jueves, 29 de diciembre de 2011

El jugador a seguir: Demba Ba


Demba Ba "El Asesino Sonriente"




Por Jorge Olmos (@george_olmos)

Llega el Newcastle a Anfield. Si en estas últimas jornadas los magpies habían bajado un poco su rendimiento, en las jornadas anteriores fueron un equipo que estuvo en las cuatro primeras posiciones, ahora los de Alan Pardew buscan rengancharse a esos puestos nuevamente. Y si hay un jugador que está siendo clave ese es Demba Ba.

El jugador nacido en Francia y de origen sengalés tuvo unos principios duros, en una familia numerosa (siete hermanos) vivió gran parte de su infancia en los suburbios de Sevres en Paris. Demba Ba en una edad muy temprana tuvo que ayudar a sus padres a en el trabajo que tenían. La única válvula de escape que encontró el joven Ba fue el fútbol. Lo intento en los grandes de Francia (cantera del Auxerre y el Olympique de Lyon) pero fue con unas pruebas con el Barnsley en las que tendría su primer contacto con el fútbol inglés.

Pero los Tykes no se quedarían con el jugador senegalés y le ofrecerían una posibilidad en el Watford. Los Hornets le hicieron unas pruebas y allí estuvo durante casi un año pero el entrenador Aidy Boothroyd no le tenían en sus planes y en Marzo del 2005 regresaría a Francia y se iba al Rouen que acaba de firmar a Alain Michel.

El Hoffenheim fue su trampolin a la Premier


Su aparición con el equipo de la Alta Normandía vería la explosión del senegalés con 26 partidos consiguió 22 goles, su gran temporada no pasa desapercibida y la Júpiter League belga sería su nuevo destino. Se hacía con sus servicios el Mouscron, pero una grave lesión le tuvo alejado de los terrenos de juego y sólo pudieron jugar 12 partidos con una gran marca 8 goles en ese final con el equipo belga le valió lo que le hizo conseguir su primera internacionalidad. Sus goles y su juventud le hizo que la Bundesliga se fijara en él. El Hoffenheim le fichó. En el modesto club alemán no bajo su rendimiento y en su primera temporada ya marcó 14 goles, siguió engordando sus estadísticas y terminaría en el 2009 con 40 goles en 103 partidos, los grandes clubes alemanes llamaron a su puerta y cuando parecía que su pase al Stuttgart era definitivo, un reconocimiento médico frustró su incorporación y renovaba por el Hoffenheim hasta el 2013.

Pero a mediados del 2010 sonó para el Stoke City de Tony Pulis pero una vez más el reconocimiento médico le volvía a negar su sueño de jugar en la Premier League. En esas que llegaron cantos de sirena del West Ham, tras declararse en rebeldía y no ir a los entrenamientos del equipo alemán en Enero del 2011 fichaba por el conjunto de Upton Park. Jugó 12 partidos para los hammers en los que marco siete goles y aunque como bien dijo “la rodilla no está al 100%.” Acabo siendo el máximo goleador que no sirvió para que los Hammers salvaran la categoría. En el último encuentro contra el Wigan anotaba dos goles que de nada servirían, Demba Ba tenía una cláusula por la cual si el equipo descendía quedaba libre.


Sus grandes cifras anotadoras con el West Ham no impidieron el descenso de los Hammers


Así fue como el equipo de Alan Pardew firmaba por tres años con los magpies, su comienzo fue sensacional, el equipo gano 11 partidos seguidos y el jugador llamado por sus compañeros "Smiling Assassin” lleva hasta la fecha 14 goles con los magpies en 17 partido lo que está haciendo que los grandes de la Premier empiecen a tenerle en cuenta. Su entrenador confió en él y él se lo está devolviendo a base de goles. El 4 de Enero el León de Terenga partirá hacía la Copa de África dejando estás declaraciones “ Este es mi club y me siento orgulloso del Newcastle, pero la Copa de África lo es todo para mi país. Voy a tratar de ganarla con Senegal, Quiero que mi gente y mi país se sienta orgulloso pero también estoy triste de tener que dejar ahora el Newcastle” Alan Pardew tendrá que rezar para que llegue sano a su vuelta y para sustituirle, que será lo más difícil.