jueves, 15 de septiembre de 2016

Analizando al rival: El Chelsea de Antonio Conte.


Antonio Conte “Sólo conozco un verbo: trabajar”.



Por George Olmos (@george_olmos)

Así se presentaba el técnico italiano a su llegada a la rueda de prensa de Julio, como nos contó Eleonora Giovio para el País, la verdad es que Conte cumple lo que dice, su equipo está volviendo a ser esa roca dura que es difícil de agrietar. Los blues serán los próximos rivales de los Reds este viernes.

El Chelsea del año pasado no fue ni la sombra de anteriores temporadas, el conjunto blue terminó décimo con 50 puntos, a 31 del Leicester y a 16 de las plazas de Champions. Roman Abramovich tenía muy claro cuál era el estilo que quería en Stamford Bridge, trabajo, trabajo y más trabajo, por eso se pensó en dos técnicos, Diego Pablo Simeone y Antonio Conte, dos adalides de que el trabajo da sus frutos, al final el banquillo del equipo de Londres lo ocupo el italiano.

Aunque su principal hándicap para el técnico italiano fue el idioma, intento ponerle remedio cuanto antes “He estudiado mucho y seguiré estudiando duro, disculpadme hoy si os tengo que pedir que repitáis las preguntas” así comenzaba su rueda de prensa en Julio de este año, en sus argumentos de su fichaje por el equipo blue varias palabras se repitieron “luchar” y “pasión”, unos mandamientos que lleva a rajatabla el técnico nacido en Lecce.



Antonio Conte no deja a la imaginación sus equipos, su metodología solo conoce una dirección, el trabajo, no le ha sido difícil hacer olvidar a la parroquia blue a Guus Hiddink, Bonucci que estuvo a sus órdenes en la Juve y en la selección italiana le definía como “El Padrino” y sabe que John Terry será una pieza y ya aviso de que él es quien manda en el vestuario “Conte ama a los líderes, pero no tolera los futbolistas que se creen más importantes que él.” Puede ser esto lo que le ha sucedido a Cesc Fábregas, que pasó de ser una pieza importante para los anteriores técnicos a ir entrando poco a poco en las alineaciones del italiano sin ser pieza capital para Conte.

En su último encuentro consiguió un empate en el Liberty Stadium, ante un viejo conocido para él, Francisco Guidolin. Allí Diego Costa se puso la coraza, apretó los dientes y consiguió un empate a dos que propicio que perdieran la estela del Manchester City. Guidolin ya vio rasgos del antiguo equipo de Antonio Conte "Por el carácter, la intensidad, vi el equipo  de la Juventus. Vi su manera de gestionar el equipo. Con el Chelsea, el equipo es diferente pero él es el mismo



A su equipo le puede faltar creatividad en comparativa con los equipos de Manchester, pero está construyendo un equipo que sea como una roca, ya lo dijo Fabio Capello cuando todo el mundo hablaba del derbi de Manchester “No se olviden de Antonio Conte”. Nunca hay que olvidar al jefe de la manada como le definía De Rossi en la selección italiana "Conte es una bestia, un animale da campo, un técnico para trabajar en el día a día más que un seleccionador. Eso significa equilibrio y organización y vale lo mismo que una gran jugada o una chilena. Nuestra fuerza es el equilibrio y la solidez"

El Chelsea llega a la cita con el Liverpool con la baja de John Terry que salió del Liberty Stadium en muletas y se confirmó que estará 10 días de baja, su puesto será lo más probable ocupado por David Luiz, que llegó en estos últimos días de mercado del PSG.

No sólo el traje negro y la corbata fina han vuelto de su época de la Juve, su intención es volver aquel 3-4-3 con el que jugaba en el equipo transalpino y trasladarlo al lujoso barrio de Londres. Aunque contra Swansea y Burnley utilizó un 4-1-4-1 con Diego Costa de punta de lanza. Con doble pivote, Matic-Kanté, siendo el serbio más adelantado que el francés, el ex del Leicester  City ejerce más como pivote fijo, mucho ida y vuelta siendo Oscar más adelantado, el italiano le prefiere ahora a Fábregas, además utiliza a Hazard y Willian, que no son extremos naturales y acaban entrando por el medio y conectando con Diego Costa. 



El Chelsea ahora está construido para que sus laterales tengan mucha más relevancia que en el pasado. También con la llegada de Conte se ha vuelto a ver al Diego Costa que llegó en 2014-15, el delantero no sólo será juzgado por sus modos en el campo, en el último partido le buscaron bastante para provocarle, sino también por sus goles, que hasta el momento han sido bastante importantes, además conecto con Hazard y se volvieron ver aquella buena dupla. Su posible salida y enfado del hispano-brasileño ha quedado en el olvido a base de goles.

Aún le queda por dejar su sello en al Premier, de momento tendremos seguro espectáculo en las bandas, Klopp y Conté son dos técnicos muy pasionales y celebran los goles como si fueran propios jugadores. El técnico alemán en su primera rueda de prensa  ya dijo que él sería “The Normal One” y Conté “Yo soy malo para los apodos, a ver si durante la temporada encontráis vosotros alguno”, respondió a una periodista que le invitó a buscarse uno. ¿Podría ser The Special Work?, le insistió más tarde un periodista italiano. “No, no. Dejemos los apodos a los medios ingleses." De momento Klopp ya le asigno uno en la ultima rueda de prensa "El Pep Guardiola de Turín". Aunque él prefiere mejor está frase para definir su trabajo "Somos hijos de nuestro trabajo".



Será el primer partido entre Klopp y Conte, esperemos que con victoria de los nuestros y a quien veamos correr por la banda sea a Kloppo.