lunes, 5 de diciembre de 2016

James Milner, el Clint Eastwood del Liverpool.



 Sin Perdón se escribió con renglones de Milner. 


Por George Olmos (@george_olmos)

El jugador nacido en Wortley, Leeds, se ha convertido en ese comodín idóneo para Klopp. Lo mismo te juega en el medio campo que aparece por el lateral izquierdo y siempre con una palabra que abarca todo lo que él hace: trabajo. Nadie dijo que esto iba a ser sencillo, pero para Milner hacer las cosas sencillas sabe que le llevan a un lugar deseado: la victoria.

Dicen que el personaje de John Rambo tuvo desde su creación un inquilino claro, ese no era otro que Clint Eastwood, pero el genial director y actor decidió que no era un papel que se acomodaba a su estilo. Por eso decidió seguir otro camino y por suerte pensemos que si no Eastwood no podría haber firmado papeles como por ejemplo William "Will" Munny en “Sin Perdón”. Pues igual debió pasar con Milner o “Milly”, pudo ser Rambo pero prefirió ser ese vaquero que ayudaba a la gente cueste lo que cueste.

Sus últimos partidos así lo corroboran. apostillado en su banda izquierda, como si fuera a cruzar un río, esperando a saltar para ayudar a los suyos. En aquellos partidos su rendimiento fue sublime, arrancaba por la izquierda pero se adentraba al centro y terminaba con centros que más de un buen lateral quisiera. 



Pero no todo fue así cuando comenzó la temporada. Su lugar estaba en el medio del campo, esa es su posición, ahí es donde se siente más cómodo, pero cuando Klopp tras no poder firmar un lateral izquierdo y no confiar mucho en el español Alberto Moreno, decidió que no había nadie mejor que un trabajador como James Milner, él acepto el reto.

Desde que llegó al Liverpool no hizo ruido, sólo trabajo, trabajo y más trabajo. Tanto fue su profesionalismo que Brendan Rodgers le hizo a las primeras de cambio ser capitán del conjunto Red, y ya acumula 24 partidos portando el brazalete del Liverpool. 



Un profesional como él podría ser como Robert de Niro en Taxi Driver. Dicen que para meterse en el papel, Robert se sacó la licencia de taxista y conducía 12 horas al día y también dicen que un día un joven actor tomó el taxi de Robert de Niro y al verle le dijo: “Que mal está el mundo del cine, hoy ganas un Óscar y mira ahora”. Seguro que Milner hizo horas viendo vídeos de los mejores laterales izquierdos que hay, es un profesional, como así dijo: “Es aprendizaje de posición y ver vídeos después de cada partido, mirando las distancias que hay con el centro de la defensa”. Milner siempre aprende a sus 30 años.

Pero como Eastwood, James Milner cuando se dispone a coger el balón para disparar desde el punto de penalti, lo tiene seguro, no duda, está seguro que el balón entrará. Y es que de los 12 goles que ha marcado con el Liverpool, ocho fueron de penalti, exactamente los mismos que intentó, 100% de efectividad. 



Milner sabe que jugar de lateral tiene sus ventajas y sus desventajas: “Toda mi carrera he jugado en el centro del campo o más arriba. Es nuevo para mí y estoy aprendiendo tan rápido como puedo. Espero que pueda mantenerme con mínimos errores y hacer lo que pueda para el equipo. Creo que me he adaptado a lo largo de mi carrera para jugar en diferentes posiciones y esto también es diferente para mí. Espero que mi experiencia y mi tiempo en el fútbol me pueda ayudar", decía Milly hace un tiempo. Y lo más importante,  y por eso muchos (además de que quien aquí les escribe) le  admiran, son frases como estas: “Soy jugador del Liverpool y lo que el director me pide que haga lo haré. En última instancia, si piensa que es lo mejor para el equipo yo lo haré.



Este año Eastwood, digo Milner, se retiró de la selección inglesa. Sabe que para el rol que quiere Klopp debe estar al cien por cien, por eso decidió abandonar el cuadro inglés con 61 partidos y tan sólo un gol anotado. Estamos seguros que ese gol le dio la victoria a su equipo, porque partido en el que marcó James Milner, partido que hizo que su equipo no perdiera. Esto ha sucedido en varias ocasiones, nada más y ni nada menos que 43 veces (35 victorias y 8 empates).

James Milner lo tiene claro, ya lo dijo: “Toda mi vida he querido hacer lo que estoy haciendo ahora. Ahora estoy aquí y quiero  disfrutar de cada minuto de ello. Hay que hacer algunos sacrificios, pero no me importa eso". Nosotros le añadimos lo que dijo Panenka : “Qué te aplaudan al irte, no al llegar



No hay comentarios: