viernes, 14 de febrero de 2014

Anfield Legends: Bob Paisley.


El hombre que superó a Shankly.




Tal día como hoy en 1996, nos dejaba algo más que una leyenda. Si Bill Shankly hizo renacer al Liverpool de sus cenizas cimentando toda una filosofia de club, Bob Paisley lo bañó en oro con un palmarés todavía hoy no igualado. A lo largo de sus 9 años como manager del equipo, conquistó 3 Copas de Europa, 1 Copa UEFA, 1 Supercopa de Europa, 6 ligas, 1 FA Cup, 3 Copas de la Liga, 4 Charity Shields y 6 veces reconocido como Manager del año. Bajo su mandato el club se convirtió indiscutiblemente en el Rey absoluto del futbol europeo y británico. Jugadores como Alan Hansen, Graeme Souness o el mismísimo Kenny Dalglish, llegaron a Anfield por recomendación suya. Todo ello hace de Paisley una figura de unas dimensiones descomunales en la historia del Liverpool FC.

Por Sergi Stubbins (@El_Stubbins)

A Bob Paisley casi le da un síncope cuando en Julio de 1974 los directivos del Liverpool FC le confiaron las riendas del equipo tras la marcha de todo un semi-Dios como Bill Shankly. El que fuera fisioterapeuta del equipo y segundo de a bordo del mito escocés, recibía el testigo de un equipo que había conquistado tres ligas, una Copa de la UEFA y había rozado la disputa de una final de la Copa de Europa. Muchos dudaron de esa decisión. Casi es justo decir, que el primero que dudó fue el propio Paisley. Pero algo debió vislumbrar Shankly cuando aconsejó a los directivos que la única manera de proseguir con la revolución creada por él mismo, era promocionar internamente al staff técnico. Siguiendo esa premisa, el segundo de a bordo debía tomar el mando. Y ese no era otro que Bob Paisley.



Nacido Helton le Hole (Sunderland) el 23 de enero de 1919, dedicó toda su carrera deportiva al Liverpool FC. Inicialmente como jugador, posteriormente como fisioterapeuta, para concluir como manager. Ingresó en el club en 1939 y como la amplia mayoría de los jugadores de su época, el conflicto bélico de la II Guerra Mundial, truncó su carrera futbolística profesional. Paisley formó parte del 73 Regimiento de la Royal Artillery en una unidad anti-carros de combate. Finalizada la guerra, retomó su práctica deportiva en las filas del club de Anfield. Como jugador actuaba como defensa central y nunca consiguió ningún título. Lo más cerca que estuvo de ello fue conseguir la clasificación para la final de la FA Cup del año 1950, batiendo en la semifinal al Everton por 2-0 con un gol suyo. Paisley no fue convocado para jugar la final que perdieron los Reds frente al Arsenal. Esa fue la gran desilusión de su carrera como jugador profesional. Cuatro años más tarde, Bob Paisley se retiraría de la práctica del fútbol profesional.



Tras su retirada, siguió ligado al Liverpool FC pasando a formar parte del staff técnico como fisioterapeuta. Pero en 1959 un hecho transformó radicalmente la vida de Bob Paisley y la del club. La llegada de Bill Shankly. Durante los 15 años que ambos compartieron el banquillo y el vestuario de Anfield, el club vivió una revolución interna increíble. Aquel club tétrico y desfasado a su tiempo, cobró un nuevo y revolucionario brío que le llevó de las divisiones inferiores del fútbol inglés a atemorizar a media Europa. Entrenador y asistente lograron 3 ligas, 2 FA Cups y una Copa de la UEFA. Y lo que es más destacable. Impregnar a toda una institución de una auténtica filosofía deportiva.



Una vez retirado Shankly, Bob Paisley tomaba el mando de un equipo perfectamente construido y diseñado para ganar. Obrando muy inteligentemente, Paisley no varió un solo ápice de los métodos y estrategias de su predecesor. A pesar de esto, el Liverpool no conquistó ningún titulo en la primera temporada al mando de Bob Paisley, obteniendo el subcampeonato de liga que conquistaría el Derby County. Aunque llegó a cosechar el record del club por victoria más holgada al vencer al Drammen noruego por 11-0 en la Recopa de Europa. Esa sería la única temporada que el equipo de Paisley acabaría en blanco. Las siguientes 8 temporadas los títulos caerían uno tras otro en las vitrinas de Anfield.

La temporada 1975/76, el Liverpool ganaría el campeonato de liga por un solo punto de ventaja sobre el Queen's Park Rangers. Además vencería a doble partido en la final de la Copa UEFA al FC Bruges, venciendo previamente en semifinales al FC Barcelona. El Liverpool FC volvería a reverdecer laureles una temporada después y de qué manera. Se volvería a conquistar la liga y la primera Copa de Europa llegaba por primera vez al Merseyside. El Liverpool derrotaría en su primera final de la máxima competición europea al Borussia Moenchengladbach por 3-1 en final disputada en el Olímpico de Roma, con goles de McDermott, Tommy Smith y Phil Neal. Y la temporada a punto estuvo de convertirse en un pleno absoluto, de haber logrado la victoria en la FA Cup, pero el Manchester United se impuso por 1-2 en la final de Wembley. Aquel equipo entre los que destacaban Clemence, los veteranos defensas Emilyn Hughes y Tommy Smith a los que secundaban unos prometedores Phil Thompson y el recién llegado Alan Hansen, el hábil Steve Heighway y los siempre letales Toshack y Keegan en la punta atacante, tan solo había hecho que empezar a labrar su leyenda en el continente europeo.



Pero la alegría nunca es plena y el verano de 1977 fue realmente convulso con la marcha del Liverpool del héroe y estandarte del equipo. Kevin Keegan decidía fichar por el SV Hamburg alemán por 500.000 Libras. Había que reaccionar rápidamente y Paisley encontró sustituto en Escocia. Por aquel entonces despuntaba en el Celtic de Glasgow un joven llamado Kenneth Dalglish y Paisley vió en él, el jugador que relevara en astucia y gol al ídolo de Anfield. No se equivocaría en absoluto. El tiempo y los títulos le darían la razón. Ese año, conjuntamente con el actual técnico del Liverpool, llegaría procedente del Middlesborough otro jugador sublime. Graeme Souness. Por ambos, el Liverpool desembolsaría una cifra astronómica para la época acercándose al millón de libras en el coste de sendos fichajes. La inversión rápidamente ofrecería sus dividendos. Una nueva Copa de Europa recalaba en Anfield tras la victoria por 1-0 en un abarrotado Wembley ante un viejo conocido, el FC Bruges. No obstante, la liga cayó en manos del Nottingham Forest. Una nueva rivalidad se originaba en el fútbol inglés. Y más si cabe cuando en la misma temporada los de Brian Clough arrebataban en el partido de replay la League Cup a los de Paisley.



La temporada 1978/79 vería como 2 mitos del club dejaban Anfield. Tommy Smith y Ian Callaghan. Pero las salidas serían compensadas con la llegada de un hombre que pese a no ser delantero centro ni caracterizarse por el gol, daría 2 Copas de Europa al club con 2 goles en dos finales. Nos referimos a Alan Kennedy. Esa temporada el Liverpool se vengaría del Forest y le arrebataría el título de liga con comodidad. Aunque la feroz rivalidad cobraría mayor intensidad al emparejar la Copa de Europa a Forest y Liverpool en primera ronda. El Liverpool no pudo superar en Anfield la ventaja de 2-0 cosechada por el Forest en el City Ground y el campeón caía eliminado. Por contra el Nottingham Forest de Brian Clough conquistaría ese año su primera Copa de Europa. Repitiendo al siguiente.

Nueva temporada iniciándose y nuevo mito que se despedía de Anfield. Emlyn Hughes. La temporada 1979/80 el Liverpool repetiría título de liga. Esa temporada sería recordada por la semi-final de la FA Cup disputada frente al Arsenal que requirió de hasta 3 replays. Finalmente los Gunners se harían con el pase a la final. La temporada 1980/81, el Liverpool de Paisley registraría su peor clasificación en el Campeonato de liga bajo sus órdenes. El Liverpool acabaría en quinta posición en una liga que se llevaría el Aston Villa. Pero ni mucho menos fue una mala temporada. Los Reds conquistarían la League Cup en el replay frente al West Ham, pero sobre todo, lograría su tercera Copa de Europa con el histórico gol de Alan Kennedy (tres años después, volvería a marcar el gol de la victoria en la final de Roma) que derrotaba al Real Madrid CF de los Camacho, Stielike, Del Bosque o Santillana en el Parque de los Príncipes de París.



Ese tercer entorchado europeo significaba también un nuevo cambio de ciclo al finalizar la temporada. Ray Clemence, Jimmy Case o Ray Kennedy dejaban el club. Pero esa sería la temporada de la llegada a Anfield del gol en mayúsculas. Ian Rush que fichara por los Reds dos temporadas antes procedente del Chester, empezaría a perforar mallas de las porterias rivales. A ello le acompañaba un Kenny Dalglish convertido ya en auténtica leyenda. Para detener las ofensivas rivales llegaba para sustituir a Clemence, otro guardameta llamado a ser leyenda. Bruce Grobelaar. Pero la temporada empezaba con un serio revés con la derrota en la final de la Copa Intercontinental frente al Flamingo de Zico por 3-0 en el Estadio Olímpico de Tokyo. A pesar de ese traspiés, se conseguía la League Cup frente al Tottenham y vencer nuevamente en el Campeonato de Liga frente al Ipswich Town de Bobby Robson. La última temporada de Paisley como manager del Liverpool sería la 1982/83. Un incontestable Liverpool volvía a imponerse en la liga con 11 puntos de ventaja sobre el subcampeón Watford. Ian Rush y Kenny Dalglish marcaban entre ambos 51 goles aquella temporada, que vió como además de liga, se obtenían la Charity Shield y la League Cup.



Paisley ponía punto y final de ese exitoso modo a 44 años de estancia en el club. El único club en el que militó si descontamos su etapa de amateur en el modestísimo Bihsop Auckland. Siguiendo la senda y enseñanzas que legó de su predecesor Bill Shankly, Paisley delegó funciones de manager en su segundo de a bordo Joe Fagan y con él, el éxito y los títulos no abandonarían Anfield con la llegada de una cuarta Copa de Europa y una nueva Liga. Bob Paisley no se desmarcaría del todo del Liverpool y durante varios años se convirtió en asesor de su alumno más aventajado que tomaría las funciones de entrenador. Kenny Dalglish. Pero en febrero de 1992 y tras serle diagnosticada la enfermedad de Alzheimer, Bob Paisley abandonaría toda actividad futbolística para vivir sus últimos dias en total discreción y en compañía de sus familiares y allegados.




Bob Paisley fallecería el 14 de febrero de 1996 tras su larga enfermedad. A partir de ese día, los homenajes y tributos no han dejado de repetirse por parte de club y supporters. El más visible y monumental es la Paisley Gateway que el club erigió el 8 de Abril de 1999 en homenaje al técnico como acceso a la mítica grada The Kop y que incluye en su ornamentación las 3 Copas de Europa conquistadas por el Manager que hasta la fecha ha conquistado más trofeos para el club. Bob Paisley un nombre que rezuma pura leyenda.



8 comentarios:

Alvaro Ronald Luna Lazo dijo...

Simplemente genial gracias Bob por tanta gloria descansa en paz

R. Pilev dijo...

El único entrenador que tiene 3 Copas de Europa en su palmares. Grande Paisley.

Andres Grimm dijo...

La palabra "Grande" se queda pequeña para describir a una Leyenda viviente del Liverpool como Bob Paisley: "No importa si pierdes la vida, si lo haces bien nunca morirás". Maxl Armstrong.

Hoy en dia tenemos entrenadores de Elite como Mourinho, Simeone, Guardiola, Pellegrini, Etc. Por nombrar unos cuantos, pero NINGUNO seria capaz de siquiera intentar emular al Legendario Paisley que construyó al mejor Liverpool de la historia y en su momento al mejor equipo del mundo, el Barcelona de hoy en dia pereceria con su tiki-atraca ante el volumen ofensivo del viejo Liverpool ataques por los costados, por el centro, por bajo tierra y aereo, no lo paraba nada. Estilo que por cierto, haciendo parentesis, poco a poco perdimos el "Estilo Rodgers" y volvimos al clasico estilo de ataque sin piedad por todos lados que tanto funcionó y funciona.

-YNWA-
D.E.P Bob Paisley.

Juan Ly dijo...

Honor a quien honor merece, un equipo forjado a base de hazañas y consolidando leyendas, solo basta un breve repaso al mitico pasado del club para darte cuenta que es el equipo mas grande del mundo.

@Andres Grimm
Muy acertado tu comentario, mira que no he buscado las estadisticas pero me gustaria saber ver el promedio de pases por partido de esta temporada, tambien me da mas esa sensacion de que la generacion de juego ya no parte exclusivamente de la posesion de balon, con esas dos bestias que tenemos como delanteros he visto mas los pases largos o filtrados que traslados por las bandas partiendo desde la defensa, hice la critica de que Rodgers no definia bien su estilo, aveces queria jugar con intensidad otras queria el tikitaka, ahora parece mas inclinado a la primera, esperemos se mantenga esa idea de juego vertical y que por favor no cambie el esquema del equipo salvo que sea para tirar a Gerrard mas al frente.

Leonardo Saavedra dijo...

Un Grande de verdad Bob que como buen albañil en su adolescencia supo continuar ladrillo a ladrillo la herencia de Bill Shankly utilizando sus mismas bases y materiales pero poniendole su impronta al acabado final de la obra que era ni más ni menos que el gran Liverpool super campeón de todo, como el lo dijo en entrevistas "reemplazar a Bill era una tarea ardua pero tome ese reto y siempre me puse en la cabeza que lo más impportante era la unión del grupo". Y como se extrañan personas así en estos momentos en este hermoso deporte.YNWA!!!

Maik Gerrard dijo...

El más ganador en la historia del LFC. Siempre se le agaradecerá donde sea que esté. Leyendisíma Bob Paisley.

Gracias Stubbins!!!

Belmar Lázaro dijo...

Grande... Simplemente grande. Ojalá de la mano de Brendan volvamos a las glorias del pasado.

Respecto al partido por FA Cup hay buenas noticias: no juega Cazorla (por enfermedad) y Wenger afirmo hacer rotaciones pensando en el partido contra el Bayern. Todo en bandeja de plata.

YNWA!

ROKRO Feliz dijo...

Me aburre la historia pero cuando se trata del liverpool y mas de BOB es genial jeje
ojala y manana ganemos no saben donde puedo ver el partido en web xf