lunes, 12 de marzo de 2012

La Previa: Liverpool - Everton.


Conjurados para vencer el Merseyside Derby.




La edición número 217 del Merseyside Derby ya está aquí. Un partido que viene marcado por la negativa racha de resultados en el conjunto Red y por la efeméride del décimo aniversario de David Moyes al frente del equipo Blue que contrariamente a su archirival y vecino, visitará Anfield con una racha de imbatibilidad de siete partidos. Nada de ello tiene la suficiente relevancia en un partido como un Liverpool - Everton. Un derby siempre es un partido diferente y los factores que influyen en él, superan a los meramente deportivos.

Por Stubbins. (@El_Stubbins)

Tres derrotas consecutivas en un club como el Liverpool, es un hecho que hace encender todas las alarmas. Y así han parecido entenderlo las dos voces más representativas y respetadas de la plantilla Red con las llamadas a la reacción vertidas por su técnico Kenny Dalglish y su Capitán, Steven Gerrard. "Necesitamos una reacción y no hay mejor equipo para que ésta se produzca que contra el Everton." Esas han sido las palabras del 8 del Liverpool que han sido refrendadas por declaraciones como "Tan solo tenemos que creer en nosotros mismos y tirar para adelante." citadas por el técnico escocés del Liverpool.

Parece claro que en el seno del equipo se es muy consciente de la grave situación como consecuencia de los últimos resultados obtenidos, que ha apartado prácticamente del objetivo de obtener la cuarta plaza del campeonato. Tan solo el título de la Carling Cup conquistado frente al Cardiff City, logra olvidar que el conjunto Red no conoce la victoria en Premier League desde el 31 de enero cuando se batió por 0-3 al Wolverhampton en The Molineux. A falta de once partidos para finalizar la campaña, la reacción del equipo es tan obligatoria como necesaria para seguir optando hasta la imposibilidad matemática a la anhelada cuarta plaza.


Glen Jonhson parece recuperado de sus molestias y estará disponible para Dalglish.


A la vista queda pues, que Kenny Dalglish tendrá las tareas más arduas de trabajo previo al encuentro, en el factor anímico más que en el apartado físico. Y es que tanto Glen Johnson como Steven Gerrard, están ya totalmente recuperados de sus molestias que en el caso del lateral le privó de disputar los dos últimos compromisos ligueros ante Arsenal y Sunderland. Para Gerrard, el de mañana podría ser su partido número 400 en Premier League y se sumaría de este modo a jugadores como Ryan Giggs, Jamie Carragher, Paul Scholes y Gary Neville en llegar y superar las cuatro centenas de partidos en la máxima competición inglesa, defendiendo siempre una única camiseta. Tan solo las consabidas bajas de Daniel Agger y Lucas Leiva son seguras entre los de Anfield.

Pero para efeméride, la que cumplirá el próximo miércoles David Moyes. El técnico escocés del Everton cumplirá 10 años en el banquillo del club de Goodison Park. Una década en la que Moyes no ha conquistado ningún título, pero si que ha sabido y ha tenido el valor de traer al mundo futbolístico a un gran número de jugadores de las categorias inferiores del club Toffee, encabezados sin duda por Wayne Rooney.


La lucha por el control en el centro del campo se presume intensa y como siempre al límite del reglamento.


A entender por las estadísticas, no ha elegido Moyes un estadio ni un rival proclives para la celebración de esa decena de años acompañada por una victoria. Jamás David Moyes consiguió vencer en Anfield al Liverpool. Las 3 victorias conseguidas por Moyes sobre el conjunto Red en sus 19 enfrentamientos, se produjeron siempre en Goodison Park. De hecho, el club Toffee no conoce la victoria en Anfield desde la temporada 1999/00 cuando el solitario gol de Kevin Campbell permitió al Everton cruzar Stanley Park con los 3 puntos en el zurrón.

El Everton visitará Anfield con una racha de siete partidos invicto y con tres victorias de prestigio sobre tres de los equipos que ocupan las posiciones delanteras de la tabla. Manchester City, Chelsea y Tottenham, han sucumbido en Goodison Park recientemente, lo que prueba la solidez y competitividad del conjunto Blue en su feudo. Lejos de Goodison, el Everton no cede un ápice en su combatividad, aunque desconoce lo que es ganar a domicilio desde el dia de año nuevo cuando venció por la mínima al West Bromwich de Roy Hodgson.

Pero si algo puede llegar a motivar al equipo Toffee a níveles insospechados, es sin duda el hecho de que en caso de conquistar los 3 puntos en juego mañana a partir de las 21:00 horas, el Everton sobrepasaría al Liverpool en la clasificación. Y ese es un dato que en una ciudad como Liverpool, tiene una enorme y vital importancia entre los supporters. No les demos la más mínima opción. Liverpool solo tiene un color. Y es el Red.



1 comentario:

daviniaaa dijo...

Solo decir que Gerrard es muy grande!