miércoles, 9 de marzo de 2016

Y el Duque de Kent inaugurará el Main Stand.


1973 se inauguraba el nuevo Main Stand.



Por George Olmos (@george_olmos)

No se asusten, pero hemos cogido el Delorean, como Marty McFly y nos hemos ido a 1973, en un Liverpool que volvía a desperezarse de un duro invierno. El titular de este post seguro que fue el que utilizaron los periódicos de Liverpool aquel 10 de marzo de 1973, el Duque de Kent inauguraba el Main Stand, casualidades de la historia justo en estos momentos esa gran grada se está reconstruyendo ¿la volverá a inaugurar la realeza?

Está temporada que dejamos será la ultima en la que veamos el Main Stand como es, estos meses hemos visto como ha ido creciendo la grada, como las grúas han sido parte del panorama de Liverpool pero está gran gradona se inauguro en 1973, uno que aquí les escribe ha tenido la suerte de haber estado allí, en un Liverpool vs United en el que Gerrard marcaba de falta, aunque casi por una columna me pierdo dicho lanzamiento, puedo decirles que es un lugar muy especial y con mucho encanto, la próxima vez esas columnas ya no molestarán la visión de un lanzamiento de falta. 


Así era hasta no hace mucho la visión que se tenía de Main Stand.

En aquella apertura de la grada en marzo de 1973 el rival era el Southampton, ese día cuentan que Len Shipman, presidente de la Football League estuvo apunto de ser un día desgraciado para su persona, se cayó escaleras abajo, pero no pasó a mayores. 


El programa de aquel partido daba la noticia de la llegada del Duque de Kent.

La nueva grada en 1973, se vio reparada de sus viejos techos de madera y se tardó en hacerla dos años. Esta nueva disposición hizo que se pasará a más de 8000 personas sentadas y los  5000 que podía asistir a los partidos de pie. En el programa del 10 de marzo de 1973 ante el Southampton se marcaba con un comienzo por parte del presidente del Liverpool, Eric Roberts que escribió unas líneas para los aficionados que obtuvieran el programa del partido: “La ceremonia de hoy es la culminación de la reconstrucción que comenzó hace unos 10 años. En este periodo hemos gastado un millón de libras en el esfuerzo por hacer de nuestro estadio uno entre los mejores, no sólo de Gran Bretaña, sino también de Europa.”

El presidente Roberts llegó a decir que además del estadio ellos habían reconstruido el equipo también de la mano de Mr. Shankly “En nuestras mentes todo el tiempo ha estado ver las necesidades de Mr. Shankly y su staff para ayudarles en conseguir estar en la cabeza de la liga”. Ya en el inicio de la temporada los reds se hicieron con los servicios de Peter Cormack que llegaba procedente del Nottingham Forest por £110,000 y en enero de 1973 lucharon por los servicios de Lou Macari por £200,000 tan sólo el jugador no dio el visto bueno y eligió el Manchester United ya que pensó que era una mejor opción, no llego a ser nadie importante para los de Old Trafford.


Así era Anfield en 1970, donde resonaban cánticos con aroma a beatles.

Entre la lista de invitados para la inauguración por parte del Duque de Kent del Main Stand, fue increíble, el duque era a la vez era el presidente de la federación de futbol inglesa. Él llegó a ser el primer miembro de la familia real en ver un partido en Anfield desde 1921, cuando el rey Jorge V asistió a un partido de FA Cup entre Cardiff y Wolverhampton. Ese día de marzo de 1973 también asistió a la inauguración el presidente de la FIFA Sir Stanley Rous y el presidente de la League, Len Shipman así como el secretario de la League Alan Hardaker.

El partido ante el Southampton cayó en un día de huelga de trenes, lo que significó que no se logrará una gran entrada, tan “sólo” fueron 41.674 espectadores que fue la segunda más baja de la temporada en Anfield en liga. Esta huelga de trenes hizo no sólo daño a los espectadores para llegar al feudo red, también para los ‘saints’ no fue bueno, ya que tuvieron que hacer el largo viaje que era de Southampton a Liverpool en autocar y fueron acompañados también por un puñado de aficionados. No tuvieron ningún problema ni el Duque ni sus acompañantes que fueron en avión privado que fue recibido en el aeropuerto Speke por centenares de espectadores que se acercaron. Allí el alcalde y la alcaldesa les esperaron en la pista y con un coche con chófer que les iba a llevar a Anfield donde habría un almuerzo para vips. A su llegada les esperaba un séquito en la sala de juntas. Quien no comenzó el día con buen pie fue Len Shipman, presidente de la liga, que rodó escaleras abajo golpeándose en la cabeza, en ese momento fue ayudado por los directivos, pero se levantó como si no hubiera pasado nada y se volvió a unir al acontecimiento, seguro que se levantó con un “no pasa nada, estoy bien” limpiándose los hombros, como si nada.

Pero allí lo importante no era el partido, así parecía que era para Shipman y algunos que estaban allí, lo importante era que el Duque de Kent descubriera una placa de mármol de la apertura del Main Stand.



El partido transcurrió con un 3-2 para los Reds, con un gran Kevin Keegan que marcó dos de los goles, uno de ellos en los últimos minutos que daban una victoria a los reds para dejarlos primeros en la tabla, camino de su octava liga.



El partido había sido un gran acontecimiento para los reds por poder inaugurar la Main Stand con el duque de Kent en el palco que dicen que le encantó el partido y se divirtió de ver a la grada animar a su equipo, por su parte el mandamás de la FIFA Sir Stanley Rous dijo que los Reds tenían mucha suerte de tener tal apoyo siempre en su estadio, Shipman seguía con su golpe en la cabeza. No volvió la realeza hasta después de varios años a ver un partido en Anfield, aunque en 2005 Carlos y Camila visitaron Anfield y con un guía muy especial, Steven Gerrard y la orejona, no nos referimos al príncipe, pero si hubo un rey en Anfield, King Kenny.


En 2005 el príncipe de Galés Carlos y la duquesa de Cornwall Camila, visitaron Anfield.

En el comienzo de la temporada 2016-17 se inaugurará el nuevo Anfield, ya no habrá asientos de madera, no habrá columnas que te dejen sin ver la mitad de un lanzamiento de falta, ya no habrá ese encanto, pero hay que dejar paso a lo moderno pero sin perder la esencia y aumentaremos en 60.000 espectadores.


Así lucirá el nuevo Main Stand.


No hay comentarios: