martes, 14 de julio de 2015

Los momentos más duros del capitán, Steven Gerrard (Parte 3)



'El resbalón me dolerá hasta el último de mis días ya que de no haber pasado, habría cumplido todos mis sueños con el Liverpool'


La entrega más dura de la conversación entre Steven Gerrard y Rio Ferdinand para BT Sports. En esta tercera parte el capitán se abre respecto a ese resbalón con el que caímos todos los Reds. Las razones ante el choque sin frenos ante el muro que Mourinho armó en Anfield y como ha aprendido a vivir ante las burlas de todas las aficiones ante el cruel episodio que siempre vivirá en su memoria. Además Stevie se sincera acerca de la polémica noche en el Bernabeu y como tuvo que vivir su última gran noche europea arrancando desde el banco, y las repercusiones que la misma tendría sobre su carrera en el club.

Con dolor, pero frente en alto.



RIO FERDINAND: Hablando de momentos dolorosos - en la temporada 2013-14 ibas por la liga. Recuerdo haber visto a todo el equipo todos juntos tras la victoria ante el Manchester City y pensar que ya tenías un trozo entre los dientes  y que podías ganarlo. Luego ocurrió el encuentro ante el Chelsea…

STEVEN GERRARD: Pienso en ese partido ante el Chelsea con el resbalón, nuestro planteamiento táctico fue inexperto por todo el partido – salir a tratar de barrer al Chelsea. Muchos equipos ante los que jugamos antes de ese encuentro, los barrimos cómodamente. Luis Suárez y Daniel Sturridge estaban encendidos. Raheem Sterling estaba surgiendo. Yo estaba en buena forma también.

Llegamos al partido ante el Manchester City y estábamos al frente, controlándolo. Luego estuvimos bajo presión pero pudimos dar el paso más allá. Pusimos tanto en ese partido que luego ese momento todos juntos sobre el campo fue pura emoción. Estar en una posición donde sentimos que era nuestra, se sintió como el momento de acuerdo para juntarnos y recodarles a los jugadores que el equipo aún tenía un trabajo duro por hacer. La atmosfera fue increíble en ese momento.



El momento donde todos pensamos que era nuestra, y que el capitán completaría el sueño perfecto

En vísperas del partido ante el Chelsea – y esto no es culpa de Brendan para nada – pero encaramos el partido con las mismas tácticas, ¿sabes? Escuchamos que el Chelsea posiblemente haría algunos cambios y teníamos confianza de que los barreríamos, pero subestimamos el poder de Mourinho. Vino y dañó el partido. Lo arruinó. Los hizo muy difíciles de batir. Tenía todas las uidades. Incluso dijo que vino a estropear la fiesta.

El resbalón ocurrió en un mal momento, fue cruel para mí personalmente. No hay día que pase en el que no piense que sería si no hubiese pasado. ¿Habrían sido distintas las cosas? Quizás, no lo sé. Pero ocurrió luego de media hora y aún teníamos tiempo para conseguir el empate que necesitábamos. La inexperiencia se mostró por mi parte al no haber estado involucrado en muchas luchas por el título y la inexperiencia del equipo. Nuestra reacción fue salir a buscarlo con todo y tratar de compensar ese momento cruel. Perdimos el camino. Estábamos a la carga, desbocados,  en lugar de estar más controlados. Debimos haber sido más calculadores en nuestra forma de salir a buscar el empate.




Hay que tener piel gruesa y tomar las críticas en el camino [sobre el resbalón]. No tengo miedo de las críticas y la crueldad. Lo entiendo y el impacto que tuvo me mata. Por dentro me mata y lo hará por mucho tiempo. Pienso para mí mismo ‘si hubiese obtenido esa liga, tendría la guinda del pastel’.

Pero lo que me ayuda con ello es que tengo el pastel. He conseguido muchos sueños con un equipo que jamás ha sido el favorito. He conseguido recuerdos – buenos recuerdos que vivirán conmigo para siempre. Pero ese momento [del resbalón] siempre me dolerá hasta el último de mis días, porque si hubiese conseguido esa liga, habría alcanzado todos mis sueños con el Liverpool. Duele.

  Lo que faltó...



FERDINAND: ¿Cuál crees que fue el ingrediente clave que les faltó a través de los años?

GERRARD: La inexperiencia fue la clave. Teníamos un equipo fantástico. Teníamos a Suárez, uno de los mejores jugadores del mundo. Pero tuvimos un par de resbalones a través de la temporada que no crees que te dolerán al final porque estás en una buena posición. Empates en casa ante equipos que debes batir. La experiencia del cuerpo técnico para tratar cada partido como si se tratase del Manchester United, porque siempre lo hemos hecho relativamente ante los equipos grandes porque no hace falta motivación extra, todos quieren ganar. Pero sufrimos quizás con equipos como el Fulham en casa o el West Brom en casa que vienen a estacionar el autobús.

La noche que decidió su fe...



FERDINAND: Fui a ver el Liverpool vs Real Madrid [en el Bernabeu] – no podía esperar por la historia de ambos clubes. Estabas en el banco esa noche y no podía evitar pensar que sentiría si estuviese en tu lugar. Potencialmente tu último partido en Champions League de visitante ante un club enorme como el Real Madrid…

GERRARD: Bueno, me conoces. Esto fue durante el momento cuando estaba pensando mucho sobre que haría con mi futuro porque había conversado con Brendan un par de veces  y me había dicho que iba a regular mis partidos – ‘Debo cuidarte y quiero que estés fresco y no quiero que juegues 3 partidos por semana porque podrías fatigarte’ – y cosas así.

Pero esta situación fue única porque era el Real Madrid y quería jugar. Cuando me dijeron que no jugaría por el bien del equipo, debido a mi relación con Brendan, lo tomé y acepté. Pero me senté en el banco devastado porque quería jugar. Me empujó a tomar la decisión de salir y probar algo distinto.


Su última gran noche europea inciaría desde el banco y determinaría su futuro

Lee las otras 2 partes de la entrega aquí: