miércoles, 23 de marzo de 2011

Kenny Dalglish. El Rey de Anfield (cap. 1)



Hablar de Kenny Dalglish es hablar de la historia viva del Liverpool FC. Una figura de una magnitud que aún en el dia de hoy, sigue engrandeciéndose. Con este post, el blog inicia una serie de 3 artículos que repasarán la vida y obra del jugador y del manager que inscribió con letras de oro su nombre en la historia del club de Anfield. Los capítulos se dividen en sus inicios en el Celtic de Glasgow y su participación en la selección escocesa, Su llegada y éxitos con el Liverpool FC y por último, su carrera como Manager.


Los inicios en el Celtic de Glasgow y la selección escocesa.





Por Stubbins. (@El_Stubbins)

Kenneth Mathieson Dalglish, nació el 4 de marzo de 1951 a Dalmarnock al este de Glasgow (Escocia). Hijo de padre ingeniero, de bien joven la familia Dalglish se mudó al distrito de Milton, al norte de la capital escocesa, bien cerca de Ibrox Park el estadio del Glasgow Rangers FC, hecho por el cual, el joven Kenny sintió inicialmente simpatías hacia el club protestante de la capital.

Los primeros pasos futbolísticos de Kenny Dalglish fueron bien curiosamente como portero en equipos escolares de Glasgow, aunque enseguida situaría su posición en el campo en las zonas más ofensivas, consiguiendo éxitos a nivel local y escolar. Estos éxitos le llevarían a realizar varias pruebas en el West Ham United londinense y también en el Liverpool, pruebas que no surtieron ningún efecto positivo.

Curiosamente seria el Celtic de Glasgow, eterno rival del Rangers, quien en la persona de su legendario Manager Jock Stein, se fijaría en el prometedor jugador. Stein enviaría a casa de la familia Dalglish su asistente más fiel, Sean Fallon. Cuenta la leyenda que Kenny Dalglish al escuchar que Fallon estaba en la puerta de su casa, hablando con su padre, corrió rápidamente hacia su habitación para arrancar todos los pósters y material del Rangers que colgaban de la pared. En mayo de 1967, Kenny Dalglish firmaría por los Hoops.




La temporada 1968/69 debutaría como jugador del Celtic en un partido de la Copa de la liga escocesa. Pero no seria hasta la temporada 1971/72, la temporada siguiente a la consecución del título de Campeón de Europa del Celtic ante el Inter de Milan en Lisboa, que Kenny Dalglish formaría parte plenamente activa del primer equipo del Celtic. Aquella misma temporada, Dalglish dejaría su huella entre la afición católica al marcar 6 goles en la victoria del Celtic por 2-7 frente al Kilmarnock en un partido homenaje al jugador local Frank Beattie.

La temporada 1971/72 Dalglish conseguiría su primer título de liga y Copa escocesa, consiguiendo 23 goles en 49 partidos. La temporada siguiente, todavía tendría registros más positivos con 41 goles en 53 partidos, repitiendo título de liga, aunque el Celtic perdió la Copa y Copa de la liga. La temporada 1973/74, el Celtic a las órdenes del eterno Jock Stein y con Dalglish como figura más rutilante, conseguiría el triplete de títulos escoceses.

La personalidad de Kenny Dalglish en el vestuario y el terreno de juego, le llevó a convertirse en el capitán del Celtic la temporada 1975/76, aún cuando el brazalete de capitán en su brazo no comportó demasiados éxitos a Dalglish ni al club. Aquella temporada el Celtic no conseguiría ningún título, tras 12 años consecutivos sumando al menos un trofeo a sus vitrinas. El accidente de coche de Jock Stein hizo que el manager de los Hoops se perdiera gran parte de la temporada, afectando de manera clara el estado anímico de la plantilla.

Los éxitos con el Celtic y sobre todo sus actuaciones en el terreno de juego y sus registros goleadores, abrirían las puertas de la selección escocesa. El debut con la Tartan Army se produciría un 10 de noviembre del 1971 en un partido de clasificación para la Eurocopa del 1972 delante de Bélgica. El primer gol como internacional, llegaría apenas un año después al batir la portería de Dinamarca en el mítico Hampden Park de Glasgow en partido de clasificación para el Mundial 1974 de Alemania.




Hasta un total de tres Mundiales disputaría Kenny Dalglish. Alemania'74, Argentina'78 y España'82. En ninguno de los mundiales disputados, Escocia y Dalglish superarían la primera ronda, aunque Dalglish y entre otros otra leyenda Red como Graeme Souness, dejarían partidos para la historia llenos de épica como la victoria ante de Holanda por 3-2 en el Mundial de Argentina, donde Dalglish conseguiría uno de los goles. Con la selección, Dalglish disputaría un total de 102 partidos, consiguiendo 30 goles. En la actualidad récord absoluto del fútbol escocés.



Tras 269 partidos con el Celtic, consiguiendo un total de 167 goles, el 10 de agosto de 1977, Kenny Dalglish hacía pública su marcha hacia el Liverpool FC de Bob Paisley, en aquellos momentos actual Campeón de Europa. El fichaje comportaría un récord absoluto de la época al hacerse efectivo tras el pago de 440.000 libras del club de Anfield hacia al club de Glasgow.



La marcha de Dalglish, no sería nada bien recibida entre la afición católica. Hasta el punto que, en el regreso de Dalglish al Celtic Park en agosto de 1978 para disputar un partido de tributo al Manager Jock Stein, fue increpado y largamente abucheado por gran parte de la parroquia local que le consideró como un traidor.

Tampoco serían fáciles sus inicios en Anfield. Lo veremos en el próximo capítulo dedicado al legendario número 7 del Liverpool FC.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por el relato de King Kenny

Jony dijo...

Lo de traidor se ve que no es nuevo, existe desde siempre. XD

Nunca llueve a gusto de todos. Dalglsih como jugador y entrenador lo ha sido todo. Es muy parecido a Johan Cruyff, un crack tanto jugando como entrenando.