miércoles, 10 de agosto de 2016

El ultimo partido de Shankly, 1974 Liverpool 1-1 Leeds United



El último titulo de Shankly, no fue un partido cualquiera.



Por George Olmos (@george_olmos)

Cuando el periodo veraniego daba a su fin, los reds disputaban su primer titulo, como campeones de la Copa contra el Leeds United que había sido el ultimo campeón, equipo rudo, de los de rascar tobillo y además con técnico nuevo, Brian Clough, en el primero de sus 44 días al frente del cuadro de Ellan Road, hecho contado en la película “The Damned United” con un gran Michael Sheen en el papel de Brian Clough. Pero lo importante para los reds era quien cambio el club de arriba abajo que ganaba su último gran titulo, Shankly decía adiós a la que siempre fue el patio de su casa.

Bill Shankly había anunciado en el mes de julio que abandonaría la disciplina red, después de ganar la Copa de Inglaterra a principio de años, pero antes de irse y dejarle las riendas a su compañero de batalla Bob Paisley, el conjunto red quiso darle una ultima alegría a su técnico, y ganar el trofeo para él, además Shankly quiso darle un primer regalo a Paisley y le dejó ser el entrenador titular en aquel partido. 

El pasillo de ambos conjuntos fue una nube de flashes, Shankly y el nuevo técnico del Leeds,  Brian Clough, que había sustituido a Don Revie que meses antes había anunciado que firmaba como técnico de la selección inglesa, Clough se hacía con la riendas de un equipo al que en temporadas anteriores había mostrado su descontento con la manera ruda y de malas maneras de ganar del equipo de Ellan Road.



Leeds y Liverpool habían tenido en el pasado enfrentamientos en las que las fricciones habían pasado al deseo de darse hasta en el carnet de identidad, por lo que era de esperar que este estado de paz, se pudiera pasar en breves instantes a un estado de batalla campal. Este enfrentamiento entre ambos conjuntos fue el primer partido de Charity Shield celebrado en Wembley y también el primer partido televisado, el resultado no importaba, parecía ser para algunos y el partido se desintegro en una serie de faltas insignificantes y enfrentamientos entre ambos contendientes como dos púgiles flotando el uno enfrente del otro dándose de vez en cuando. Dos equipos, Leeds y Liverpool habían competido por la supremacía del fútbol inglés desde que el conjunto de Ellan Road volvió en 1964 a la primera división inglesa.

Aquel pasillo hacía el centro del campo fue distinto para ambos conjuntos, en un lado un equipo al que sus jugadores no estaban con su técnico y por el otro lado unos jugadores que llevaban con orgullo al frente a su técnico, que mano en pecho parecía decir adiós a los que allí habían viajado hasta Londres para despedirse del técnico que cambio su manera de pensar y de ver el fútbol.



Como curiosidad ninguno de los dos conjuntos portó el dorsal numero diez en sus camisetas, por lo que el dorsal numero 12 fue el que se utilizó por el dorsal diez en el encuentro, si ya era enigmático, lo fuera aún más. Uno de los esos dorsales numero 12, que tantas veces se ha reservado no sólo al primer suplente, sino como agradecimiento a la afición, fue el autor del primer gol del encuentro, Phil Boersma.

El medio de Kirkby se aprovechaba de una jugada de Kevin Keegan, el siete del Liverpool  disparaba, David Harvey no podía atajar el balón, Phil se aprovechaba del rechace y marcaba el primero gol de la final.

El partido se encaminaba a una cruenta batalla de patadas y malos gestos entre ambos equipos, como si de una pelea callejera se tratarán, pero uno de ellos más ducho en esto del cara a cara, sabiendo que teclas tocar para sacar de quicio a su contrincante. La diana de todas esas tretas fue Kevin Keegan, el magnifico jugador se dirigía a ser el mejor del encuentro, pero los de Elland Road, en un blanco impoluto que paso a un blanco sucio por la fricción,  no le dejarían respirar, patadas, empujones y cuando el partido discurría en su segunda mitad llegó la jugada que sería imagen de aquella final. Tras una trifulca, Keegan no aguantó tan malas artes y propinó un puñetazo a Billy Bremner, un jugador de armas tomar, estaba en su salsa, el arbitro Robert Matthewson no dudo y envió a ambos al vestuario con sendas tarjetas rojas, mala semana para Keegan que era expulsado por segunda vez en la misma semana, el partido amistoso ante Kaiserlautern sería la primera.



Expulsados, ambos se dirigían a los vestuarios de Wembley, los dos tiraron sus camisetas al suelo como señal de protesta, Keegan se dio cuenta que la camiseta del Liverpool no es algo que se tire y la volvió a recoger. No quedo sólo ahí, en los vestuarios les tuvieron que separar, The Times decía “Lamentablemente, Keegan podría haber sido el man of the match del partido. Leeds se dio cuenta de ello y lo elimino por las buenas o por las malas” para decir que por primera vez dos jugadores ingleses eran expulsados en Wembley. Tras este encuentro ambos recibirán dichas sanciones de 500£ y 11 partidos de sanción.

Tras las expulsiones, diez minutos después como a sabiendas de haber dejado a los reds sin su estrella, empataban los de Clough por obra de Trevor Cherry con un buen gol. Aunque anteriormente un jugador que años después se encararía con Gennaro Gattuso, Joe Jordan, le propinó una patada a Clemence, los reds hartos fueron a por él, pero fíjense, el único que calmó los nervios fue el propio portero, sabia que era su juego, no les llevaba a nada.




El partido tocó a su fin y llegaron los disparos desde el punto de penalti, allí los reds no fallarían ninguno de sus lanzamientos, por el contrario David Harvey, el portero del Leeds tomó el balón y disparo, fallando dicho disparo, el esférico le llegaba a Ian Callaghan, el gran jugador red no fallaría y daría a el Liverpool y sobre todo a Shankly el que sería su ultimo trofeo con el Liverpool.

También para el recuerdo aquella imagen de los supporters del Liverpool agasajando al escocés y pidiéndole que no se fuera de su amado club, como ya os hablamos, pero no lo lograron, la decisión ya estaba bien pensada.

FICHA DEL PARTIDO.

Charity Shield

10 de agosto de 1974 Hora: 15:00

Estadio: Wembley, 67.000 espectadores.

LIVERPOOL: Ray Clemence, Tommy Smith, Alec Lindsay, Phil Thompson, Peter Cormack, Emlyn Hughes ©, Kevin Keegan, Brian Hall, Steve Heighway, Ian Callaghan, Phil Boersma.

Entrenador: Bob Paisley.

LEEDS: David Harvey, Paul Reaney, Trevor Cherry, Billy Bremner, Gordon McQueen, Norman Hunter, Peter Lorimer, Allan Clarke (D.McKenzie), Joe Jordan, John Giles, Eddie Gray.

Entrenador: Brian Clough.

Arbitro: Robert Matthewson, expulsó en el minute 60 a Kevin Keegan (Liverpool) y Billy Bremner (Leeds United)

GOLES:
1-0 Phil Boersma min.19
1-1 Trevor Cherry min.70

PENALTIS:

0-1 Peter Lorimer
1-1 Alec  Lindsay
1-2 Johnny Giles
2-2 Emlyn Hughes
2-3 Eddie Gray
3-3 Brian Hall
3-4 Norman Hunter
4-4 Tommy Smith
4-5 Trevor Cherry
5-5 Peter Cormack
5-5 David Harvey (fallo)
6-5 Ian Callaghan.


Fuentes:

@mightyleeds
@lfchistory

1 comentario:

rasin pilev dijo...

Muy interesante el artículo, cómo todos los que relatan el pasado del LFC. La verdad es que tanto Shankly como Clough fueron dos míticos entrenadores. Bonito detalle de Shankly el dejarle a Paisley entrenar al equipo.