miércoles, 9 de febrero de 2011

Anfield Legends: Robbie Fowler (GOD)




"Robbie Fowler, de Toxteth a la eternidad"


Por George Olmos

Os vamos a ir hablando, cada cierto tiempo, de jugadores que marcaron una época en Anfield. Hoy comenzamos con...

Robert Bernard Fowler
, nació un 9 de Abril de 1975 en Liverpool y vivió parte de su infancia en el distrito de Toxteh, nació con una luxación congénita de la cadera, de pequeño sufrió asma, pero esto no seria un obstáculo para convertirse en el máximo goleador de la historia del Liverpool y en una Legend.


Robbie solía ir camino de Goodison Park, como hincha evertonian que era, pero un abuelo por parte paterna, que era Red, le hizo reconducir a la senda de los Rojos. Robbie es el segundo de una familia en la que los varones predominan (Lisa, Anthony y Scott) y en la que el fútbol se lo inculcó su padre, que le hacia jugar, tanto “Si hiciera viento, lluvia, nieve o hiciera sol”. Su vida fue Toxteh, no es un distrito muy grato para que un chico crezca, y como dijo “Gracias al fútbol, pude alejarme de un distrito lleno de drogas y delincuencia”.

Su idilio con el Liverpool tiene una persona muy importante el scout que le descubrió, Jim Aspinall, en una mañana fría de 1985 descubriría al 9 que marcaría una época en Anfield,. Con 10 años entró en “Liverpool Schoolboys “ y llegaron sus primeros contactos con una Legend de Anfield Kenny Dalglish. En 1991, "el terror de Toxteh" subió al primer equipo, y como todo “chico nuevo” le tocaba limpiar los baños, botas, vestuarios, etc... pero para Fowler era un orgullo, “Me encantaba hacerlo y estar cerca de Rushi, Barnes, no me importaba para nada hacerlo”. Y justo el día que cumplió 17 años firmaría su primer contrato como profesional.

En sus primeros años como jugador del Liverpool su entrenador fue Steve Heighway (del que ya hablaremos en esta sección). Un año más tarde, el 22 de Septiembre de 1993, con solo un año en la plantilla del Liverpool, Robbie Fowler haría su debut, empezaba a escribirse la historia del “Terror de Toxteh”. El entrenador por aquella época, otra Leyenda de The Kop, Graeme Souness, le daría la oportunidad contra el Fulham en un partido de la Coca-Cola Cup, marcó uno de los goles del 3-1 del partido de ida, así en el minuto 83 marcaría su primer gol con el Liverpool. Unas semanas más tarde, en Anfield, Robbie Fowler realizaría un partido glorioso en la FA Cup, marcándole cinco goles al Fulham. Terminó la temporada con 18 goles, pero el Liverpool acabó en un decepcionante octavo puesto, aunque ese año también tendrá algo bueno para Robbie, ese año marcó su primer Hattrick con tan sólo 5 partidos en Liga, lo hizo contra el Southampton, el 30 de Octubre de 1993, una fecha para recordar.

La temporada siguiente (1994-95) llegaría un nuevo entrenador al banquillo de Anfield, no era otro que Roy Evans. Ese año Robbie compartiría equipo con otro de los jóvenes que venían empujando hacia el primer equipo, no seria otro que Steven Paul Mcmanaman, "Macca". El pelirrojo de Kirkdale compartiría alegrías y tristezas ese año con Robbie Fowler. Ese año jugaría 54 partidos, y compartió delantera con el mito galés, Ian Rush. En aquel equipo, solo detenerte a admirarlos era una maravilla, porque a los Rush, Molby, Barnes, había que añadir la nueva hornada de jugadores jóvenes como eran Macca, Redknapp y el propio Fowler. Ese año ganaron la Copa de la Liga. No fue un mal año, y para el pupilo de Rush, no pudo comenzar mejor la temporada. En su primer partido en Anfield, Robbie marco su primer Hattrick contra el Arsenal, su primer y único Hattrick esa temporada, pero este Hattrick marca un record porque lo realizó en 4 minutos y 33 segundos. Esa temporada terminó siendo el máximo goleador del equipo con 31 goles.



Compartió delantera con otra legend, como era Ian Rush, que el día en el que se despedía del Liverpool dijo, “Lo dejo en buenas manos, Robbie eclipsará todo lo que yo he logrado en el Liverpool”, y un año después (1996) recogería el testigo del número que portaba el galés, cambiaría su mítico 23 por el 9 de Rushi. Ese mismo año Robbie Fowler protagonizó la imagen deportiva del año. En un partido contra el Arsenal, se adentró en el área y, al caer, el arbitro pitó penalti. Robbie se dirigió al trencilla (Gerald Ashby) y le decía, una y otra vez, que no le había tocado, que David Seaman no le había hecho penalti. La imagen de Fair Play de Fowler dió la vuelta al mundo, Fowler tiró el penalti para que Seaman lo detuviera, pero en el rechace, Jason McAteer marcó. Ese año le concedieron el premio UEFA Fair Play . Aunque como genio que es siempre hay luces y sombras, al día siguiente sería sancionado por la UEFA, con 900 Euros de multa, por vestir una camiseta de apoyo a la huelga los trabajadores portuarios de Liverpool en la victoria del Liverpool, en partido de la Copa de UEFA contra SK Brann de Bergen. El padre de su amigo Steve McManaman fue uno de los trabajadores que perdió su trabajo, y él levantó su camiseta donde se vió un mensaje de apoyo a los 500 trabajadores despedidos.


Su carrera con los pross no fue tan exitosa como con el Liverpool. Estuvo convocado para la Eurocopa celebrada en Inglaterra, aunque sólo jugo 3 partidos, con Terry Veneables. Pero el momento más duro fue la lesión que le tuvo apartado de los terrenos de juego 7 meses y que le haría perderse el Mundial de Francia en 1998. Se recuperó para la temporada siguiente, con un nuevo Manager en el Liverpool, Gerard Houllier, el francés hizo que él y Michael Owen formaran una delantera temible y, aunque no estaba recuperado de su lesión de ligamentos, y Houllier no confiaba mucho en él , le quitó la razón al francés con un hattrick contra el Southampton en la victoria por 7-1. Otro de los momentos que quedarán en la memoria ocurrió el 3 de Abril del 1999. Derby en Anfield, nada más marcar el primero de sus dos goles, se dirigió hacia la parte del campo donde estaban los hinchas del Everton e hizo que esnifaba la línea, después de que se profirieran muchos insultos en los últimos años hacía Fowler, destacando el tráfico y consumo de drogas. Fowler pidió disculpas a los dos equipos, y a todos los aficionados del Liverpool y Everton por su comportamiento. La historia venia de atrás. Robbie, años más tarde, dijo que “Me dolió todo aquello puesto que mi primo Vicent, con quien solía jugar al fútbol, y su hermana murieron por las drogas. Nunca olvidare a Vicent”. Fue sancionado con 4 partidos.

La relación entre Houllier y Fowler se fue deteriorando. Con la salida de Robbie del equipo de Anfield, según Houllier no podían jugar Owen y él juntos, y con la llegada de Heskey se le cerraban las puertas. El partido que cerraría su primera etapa fue ante el Sunderland en casa, el 25 de noviembre de 2001, y Houllier le cambió en el descanso para fortalecer el centro del campo, terminaría marcando en la final de la Copa de la Uefa contra el Alaves saliendo desde el banquillo.

Después de muchos años fuera de su ciudad de nacimiento, Fowler vuelve al Liverpool, en la temporada 2006-2007, de la mano de Rafa Benítez. Después de haber estado, como aficionado, en Estambul en la final. Volvía a su equipo, a su ciudad, con su gente y con una declaración dejó como se sentía el día que volvió contra el Birmingham, “Estoy como un niño cuando se despierta en la mañana de Navidad, pero así todos los días". Se despediría de Anfield con 183 goles en 369 partidos, sigue siendo el máximo goleador de la historia del Liverpool. Hoy sigue jugando en Australia en el Perth Glory.

Partidos 369 Goles 183 con el Liverpool
Partidos 26 Goles 7 con Inglaterra

Palmarés:2 Copas de la Liga, 1 Copa de UEFA, 1 SuperCopa de Europa


Asi se despidio Anfield de su "God"

6 comentarios:

Luis JFT96 dijo...

Buen repaso a su trayectoria, Jorge. !Mejor que la wikipedia!

Anónimo dijo...

Ningún inglés sabe qué es eso de los "pross"...

Jony dijo...

Pero se lo puede intuir mínimamente y lo digo con mi absoluto desconocimiento de lo que sabe o no un inglés sobre Pross, Pros, Professionals o lo que quieras meter ahí.

Jorge, impresionante.

Fowler era muy pero que muy bueno. Había una hornada de chavales muy buenos, que con las apariciones de Kelly y Spearing ojalá se vuelva a ver.

Stubbins dijo...

Mi primer recuerdo de Fowler no fue precisamente jugando con el Liverpool. Fue en un partido de una competición sub-21 o sub-? en la que Inglaterra se enfrentaba a España y la criatura se salió. El comentarista de TVE, que no recuerdo quien era, ya dijo que ese chaval estaba llamado a ser un crack. Vaya si lo fue.

Fowler es un jugador único. De esos jugadores que a talento y calidad, le une personalidad. Esa pose de macarra hacia que fuese odiado en el resto de estadios y cualquier equipo aspirante a todo, necesita un jugador así. Lo fué Hugo Sánchez, lo fue Stoichkov o lo fue Cantona.

Quizás estoy equivocado, pero creo que el primer jugador en el mundo que puso de moda lo de los mensajes bajo la camiseta, fue Fowler con su apoyo a los Dockers. Hoy en dia se ponen mensajes tan pueriles y edulcorados como felicitaciones por cumpleaños. Fowler le puso un par con ese acto.

En su partido de despedida, Arbeloa le "birló" un gol cantado, que hubiera puesto en peligro los cimientos de Anfield.

Genio y figura.

Fran dijo...

que gran sección, y que mejor manera de abrirla que con el gran Robbie.

Ivan dijo...

muy bien.... espero y no sea la ultima vez que se hable de las leyendas

esperamos de rush y dalglish