lunes, 7 de diciembre de 2015

La opinión de @Oneclubman del Newcastle United 2-0 Liverpool FC




  VUELTA A LAS ANDADAS



Por Joxe María Zábala (@oneclubman)

El Liverpool de Jürgen Klopp, ha recuperado en la tarde de hoy los peores defectos de la era Brendan Rodgers. Se ha mostrado como un conjunto sin ideas, impreciso, desorientado y por momentos apático. Su rival, un Newcastle en bajísimas horas, se ha limitado en defender de manera ordenada, intentando contra golpear en las escasas oportunidades que ha disfrutado. Los de Merseyside llegaban al encuentro en uno de sus mejores momentos de la temporada, tras encadenar cuatro victorias consecutivas, pero la derrota unida al pésimo juego desarrollado esta tarde, ha valido para poner los pies en la tierra y ver que Jürgen Klopp todavía tiene mucho trabajo para lograr hacer de este Liverpool un equipo campeón.


Partido espeso de los Reds, dando un paso atrás en sus posibilidades.

La tarde prometía para el Liverpool, una hipotética victoria metería a los de Klopp en la zona noble de la tabla. El rival, un Newcastle asediado por su posición en la tabla clasificatoria se mostraba como el adversario idílico. Pero nada más lejos de la realidad. El partido comenzó y pronto se vio que el Liverpool no iba tener su tarde, el equipo se mostraba lento, desacertado, impreciso y desorientado. Los jugadores de la zona ancha no lograban canalizar el juego, ninguno de los dos equipos dominaba la pelota y el partido discurría en un cúmulo de desaciertos por parte de los dos equipos. Así llegó el minuto 70 de partido, donde en una desafortunada jugada, Martín Skrtel intenta despejar un disparo de Wijnaldum con tan mala fortuna de desviar la trayectoria del balón a las mallas de la portería defendida por Mignolet. Faltaban 20 minutos para intentar reaccionar, pero esta no era la tarde del Liverpool, ya que un gol legal de Alberto Moreno fue mal anulado por el colegiado tras señalarle el juez de línea un erróneo fuera de juego. En el descuento y tras un contraataque bien dirigido por Sissoko, otra vez Wijnaldum logró perforar por segunda vez la portería de Simón Mignolet, para poner en el marcador el definitivo 2-0 para las “urracas”.

 



Al finalizar el encuentro, Jürgen Klopp se ha mostrado apesadumbrado por el resultado y el juego de su equipo. En su opinión nada ha salido como pensaban, ha justificado los seis cambios en el once respecto a los que saltaron el pasado jueves ante el Southampton, debido al desgaste físico que tuvo que realizar el equipo en el partido de la Capital One Cup. En su opinión los jugadores que hoy han participado, no han estado nada acertados en ninguna de las facetas del juego y considera que de esta manera es muy difícil sacar algo positivo.

   
  Wijnaldum fue lo más destacado del partido.

El técnico germano está trabajando en intentando imprimir su impronta en el Liverpool. Algo que poco a poco se está apareciendo en el juego de los Reds. En los escasos dos meses de trabajo que lleva en Liverpool ha jugado grandes partidos como los de Chelsea, Manchester City y Southampton en Capital One Cup, combinados con malos encuentros como los de Crystal Palace, Swansea y Newcastle. Esta falta de regularidad es algo normal en un proceso de cambio, más teniendo en cuenta que esta plantilla se formó para jugar a un fútbol que poco tiene que ver con los gustos de Jürgen Klopp. El técnico alemán, seguro que está tomando buena nota en estos meses, para valorar qué jugadores se pueden amoldar al juego que quiere desarrollar en un futuro con este Liverpool y cuales no son válidos.


No hay comentarios: