jueves, 19 de febrero de 2015

Analizando al rival europeo, el Beşiktaş JK por @FutboldelEgeo


Las águilas negras sobrevuelan Anfield



No siendo muy duchos en la materia, mejor preguntar a alguien que sigue el fútbol griego, turco y chipriota, Futbol del Egeo, lo dice todo ya con ese nick, por eso le pedimos que nos analizará para Esto es Anfield el rival que hoy visita por segunda vez Anfield, os recomendamos su perfil de Twitter.

Por Futbol del Egeo (@FutboldelEgeo)

Besiktas comienza a ver la luz al final del túnel tras varias temporadas vagando por un desierto deportivo que lo ha mantenido alejado no sólo del panorama europeo sino también del turco, algo más grave aún. Serios problemas deportivos en un club que parecía desmoronarse y problemas económicos que incluso lo llevaron a ser excluido de cualquier participación en competición europea. Seis años después, sus aficionados vuelven a disfrutar de un equipo que aspira a volver a ganar la Superlig y el buen juego de la plantilla les hace incluso con soñar con noches épicas europeas. Y no se les puede culpar de esos sueños ya que desde luego tienen fundamentos.


Bilic ha llegado a Turquía para inculcar su carácter al equipo de las águilas negras

Bilic llegó al banquillo la temporada pasada y a pesar de no poder hacer grandes fichajes consiguió crear un bloque con lo mejor que ya tenía sumado a algunas incorporaciones de jugadores turcos que jugaban en el extranjero que además tenían un denominador común: juventud. Dotó al equipo de un estilo de juego atractivo para el aficionado al fútbol, basado en un buen ataque dando libertad a la creatividad de sus jugadores. Esta temporada siguió puliendo el equipo y llegó una gran incorporación de renombre como es el caso del senegalés Demba Ba llegado desde la Premier League. Por desgracia para los de Bilic, el equipo no termina de cuajar defensivamente y en ocasiones hace aguas teniendo en ese aspecto la gran asignatura pendiente. Otro aspecto a mejorar es que cuando llegan los partidos grandes, el equipo no responde como debería y eso en la élite cuesta caro, los resultados están ahí y aunque dieran una gran imagen, los turcos fueron eliminados por el Arsenal en la previa de Champions League y en Turquía, han sufrido dos derrotas ante los dos máximos rivales como son Galatasaray y Fenerbahçe. Contrariamente a lo que podría pensarse de un equipo turco, sus derrotas en Superlig ante sus máximos rivales, han sido jugando de local, lo que nos lleva a otro aspecto actual del club: su estadio. El viejo Inonu fue demolido y en la actualidad se está construyendo en su misma ubicación un nuevo estadio acorde a los nuevos tiempos por lo que el equipo suele jugar sus partidos importantes como local en el estadio Ataturk de Estambul aunque también ha jugado alguno como local en otros estadios turcos.


Demba Ba se convirtió en la referencia atacante del equipo turco, aunque hoy será duda.

En lo deportivo, Bilic tiene claro el esquema usando normalmente el 1-4-3-3 aunque puede variar según las circunstancias del momento o la entidad del rival que puede hacerle jugar con un doble pivote. En la portería es fijo Zengin aunque se perderá la eliminatoria por lesión por lo que Gonen ocupará el puesto, no es lo mismo pero suele tener buenas actuaciones. En defensa el prometedor colombiano, Franco y el turco Gulum, suelen formar la pareja de centrales, más técnico el colombiano y menos expeditivo el turco. En el lateral derecho está, a priori, uno de los puntos débiles aunque Kurtulus ha terminado ganándose el puesto con buenas actuaciones. Aún así, el club ha fichado tanto un central como un lateral derecho que poco a poco irán entrando en el equipo. En el lateral izquierdo, el brasileño Motta es una de las sensaciones del equipo, jugador clave con gran proyección ofensiva y buen disparo. En la sala de máquinas, Kavlak sigue ocupando un puesto importante siendo de vital importancia en las transiciones ataque – defensa y ayudando siempre a los zagueros. A su lado o algo más adelantado está el pulmón del equipo, Hutchinson, una de las claves del equipo, despliegue físico enorme y buen trato de balón. Delante de ellos y como enganche con el ataque podremos ver al joven valor turco, Ozyakup o al argentino Sosa, quien finalmente ha terminado entrando en el equipo titular y además es clave en las jugadas a balón parado. Y llegamos al plato fuerte, al tridente de ataque. El equipo tiene un puñal en cada banda, aportan desborde, profundidad, buenos centros y además tienen calidad para penetrar en el área en jugadas individuales o colectivas, en la banda derecha veremos a Tore y en la izquierda a Sahan aunque siempre pueden permutar. Y arriba en la punta de ataque la auténtica bestia, Demba Ba. Desde que llegó no ha parado de marcar goles y esta temporada en Europa entre previas y Europa League suma ocho goles en ocho partidos. En la Superlig ya lleva trece goles en diecisiete partidos siendo uno de los máximos goleadores.


Sosa se ha convertido en el enganche y ejecutor de las jugadas a balón parado

Además el equipo posee fondo de banquillo con Milosevic, Opare, Frei, Tosun o Pektemek. Aunque para la ida tendrán las bajas por lesión Zengin, Milosevic, Koybasi y Tosun.


Kerim Frei, ex del Fulham, llegó en 2013 para dar mordiente al ataque de las águilas negras

Con esto, Besiktas llega a la eliminatoria ante el Liverpool con una buena trayectoria en Europa hasta el momento estando invicto en la Europa League siendo su única derrota la que sufrió en previa de Champions League ante el Arsenal en Londres por un gol a cero. Además, hay que recordar el gran dato, ese que ningún aficionado del Besiktas olvida, no es otro que la gran humillación sufrida en el único precedente entre ambos equipos en territorio inglés. Se trata de la Champions League 2007/2008 cuando ambos equipos fueron encuadrados en el mismo grupo. Besiktas volvía a la máxima competición europea después de varios años y el 6 de Noviembre de 2007 pasó a la historia cuando el Liverpool de Benítez endosó un 8-0 a los turcos. Ahora la competición no es la misma,  y quizás nunca pueda haber una venganza deportiva acorde a aquella goleada pero lo que está claro es que si Besiktas logra eliminar a los ingleses, a los aficionados turcos les dolerá algo menos aquel terrible episodio.