda de los banquillos parecía una pista de patinaje, los hombres de Klopp hacían por bueno el empate aburrido que daba a ambos conjuntos el pase a la siguiente fase. El encuentro no pasará a los anales del fútbol como el más divertido de la historia del balompié.

Los de Klopp llegaban al partido con la máxima de pasar a la siguiente fase como primeros, así lo hicieron, con un equipo con algunos cambios, sorprendió la entrada de Brad Smith en banda izquierda y la vuelta de Emre Can a la media. Podría hablarles de ocasiones, pero de lo más destacado del partido fueron las incursiones desde la banda por parte del joven australiano, Brad Smith se le convenció para que no abandonara la disciplina red y parece que tendrá su oportunidad, Klopp se la dará para dar descanso a Alberto Moreno.

Emre Can de los destacados en la medular.


En la derrota ante el Newcastle, si se echo de menos la magia de Coutinho, uno de los baluartes de este Liverpool de Klopp es el alemán Emre Can, el medio volvía al centro del campo Red, acompañado por el capitán Jordan Henderson, que volvía a la titularidad y James Milner. Emre Can fue quien llevó la manija de la maquinaría red y con sus llegadas desde segunda línea fue quien le puso un punto más a un aburrido encuentro.

Las vueltas de Henderson y Coutinho.

El capitán del Liverpool volvía a la titularidad, se le vio falto de rodaje, pero es normal, ha sido una lesión que le ha tenido muy parado, pero va a ser una pieza muy importante para Klopp. Por su parte Coutinho volvía a una convocatoria y el técnico alemán le quiso dar minutos de cara al encuentro de este fin de semana ante el West Bromwich.




Brad Smith fue un puñal por su banda.

El joven australiano sustituyo a Alberto Moreno en la banda izquierda, de sus botas llegaron los mejores pases desde el flanco izquierdo, una pena que no fueran aprovechados por Divock Origi. El australiano fue de lo más destacado, fue desapareciendo en una tarde-noche fría a la orilla de los alpes.


El bajón de Roberto Firmino.

Al igual que el equipo, parece que Firmino se ha ido diluyendo como azucarillo en café, el brasileño volvió a pasar desapercibido y desde el encuentro ante el Manchester City, no hemos vuelto a ver ex Hoffenheim, debe estar más presente en el ataque red y ofrecer más, el Liverpool no espera a nadie, es momento de espabilar.


Como os decíamos ayer no hubo mucho que echarse a la boca, pocas ocasiones en ambas porterías, era una tarde de té, manta y libro, lo más destacado ocurrió en las gradas, donde ambas aficiones dieron colorido con sus cánticos.


Está fue la oportunidad más clara para los reds, Origi no se pudo zafar del portero del cuadro francés.


El sorteo será el lunes 14  de Diciembre y estas serán las posibles combinaciones  que tendrá el Liverpool, nadie daba porque se conseguiría la primera plaza en septiembre, hemos ganado que se tome una competición en serio.