jueves, 17 de diciembre de 2015

Gracias a un taxista John Barnes llegó al Watford..



Dalglish: “Vamos a firmar a John Barnes”



Por Jorge Olmos (@george_olmos)

El Liverpool se enfrentará al Watford en el mítico Vicarage Road, en ese campo que fue durante años conocido porque el presidente era una estrella de la música, Elton John. Contra ese equipo que batió récords se enfrenta el conjunto de Klopp; en ese equipo vistió la camiseta de los “hornets” una leyenda del Liverpool, John Barnes. Os hablamos de aquellos años del genial jugador.

El cambio de Washington a Watford.

Con tan sólo 16 años, John obtenía una beca para ir Washington, algo que pudo cambiar su vida futbolística si no llega a ser por aquel taxista y ojeador del Watford que le vio jugar con el Sudbury Court. Los padres de Barnes estaban decididos hacer que su hijo volará a Estados Unidos, conocían a unos de los entrenadores de la Universidad de Washington y pensaron que era el mejor camino para John. Hasta que apareció aquel taxista, se lo dijo al club de Londres y le pidió que le hicieran una prueba. Luego se entrenó con el equipo juvenil en una noche de martes y la siguiente de jueves. Ese fue el momento en el que John pensó que podía jugar profesionalmente al fútbol. Así que en Enero, con diecisiete años, el Watford le firmó, “Graham Taylor me vio controlar un balón y luego me envió una volea a mi zurda y la envié dentro, él dijo: “Es todo lo que tengo que ver”.


Vicarage Road fue su principio de aquel chico que venía de Jamaica para divertir a la gente.

Con pocos años tuvo que sufrir un duro revés, algo que no esperaba, él se quedaba en Inglaterra pero toda su familia volvía a Jamaica. Fue un golpe duro para el joven John, se le hizo muy cuesta arriba porque le costaba entrar en el equipo, la soledad fue un hándicap más para él. Pero en vez de pararse y volver a su amada Jamaica, comenzó con el equipo reserva y de ahí fue escalando hasta hacerse con un puesto en el equipo de Graham Taylor.

Su compañero y uno de los grandes nombres de aquel Watford, Luther Blissett recuerda como fueron aquellos primeros días en los que se escuchaba sobre John Barnes “Habíamos oído hablar de un chico que había fichado. Este chico, flaco, se presentó para la pre-season y pronto nos demostró lo que era. Nos ganaba a cualquiera de nosotros y tenía tan sólo 17 años. Era una excepción en términos de aptitud, pero todos pensábamos “Vamos a ver que hace con un balón en los pies”. Al final resultó que no había nada que él no pudiera hacer”.


 Blissett y John Barnes fueron santo y seña de aquel Watford que marcó una época.

Importante para Watford y Graham Taylor.

En la temporada 1981-82, le dieron galones con el equipo de Vicarage Road y ascendieron a primera división. Los hornets habían ascendido de cuarta división a primera en tan sólo cuatro años y él ayudó con sus 13 goles a que subieran a la máxima categoría. 

La siguiente temporada, la 1982-83, en la máxima categoría, no sólo dio el canté Elton John,  ya que con Barnes asentado en el equipo de Vicarage Road, consiguió el segundo puesto tras vencer al Liverpool y conseguir que el United perdiera. Lo que hizo que los hornets fueran segundos con un gran John Barnes a la manija, dejando impresionados a varios entrenadores, sus actuaciones en League Cup les hizo estar en el punto de mira de muchos equipos. Blissett se aprovechó de aquella temporada, Barnes marcó 10 goles pero consiguió que su compañero Luther fuera el máximo goleador en todas las categorías, 27 tantos “Para un delantero, John significaba oportunidades”.


Elton John era el presidente de aquel Watford que comenzaba a tener un nombre en la Premier.

Sus buenas actuaciones le abrieron las puertas de la selección inglesa, una de las jugadas que le llevó a la fama y que hizo que el club de Vicarage Road se le quedará pequeño, fue la que realizó en Maracaná, en un amistoso ante Brasil, en la que el genial jugador gambeteo cual jugador brasileño. Fue su primer gol con la selección inglesa, en una gira que hizo el equipo de Robson por Sudamérica.


Aquel gol ante Brasil, su primero con Inglaterra y en un campo mítico, Maracaná

Pero pudo ser que la selección inglesa no fuera su selección. En 1983, siendo jugador del conjunto de Vicarage Road, la FIFA permitió a los jugadores con pasaportes británicos, como era el caso de John Barnes, representar a las selecciones de las islas. La selección inglesa consiguió al genial jugador, pero no fue la única, Escocia también lo intentó. “La única razón por la que jugué con Inglaterra fue porque preguntaron primero, si Escocia hubiera sido la primera, estaría jugando con Escocia”.

John Barnes pudo ser jugador del United.

Graham Taylor dejó el Watford para firmar por el Aston Villa y antes de marcharse del equipo de Londres le ofreció a John Barnes al Manchester United de Alex Ferguson que rechazó la oportunidad de firmarlo, ya que tenía a Jesper Olsen. Algo que siempre tendremos que agradecer al bueno de Olsen, que fuera importante para Ferguson.


La salida de Taylor hizo que abandonará Londres por Liverpool, como aquella vez que cambio Washigton por Watford.

En el verano de 1987, comenzaba el idilio de Barnes con el Liverpool, dos días después de que Taylor firmará por los villanos, John firmaba con su gran valedor en el conjunto red, Dalglish y £900,000 fue su precio. La leyenda del Liverpool le dijo que ya pensó años atrás en firmarle: “Kenny me recordó un partido cuando me fui de Alan Hansen para marcar. Después del partido Kenny le dijo a Alan: Vamos a firmar a John Barnes”.


John Barnes jugó 233 partidos con el Watford marcando 65 goles en con el equipo de Vicarage Road antes de firmar por el Liverpool.

Como dijo él hace un tiempo: ”Si la gente piensa que soy una leyenda, bien; y si la gente no piensa que soy una leyenda, no hay problema. Y no puedo cambiarlo”


El Liverpool fue para John un remanso de paz donde realizar jugadas dibujadas en su memoria.


Fuentes.
LfcHistory.
SkySports.

No hay comentarios: