viernes, 2 de marzo de 2012

La Previa: Liverpool - Arsenal.


De final en final.



Tras las celebraciones del pasado fin de semana por el triunfo en la final de Carling Cup que significaba el primer título en 6 años, los hombres de Dalglish se ven inmersos siete dias después en la disputa de otra "final". Y es que no cabe otro apelativo para el partido que mañana disputarán Liverpool y Arsenal en Anfield. Dos equipos en plena pugna por la cuarta plaza del campeonato que este año tiene más aspirantes que nunca. Para los nuestros, es la última oportunidad de aferrarse al objetivo de disputar la máxima competición europea la próxima temporada, una vez garantizada la participación en la Europa League. Todo lo que no signifique amarrar los 3 puntos en juego mañana, conllevará el adiós casi definitivo a esa meta. No le pongamos el punto y final a la Premier de una manera tan prematura.

Por Stubbins (@El_Stubbins)

Dos equipos en plena tendencia positiva se miden en Anfield con un objetivo común. La cuarta plaza de la tabla. El Liverpool con el convencimiento ya firme y material de que es un equipo capaz de conquistar títulos. El Arsenal con la moral alta tras su espectacular remontada en el North London Derby del pasado fin de semana, al que precedían una serie de resultados negativos que habían puesto en cuestión aspectos hasta hace bien poco incuestionables en la labor técnica de Arsene Wenger.

Para los del Merseyside la final del pasado fin de semana y los compromisos de selecciones amistosos intersemanales, han pasado una factura en forma de lesiones bastante cara. Si bien Daniel Agger había de ser sustituido poco antes de la finalización de los 90 minutos de la final de Carling por una fractura en su costilla que le tendrá apartado del equipo varias semanas, el virus FIFA hacía mella en el equipo Red con la lesión muscular de Steven Gerrard, quien no pudo disputar más que 32 minutos en el enfrentamiento amistoso frente a Holanda del pasado miércoles. Aún así, la presencia del Capitán del Liverpool no está descartada para la disputa del partido de mañana.



Daniel Agger será baja por fisura de costilla sufrida en la final de Carling.


Supporters y jugadores cuentan con la moral muy reforzada y las ilusiones renovadas desde el triunfo del domingo. Una predisposición magnífica para dar un vuelco a los malos registros ligueros del equipo en sus actuaciones como local en este año 2012. En lo que llevamos de año, el equipo de Dalglish no conoce la victoria local en Premier y ni tan siquiera han logrado batir la porteria visitante. El partido número 450 de Kenny Dalglish como técnico en Premier League, parece pues, un buen día para acabar con estos nefastos resultados, que han alejado peligrosamente a los de Anfield de las posiciones nobles de la clasificación.

Tampoco las lesiones han obviado al cuadro Gunner. Sin ir más lejos, la participación en el partido de mañana del que quizás sea el jugador más en forma del campeonato, Robin Van Persie, se ve seriamente amenazada por unas molestias en la rodilla del letal delantero holandés. A Van Persie, se le suman las dudas del central Thomas Vermaelen y del centrocampista checo Thomas Rosicky, quienes hasta los últimas pruebas médicas previas al partido, serán serias dudas para la confección del once de Arsene Wenger, quien ya no puede contar con el talentoso y prometedor Aaron Ramsey.

Los del norte de Londres, están teniendo un comportamiento en el campeonato muy irregular. Mientras su línea ofensiva, con Van Persie como claro protagonista, es una de las delanteras más prolíficas de su historia, superando incluso al equipo de los "Invincibles" de la temporada 2003/04, su línea defensiva y portería está levantando muchísimas dudas por su inconsistencia y fragilidad.


La progresión de Carroll, pondrá a prueba a la cuestionada defensa Gunner.


Las cuatro victorias consecutivas con las que el Arsenal visita Anfield, han puesto algo de sosiego en una plantilla que ha vivido varias convulsiones serias en su seno durante la presente temporada, debido a su irregularidad y sobre todo a las duras derrotas encajadas como la sufrida en San Siro frente al Milan en Champions League (4-0) o la deshonrosa derrota en Old Trafford por 8-2 a principios de ejercicio.

Un partido vital para el Liverpool. Con un partido menos (el que le enfrentará al Everton el próximo 13 de marzo) los de Dalglish están en estos momentos a siete puntos del objetivo de la cuarta plaza que marca precisamente el Arsenal. No puede permitirse el cuadro de Dalglish dejarse más puntos en su feudo. El lastre de los 8 empates concedidos en Anfield pesan muchísimo a estas alturas del campeonato. No están permitidos más errores. Ganar o ganar. No queda otra alternativa.

3 comentarios:

Chulizas, el dijo...

sería bonito ganar este partido..

Anónimo dijo...

VAMOS LIVERPOOL!!! VAMOS CARROLL!!!

RIP Alex Jarmay YNWA

AJ_23

AlberttRed dijo...

Si no se consigue ganar éste partido por lo menos que sea un empate, porque si éste partido se pierde veo muy muy complicado terminar en el cuarto peusto ésta temporada... Si se gana será un paso enorme, pero aún queda mucha Premier.