domingo, 24 de enero de 2016

La opinión de @jorge_decastro del Norwich City 4-5 #LFC "Más locura que fútbol"



Más locura que fútbol 

Por Jorge De Castro (@jorge_decastro)

Carrow Road vivió el que quizás sea hasta ahora el partido más emocionante en lo que va de temporada en la Premier League en el que las pésimas defensas de ambos equipos fueron las grandes protagonistas. Los Reds rescataron los 3 puntos en el último suspiro para una celebración para el recuerdo para marcar la primera victoria liguera del 2016.

El Liverpool visitaba al Norwich buscando recuperarse tras la incomprensible derrota ante el United y la historia parecía comenzar de la mejor manera luego de que Roberto Firmino, que volvía actuar como única punta, abriera el marcador con una ajustada definición de zurda. De allí  en adelante quedó en plena evidencia que toda lógica o sentido común para defender por parte de ambos equipos fue dejada en el vestuario, lo que resultó idóneo para el espectáculo.

Los Reds volvieron a ser víctimas de las jugadas a balón parado, esta vez con la incapacidad para defender la segunda pelota y fue así como Mbokani no tardó en poner el empate tras marcar de taco dentro del área para furia de Mignolet. Minutos más tarde Naismith marcaba su primer gol liguero con el Norwich con un remate cruzado, un deja vú considerando que su primer gol en Premier League con el Everton también fue ante los Reds.

El inicio del segundo tiempo no cambió mucho. Poco fútbol, muchos balones largos buscando a Firmino o un incansable Milner, mientras que en el fondo Alberto Moreno se aseguraba de convertir su partido No.50 en liga hasta ahora con el Liverpool en su peor actuación hasta la fecha luego de cometer un penal infantil sobre Naismith que Hoolahan marcó para poner el 3-1 en 54 minutos.

La reacción Red no se hizo esperar e inmediatamente el capitán Jordan Henderson recortó distancias tras rematar de primera un centro desde la derecha. De la desesperación al “quizás podamos sacar algo” en cuestión de un minuto. Seguidamente Jordon Ibe le daba su lugar a Adam Lallana en un movimiento crucial para el desenvolvimiento del partido ya que el mismo no tardó en asistir a Firmino tras buena combinación con Milner para que el brasileño definiera con clase su segundo tanto que ponía el 3-3 ante un fondo del Norwich que no marcaba a nadie.

Las defensas continuaron provocando más daños a sus porteros cuando Rusell Martin, aquel que marcara el empate en Anfield el año pasado tras un regalo de Mignolet, le devolvía el favor a los Reds con un pase atrás a Rudd que interceptó a Milner quien definió sin problemas en el mano a mano para que Benteke, que entraría inmediatamente, tomara nota.

El partido parecía terminarse y en el segundo minuto del añadido una pelota parada desde terreno del Norwich que parecía intrascendente volvió a ocasionar problemas en la segunda pelota para que Bassong marcara un gol de otro partido con un riflazo desde fuera del área para que Klopp explotara de ira en el banquillo.



Finalmente (y afortunadamente), el Liverpool no fue el único equipo incapaz de despejar los balones colgados al área y fue así como tras una serie de rebotes y despejes a medias que Lallana pescaría un balón dentro del área para poner cifras definitivas en el marcador para la incredulidad de Carrow Road que segundos antes era una fiesta.

Las estadísticas revelan que se marcaron 9 goles con 12 tiros al arco entre ambos (5 en contra para los Reds) y se ganó con más corazón, empuje y fortuna que otra cosa. El impulso anímico es probablemente un premio tan valioso como los 3 puntos, ya que el golpe moral de haber dejado escapar la victoria sobre el final hubiese sido catastrófico considerando lo sucedido hace una semana en Anfield.

Las actuaciones de Firmino, Lallana y quizás la entrega de Milner fue lo único destacable futbolísticamente hablando. El brasileño luce más acoplado y dejó muestras de su evidente calidad, y a pesar de jugar de punta sus constantes movimientos y retrocesos dejan en evidencia que su posición preferida es detrás de ese delantero móvil que por ahora se encuentra lesionado en las figuras de Sturridge, Ings y Origi. Por su parte el No.20 silenció a sus críticos que estuvieron haciendo bastante ruido esta semana al poner fin a una sequía de 10 meses sin gol en Premier League además de dar una asistencia; todo esto a pesar de llegar al partido muy justo como terminaría revelando en una entrevista post-partido en la que le dedicaba el gol al equipo médico.


Las actuaciones de Firmino, Lallana y Milner fueron lo más destacable en un partido donde se ganó sin jugar bien
La defensa Red sigue siendo una tragedia, se llora la ausencia de Dejan Lovren que hasta hace unos meses era el primero que la afición ponía en puerta de salida. El costado izquierdo del fondo fue un flan con un Moreno que debió irse expulsado y un Sakho que volvió a las andadas tras una magistral actuación ante el United. La situación preocupa considerando que a media semana un Stoke herido visitará Anfield tras ser vapuleado por el Leicester.

Al final tocó celebrar tras la locura total. Pero importante rescatar lo que dice Klopp:

“Si ganas 5-4 es una historia divertida, pero no tan divertida”…  

"Estamos en el medio del caos y reaccionamos, a veces sabemos lo que estamos haciendo, otras veces no." 


Klopp fue crítico a pesar de sacar los 3 puntos


No hay comentarios: