viernes, 22 de mayo de 2015

Entrevista a Eduardo Esteve, jefe de deportes de Onda Cero Valencia


"Acabé abrazado a un aficionado del Liverpool que no conocía de nada"



Si la final de la Champions League de Estambul 2005 fuese una batalla de esas que se estudian en los libros de historia, sin duda, el nombre del general que guió a las tropas reds hasta la victoria ocuparía un lugar especial  a la hora de narrar lo ocurrido allí. Rafa Benítez fue el estandarte de la quinta Copa de Europa lograda por el Liverpool y, por ello, en Esto es Anfield hemos entrevistado a uno de los periodistas que mejor le conocen: Eduardo Esteve, jefe de deportes de Onda Cero Valencia, coincidió con Rafa en su época como entrenador del Valencia y, además, personalmente fraguó una relación con él que ha hecho que el periodista viva de primera mano el paso del entrenador madrileño por Anfield y el resto de su carrera en general. Por lo tanto, nadie mejor que él para hablarnos de Benítez y, por supuesto, de aquella 'batalla' de Estambul que vivió en primera persona.

Esto es Anfield: Se cumplen diez años de la final de Estambul y cualquier aficionado del Liverpool (y casi cualquiera de cualquier equipo), cuando piensa en aquella Champions nombra antes a Rafa Benítez que a Gerrard u otro futbolista, ¿Eso lo dice todo, no?

Eduardo Esteve: Yo creo que sí. Lo que consiguió Rafa fue casi un milagro. Su primer año en un club nuevo, fuera de España y con el hándicap del idioma, que además tiene un acento peculiar, creo que hace aún más grande aquel título. Fue la manera de reafirmar a nivel europeo lo que ya había hecho con el Valencia CF.

EEA: Personalmente, ¿Cómo recuerdas el partido? ¿Es uno de los más emocionantes que has visto?

EE: Tuve la fortuna de estar presente en Estambul. Por mi relación con Rafa y debido a que había bastantes españoles en aquel equipo, Onda Cero decidió mandarme a cubrirlo. Sí, se trata de uno de los partidos más emocionantes que recuerdo pero sólo a partir de la segunda parte. Recuerdo que en el descanso estaba al borde de llorar de ver a los adicionados reds cantando el 'You’ll never walk alone' pese a ir perdiendo 3-0. Cuando empezaron a remontar no me lo creía y ya con el 3-3 pensaba que lo iban a hacer. Acabé, y es literal, abrazado a un aficionado del Liverpool que no conocía de nada.

Foto hecha por el propio Eduardo Esteve del marcador del Estadio Olímpico de Atatürk

EEA: ¿El Milan tenía un equipo muy superior?

EE: Mucho. Aquel Milan estaba plagado de estrellas. En el Liverpool había buen equipo en conjunto pero a nivel individual no les llegaban a los italianos.

EEA: En una final tan alocada, aunque la gente crea que no, se notó y mucho la mano táctica de Rafa ¿no?

EE: Sí. Estoy seguro. Los cambios realizados al descanso ayudaron a remontar el partido al igual que todo lo que se trabajó antes de llegar a esa final.

EEA: Benítez, siempre intenta ser precavido y humilde con todo lo que pasó aquel día, ¿pero en confianza te ha desvelado algún detalle de la final?

EE: Cuenta la leyenda que la noche antes en el hotel de concentración (yo estuve allí con él) al subir a la habitación dijo “si baja primero el de la derecha ganamos en los penaltis la final”. Y bajó primero el de la derecha. No sé si es cierto o no, algún día se lo preguntaré.

EEA: Se dice mucho de aquella mítica charla en el descanso, aunque hace poco en la Gazzetta dijo que fue así “Los jugadores estaban todos sentados con la cabeza baja, y yo les ordené que levantarán porque habían trabajado tan duro para llegar allí, y que no tenía sentido que renunciar después de 45 minutos”.

EE: Eso se ajusta más a lo que pasó. Sólo unas horas después del partido tuve la oportunidad de estar con él ya con tranquilidad en el hotel de concentración del equipo donde celebraron el título. La pregunta recuerdo que se la hice porque era la que nos hacíamos todos: “¿qué les has dicho al descanso?”. Su respuesta en aquel entonces fue “nada especial. Les dije que siguieran jugando como habíamos hablado al principio del partido y que si marcábamos pronto tendríamos oportunidad de remontarla”. Y así fue.

Rafa y Eduardo en el hotel de Estambul


EEA: ¿Qué momento consideras clave en la final?

EE: Hubo varios. Para mi el principal fue el gol de Gerrard porque ahí el equipo creyó de verdad que se podía remontar la final. Me quedo también con la parada de Dudek a bocajarro a Shevchenko en el tiempo extra

EEA: Aquel movimiento de Gerrard al lateral derecho se recuerda cómo uno de los movimientos tácticos (aunque obligado) que empezó a ganar aquella final.

EE: Y así fue. Aunque a punto estuvo de salir a jugar con doce la segunda parte porque hubo un poco de lío en el vestuario la realidad es que la defensa de tres, junto con el movimiento de Gerrard al lateral, fueron claves. El capitán acabó fundido.

EEA: Diez años después ¿crees que una plantilla de ese nivel podría volver a llegar a una final de Champions o ganarla?

EE: No creo. La prueba está en que tiempo después salvo dos o tres el resto desaparecieron. Aquello fue un milagro en el que contribuyó activamente Rafa.

EEA: ¿Era esperable la 'Vendetta milanista' en la final de Atenas dos años después?

EE: También tuve la oportunidad de estar allí presente. Fue distinto. El Milan con Kaká tenía mucho peligro y encima el primer gol si mal no recuerdo fue de rebote. En los italianos estaba demasiado presente el recuerdo de Estambul como para dejar pasar una nueva oportunidad.

Gerrard a la llegada del equipo al hotel en Estambul. Foto: Eduardo Esteve


EEA: En la carrera de Rafa ¿es más importante esa Champions o el salto que dio con los títulos en Valencia?

EE: Las dos cosas son fundamentales. Las ligas contra pronóstico del Valencia le hicieron dar el salto porque con la marcha de Mendieta y Cúper parecía que se acababa el Valencia aquel que había llegado a dos finales de Champions y, sin embargo, lo llevó a su época más gloriosa. La graduación final en Europa le vino con aquella Champions.

EEA: Aunque sea imposible de saber, ¿el Valencia habría seguido creciendo de su mano?

EE: Le he repetido una y mil veces que aquella Champions que ganó con el Liverpool era la que le correspondía haber ganado con el VCF. Estoy convencido que hubiera sido así. Unos años antes en cuartos de final el equipo cayó ante el Inter con más de 20 oportunidades, con Toldo haciendo el partido de su vida, y quedándose a solo un gol de haber pasado la eliminatoria. Aquel podía haber sido el año para que el VCF consiguiera su primera Champions de la historia.


(Mañana segunda parte de la entrevista. Con la relación de Benítez y la ciudad de Liverpool, su carrera como entrenador y el futuro de Rafa)